Campo reclama sacudir las estructuras judiciales

Debate SISEJEl magistrado y diputado por la provincia de Cádiz, Juan Carlos Campo, ha reclamado esta mañana en un debate organizado por el Sindicato de Secretarios Judiciales (SISEJ) en Valencia la necesidad del Estado español de “no solo revisar, sino sacudir las estructuras del sistema judicial para llevar a cabo una verdadera revolución que implique reformas normativas, organizativas y tecnológicas y construir, desde la vuelta al consenso, una justicia ágil y moderna”.

El nuevo modelo que propone el PSOE, según Campo, “no puede olvidar que los ciudadanos son el referente”, y por ello, la Justicia precisa de “una estructura más racional, adaptada a las necesidades actuales y donde se dé respuesta a los conflictos y problemas de las personas en tiempo razonable y con procedimientos procesales más ágiles”.

En el debate de SISEJ sobre propuestas para la próxima legislatura en el que no han participado ningún representante de PP, ni de Ciudadanos, el diputado socialista ha reivindicado precisamente la conjunción de todas las fuerzas en un Pacto de Estado ya que la revisión del sistema implicaría reformas de calado que afectan a la propia Constitución.

Así, ha planteado como eje fundamental “retomar el consenso en materia de Justicia”, como ya se hiciera con el Plan Estratégico de Modernización de la Justicia 2009-2011, que “tenía como elemento fundamental el gran acuerdo social”.

El que fuera secretario de Estado en el gobierno de Zapatero ha insistido en la necesidad de implementar “nuevas y más eficaces unidades procesales que aprovechen mejor los recursos, con más profesionales y mejor formados y que utilice las mejores tecnologías disponibles”.

Junto a otros problemas de índole político que arrastra la judicatura, Juan Carlos Campo ha afeado “la falta de consenso en la modificación del Código Penal que introduce la prisión permanente revisable, la ley de seguridad ciudadana y la Ley Orgánica del Poder Judicial que ha transformado el Consejo General del Poder Judicial en un órgano totalmente presidencialista”.

A su juicio, “el actual modelo no funciona porque está agotado y caduco y ya no admite más parches”. “La justicia española va mal, es lenta, cara y los ciudadanos acuden a ella porque no tienen otra alternativa, y esto es muy peligroso”, ha alertado incidiendo en que, todo lo contrario, “hay que convertir a la Justicia en un aliado en esta crisis, porque la resolución de problemas judiciales hace que circule el capital y se genere empleo”. “Pero para ello, tenemos que engrasar la maquinaria y que funcione a pleno rendimiento”, ha apostillado.

Ha puesto en valor propuestas que se han debatido y aprobado en la pasada legislatura en la que ha sido portavoz de Justicia como mejorar la asistencia gratuita, la claridad en el lenguaje jurídico, la creación de una comisión de regeneración democrática, la derogación del 315.3 del código penal y la del 324 en la Lecrim, así como ha defendido iniciativas que deberían de acordarse de cara al próximo mandato como la denegación de los indultos en casos de corrupción y de violencia de género.

En último término, Campo ha lanzado un dardo al representante de Podemos para que aclarase si la formación morada mantiene sus propuestas en torno a que puestos como el Fiscal General del Estado, los magistrados del Tribunal Constitucional o los vocales del Consejo General del Poder Judicial sean designados por su compromiso con el programa del Gobierno, lo que pondría en jaque la independencia del Poder Judicial.

“El gobierno del cambio seguro, solvente, centrado, con propuestas realistas y con una indudable capacidad de gestión y experiencia demostrada lo representa a día de hoy, solamente el PSOE”, ha esgrimido.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Campo reclama sacudir las estructuras judiciales"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*