- Publicidad -
Cultura

Abre en Diputación ‘Mujer, todos somos una’ la exposición que pone rostro a la discriminación de mujeres de todo el mundo

Este proyecto de ACNUR comprende 37 retratos de Francisco Magallón que tienen en común su ejemplo de resistencia en condiciones hostiles

La vicepresidenta de la Fundación Provincial de Cultura de la Diputación, Vanesa Beltrán, ha participado en la apertura de la exposición ‘Mujer, todos somos una’, que se exhibirá en las galerías del Palacio Provincial de la Diputación hasta el 15 de diciembre y que recopila retratos de 37 mujeres realizados por Francisco Magallón. Además de por el autor, ha estado acompañada en el acto inaugural por la diputada provincial de Igualdad y Diversidad, Susana Sánchez; la delegada territorial de Justicia de la Junta de Andalucía, Ana María Bertón; la asistente senior de Protección de ACNUR, María José Martínez Bustamante; el director del Museo Nacional de Antropología, Fernando Sáez; y por el coronel jefe interino de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, Luis Martín Velasco.

‘Mujer, todos somos una’ nació hace diez años gracias, gracias al respaldo de ACNUR, y se expuso por primera vez en el Museo Nacional de Antropología. En esta década de reivindicación ha recorrido diferentes salas españolas y ahora, con su estancia en Diputación, se estrena en la provincia de Cádiz.

Vanesa Beltrán ha valorado que para la institución provincial “es un lujo disponer de esta magnífica exposición, que transmite y emociona. Esta colección persigue dar visibilidad a las mujeres y a su sufrimiento en diferentes contextos. Hay historias de violencia, desigualdad y exclusión”. Vivencias que se personifican en retratos y sobre todo en miradas al espectador en busca de una conexión.

Francisco Magallón reconoce que la colección “no es un alarde gráfico; es sobre todo una reivindicación de historias que pueden parecer lejanas, pero que realmente son cercanas ya que no podemos olvidar que España es un lugar de tránsito y destino de mujeres víctimas de trata, o que desde España proceden mujeres que regresan a sus países de origen para someterse a una ablación”.

María José Martínez expuso las tribulaciones de millones de mujeres que se ven obligadas a huir de sus lugares de origen: sin recursos económicos, desconociendo la lengua de su nuevo destino, condicionadas por su vulnerabilidad y en muchos casos en situación irregular. Y apeló al público presente para que respete “la mochila que llevan estas mujeres y su resiliencia”, para que se tenga en cuenta “su talento y todo lo que pueden aportar a nuestra sociedad”.

La representante de ACNUR también mencionó las colaboraciones establecidas con la Diputación de Cádiz en diferentes proyectos de cooperación: para asistir a población sudanesa refugiada en Chad, así como los refugiados sirios en Libia y Jordania, o también las ayudas de emergencia en Afganistán, Ucrania, Siria o Turquía.

Fernando Sáez recordaba que exposiciones como la de Magallón dieron una nueva dimensión al Museo Nacional de Antropología: “Como espacio de comunicación”, para contar la atrocidad del día a día de las personas más vulnerables.

El reportero Francisco Magallón –que acaba de afincarse en Cádiz- se llevó centenares de historias “con el objetivo de ser su altavoz”. Con ‘Mujer, todos somos una’ se cumplen diez años amplificando estas historias de desigualdad y abuso, concretadas en los 37 retratos seleccionados para la exposición y en un libro. En el Salón Entre Patios, que comunica las galerías de Diputación también se ha dispuesto un monitor en el que se proyecta un audiovisual con más de 300 fotografías de miradas de mujer.

El título de la exposición, ‘Mujer, todos somos una’, apela a la responsabilidad que tenemos todos -hombres y mujeres- de cambiar la realidad asimétrica, que conlleva la invisibilidad de las mujeres. De los más de 45 millones de personas refugiadas y desplazadas en el mundo, el 80% son mujeres y menores. Miles de ellas sufren a diario persecución por motivos de género como: el matrimonio forzoso, los crímenes de honor, la mutilación genital, la trata con fines de explotación, la violencia y esclavitud sexual como arma de guerra, la violencia doméstica, la violencia por orientación o identidad sexual, entre otras.

El autor explica que este proyecto, que lleva años recorriendo la geografía española, “presenta los rostros de 37 mujeres que diariamente se enfrentan a diferentes condiciones de vida en el arduo camino por sobrevivir. Una contribución para reducir la invisibilidad de las supervivientes, sensibilizar y concienciar a la población para lograr los cambios necesarios en el camino de la igualdad efectiva”.

En el pasaje expositivo hay relatos terribles como el de la guatemalteca Mindi; su retrato refleja terribles mutilaciones en su rostro causadas por su marido, quien dejó su cuerpo inerte pensando que había acabado con su vida. Mindi sobrevivió a esa agresión y contó a reporteros de televisión su padecimiento y constante maltrato. A los pocos días de emitirse el programa fue, finalmente, asesinada.

La muestra puede visitarse de lunes a viernes de 11:00 a 13:30 y de 18:00 a 20:30 horas.

Para más información en el portal de Diputación se aloja un dossier sobre ‘Mujer, todos somos una’: https://www.dipucadiz.es/prensa/.galeria_de_ficheros/documentos/Exposicion-Todos-Somos-Una.pdf

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba