Las reparaciones de guerra de Alemania después de la Gran Guerra

Las reparaciones de guerra son pagos que las potencias vencedoras de una guerra imponen a los países derrotados para compensar los gastos y destrozos ocasionados en el conflicto. También son conocidas como indemnizaciones de guerra. Hay multitud de ejemplos, pero las más importantes en la historia contemporánea han sido las impuestas a Alemania al término de la Primera Guerra Mundial. Los aliados no formularon una suma definitiva en el Tratado de Paz de París, pero en abril de 1921 se estableció la cifra de 6.600 millones de libras esterlinas más intereses, unos 123.000 millones de marcos oro. Hubo un pago inmediato de 50.000 millones de libras. Pero la hiperinflación obligó a Alemania a suspender los pagos en 1922. En represalia, tropas francesas y belgas ocuparon el Ruhr, generando no poca tensión internacional.

El banquero norteamericano Charles G. Dawes presentó el Plan que lleva su nombre a la Comisión Aliada de Reparaciones en abril de 1924. En dicho Plan se establecía el pago anual por Alemania de las reparaciones de guerra conforme a una escala fija. Simultáneamente, se debía reorganizar el Banco de Alemania y debían hacerse préstamos exteriores al país para que pudiera estabilizar su moneda. Este Plan permitió a Alemania cumplir con sus obligaciones y que su economía se recuperase hasta la crisis de 1929. El Plan Young de 1929 daba a Alemania hasta 1988 como plazo para terminar de pagar; además, se reducían los pagos.

En 1931, la fortísima crisis económica mundial imposibilitó que Alemania pudiera seguir pagando. En una conferencia, celebrada en Lausana en el año 1932, se decidió cancelar las reparaciones restantes. Tenemos que tener en cuenta que hasta entonces Alemania había pagado poco más de una octava parte de la suma exigida al principio, pero había recibido una cantidad superior de préstamos del extranjero.

La extracción de enormes cantidades de dinero de las naciones derrotadas fue muy criticada en su momento por importantes economistas. En esta crítica destacó la figura de Keynes. Los economistas señalaron que las dificultades causadas a Alemania podían perturbar todo el comercio internacional.

Los nazis utilizaron y manipularon la cuestión de las reparaciones en su propaganda política con notable éxito en su escalada al poder.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Las reparaciones de guerra de Alemania después de la Gran Guerra"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies