Cádiz firma el manifiesto ‘¡Verdad, justicia y reparación, ya!’

16-10-27_firma-manifiesto-franquismo_cadizEl Ayuntamiento de Cádiz ha firmado junto representantes de los consistorios de Pamplona, Barcelona, Vitoria-Gazteiz, Rivas, Zaragoza, A Coruña y Cádiz firman el manifiesto ‘¡Verdad, justicia y reparación, ya!’ que busca impulsar querellas contra los crímenes del franquismo. El primer teniente de alcalde y concejal de Memoria Democrática, Martín Vila, destaca que con esta firma “situamos a Cadiz junto a otros ayuntamientos para compartir recursos y estrategias en la recuperación de la memoria, sea para la presentación de la querella como otras iniciativas de reparación, búsqueda de la verdad y hacer justicia, lo cual es un paso primordial para avanzar en la construcción de una sociedad democrática y de respeto a los Derechos Humanos”.

Alcaldes y representantes municipales de Pamplona, Zaragoza, Vitoria-Gazteiz, A Coruña, Barcelona, Cádiz y Rivas han firmado este mediodía el manifiesto ‘¡Verdad, justicia y reparación, ya!’. La firma se inscribe en los ‘Encuentros de Pamplona: verdad, justicia y reparación. Ayuntamientos por las querellas contra los crímenes del franquismo’ que se celebran hoy jueves y que se han convertido en la primera cita estatal sobre esta materia en clave municipal.

En el acto, celebrado en la Sala de Armas de la Ciudadela, han participado los alcaldes de Pamplona, Joseba Asiron; Zaragoza, Pedro Santisteve; Vitoria-Gazteiz, Gorka Urtaran; y A Coruña, Xulio Xosé Ferreiro; además del teniente de alcaldía de Barcelona de Derechos de Ciudadanía, Participación y Transparencia, Jaume Asens, del primer teniente de alcalde de Cádiz, Martín Vila, y del asesor de Alcaldía de Rivas, Manuel Castro. También ha estado presente el jefe de gabinete del teniente de alcalde de Madrid, Enrique López, sin capacidad de firma.

Tras la firma del manifiesto, los representantes de los ocho ayuntamientos han recorrido la Ciudadela visitando la placa en memoria de las personas fusiladas en Pamplona tras el golpe militar de 1936. La jornada ha concluido con una reunión en la que han tomado parte los máximos representantes de cada una de las delegaciones, cita en la que se realizará una evaluación del encuentro y se llevarán a cabo trabajos de coordinación para futuras sesiones conjuntas.

Manifiesto abierto a la adhesión de otros pueblos y ciudades

El manifiesto. abierto a la adhesión de otros pueblos y ciudades, señala que la promoción de estas querellas no se basa “en afán de revancha alguna, sino en la exigencia humana de Verdad, Justicia y Reparación, algo reclamado durante mucho tiempo por la ciudadanía a la que nos debemos”. También muestra la determinación de los municipios firmantes a la hora de “expresar nuestra firme voluntad de continuar hasta el final la vía emprendida con nuestras querellas, tejer entre nuestros Ayuntamientos lazos de colaboración y solidaridad municipalista e invitar al resto de municipios de nuestras Comunidades y todo el Estado a sumarse a esta iniciativa que busca acabar con todas estas décadas de impunidad y reclamar Verdad, Justicia y Reparación por los crímenes franquistas”.

El documento comienza con un texto sobre el golpe militar del 18 de julio de 1936 y continúa hasta el final del franquismo, incidiendo en la necesidad de verdad, justicia y reparación para “más de cien mil personas fusiladas y desaparecidas” a las que durante la dictadura “se sumaron varios cientos de miles forzadas al exilio, sometidas a trabajos forzados en condiciones de esclavitud, detenidas, torturadas o mujeres a las que robaron sus hijos en cárceles, clínicas y maternidades”. Ante esto se apuesta por crear lazos de colaboración y solidaridad entre los entes locales para “acabar con todas estas décadas de impunidad”.

El objetivo de los encuentros es coordinar las acciones de los entes locales que se han adherido a esta iniciativa y organizar las iniciativas futuras, por lo que se han llevado a cabo sesiones técnicas y jurídicas con expertos en la materia. La jornada ha comenzado a las 9.15 horas en la Casa Consistorial con la bienvenida por parte del alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, a las delegaciones municipales participantes.

Posteriormente, a las 10 horas, ha tenido lugar en el Palacio del Condestable la apertura de los encuentros y la primera sesión, centrada en la Oficina de la Memoria Histórica de Pamplona que esta semana ha presentado el informe sobre la vulneración de derechos humanos durante el franquismo en Pamplona que arroja, entre otros datos, la cifra de 306 vecinos asesinados y al menos 1.014 encarcelados. A continuación, Carlos Slepoy, abogado de la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina, ha realizado una exposición sobre la iniciativa de las querellas municipales contra los crímenes del franquismo.

La segunda parte de la jornada, dirigida al personal técnico y jurídico de los ayuntamientos participantes, se ha celebrado de forma paralela a la firma del manifiesto. Los temas tratados han sido el Código Penal aplicable y los tipos de delitos; la Ley 46/1977, de 15 de octubre, de amnistía con su tratamiento por un juez ordinario, el análisis de si es una normativa preconstitucional y su inconstitucionalidad; o la primacía del Derecho Internacional sobre el derecho interno y los ejemplos del Estatuto y principios de Núremberg, el Convenio de la Haya o la Resolución 95 (I) de la Asamblea General de Naciones Unidas de 11 de diciembre de 1946. Las ponencias han estado presentadas por José Babiano Mora, de la Fundación 1º de Mayo; el abogado Manuel Ollé Sesé, profesor de Derecho Penal Internacional de la Universidad Complutense de Madrid; Hernán Hormazábal Malarée, catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Gerona; y el abogado Carlos Castresana Fernández, fiscal en excedencia del Tribunal Supremo y exfiscal anticorrupción.

MANIFIESTO MUNICIPALISTA. ¡VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN, YA!

El 18 de julio de 1936 un golpe militar apoyado por la Alemania nazi y la Italia fascista depuso a las legítimas autoridades electas de la II República (locales, autonómicas, estatales) e impuso un régimen de feroz represión en el que todos los derechos y libertades democráticas fueron erradicadas.

Durante los años de guerra las fuerzas golpistas implantaron un régimen de terror, sin que hubiera más ley que su sacrosanta voluntad y otra justicia que la ajustada a sus particulares intereses. Y hoy, tras ochenta años de todo aquello, cunetas, simas y ribazos siguen siendo testigos de aquel genocidio.

Tras la guerra, la represión no cesó. La dictadura franquista prosiguió negando todo tipo de derechos y libertades y, junto a ello, se impusieron credos religiosos e ideológicos y se persiguió con saña las lenguas y culturas distintas a las oficiales del Régimen. A la herencia recibida de más de cien mil personas fusiladas y desaparecidas se sumaron varios cientos de miles más forzadas al exilio, sometidas a trabajos forzados en condiciones de esclavitud, detenidas, torturadas, mujeres a las que robaron sus hijos en cárceles, clínicas y maternidades.

En nuestros pueblos y ciudades hemos vivido lo anterior desde lo cercano. El crimen y la represión no han sido para nosotros meras palabras o cifras, sino vivencias que el tiempo no ha logrado borrar. Conocíamos los nombres y apellidos de las personas fusiladas; las exiliadas eran familiares o amigas nuestras; las detenidas, encarceladas, y las mujeres a las que robaron sus hijos eran vecinas del barrio o calle.

Desde Nuremberg hasta hoy, distintos Acuerdos internacionales (Convención sobre Imprescriptibilidad de Crímenes de Guerra y de Lesa Humanidad -26/11/1968-, Convención de Viena sobre el derecho de los Tratados – 2/5//1972-, Resolución de la Asamblea General de la ONU sobre Principios de Cooperación Internacional en la identificación, detención, extradición y castigo de los crímenes de guerra y de lesa humanidad – 3/12/1973-, Estatuto de la Corte Penal Internacional – 17/6/1998-,….) han venido calificando éstos hechos como crímenes contra la humanidad, cuya principal característica es la de ser imprescriptibles.

Por todas estas razones hemos adoptado en nuestras respectivas ciudades amplios y compartidos acuerdos a fin de interponer querellas criminales por los crímenes contra la humanidad cometidos por la Dictadura franquista. No nos ha movido para ello afán de revancha alguna, sino una exigencia humana de Verdad, Justicia y Reparación, algo reclamado durante mucho tiempo por la ciudadanía a la que nos debemos.

Con esta misma intención, los municipios que hoy suscribimos este Manifiesto queremos expresar nuestra firme voluntad de continuar hasta el final la vía emprendida con nuestras querellas, tejer entre nuestros Ayuntamientos lazos de colaboración y solidaridad municipalista e invitar al resto de municipios de nuestras Comunidades y todo el Estado a sumarse a esta iniciativa que busca acabar con todas estas décadas de impunidad y reclamar Verdad, Justicia y Reparación por los crímenes franquistas.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Cádiz firma el manifiesto ‘¡Verdad, justicia y reparación, ya!’"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: