CSIF espera que el incremento de presencia militar en la Base de Rota conlleve mejoras para el personal civil español   

CSIF, como miembro del comité de empresa, denunció hace unos meses que los 1.000 trabajadores civiles llevan diez años con el sueldo prácticamente congelado, sin que el Ministerio de Defensa haga nada por remediarlo

La sección sindical de CSIF en la Base Naval de Rota, como miembro del comité de empresa en estas instalaciones, considera que el incremento de presencia militar estadounidense que se ha anunciado en estos días es una buena noticia para la seguridad y, de manera indirecta, para la economía de la comarca. Por ello, CSIF espera que esta ampliación del convenio bilateral entre Estados Unidos y España conlleve una mejora sustancial para el colectivo de más de un millar de trabajadores que componen el personal civil español de la Base. “No sería justo que, mientras se amplía y se mejoran las instalaciones militares, el personal civil siga sintiéndose abandonado por parte de las dos administraciones”, apuntan desde esta sección sindical.

Hay que recordar que, como denunció CSIF hace unos meses, el personal laboral local del Ministerio de Defensa cedido a las fuerzas de Estados Unidos lleva diez años con el sueldo prácticamente congelado, provocando una grave pérdida de poder adquisitivo año tras año desde entonces. A algunos se les ha incrementado el salario, pero de manera testimonial y siempre por debajo del IPC, mientras que otros, directamente, no han visto incremento alguno en la última década. Es decir, “con el beneplácito de la administración española, los trabajadores de la Base, entre fijos y discontinuos han sufrido una rebaja salarial encubierta, dado el aumento progresivo del coste de la vida que se ha producido en los últimos tiempos”, añaden desde la sección sindical. La particularidad de este colectivo, al estar cedido a Estados Unidos y sin derecho a la negociación colectiva, provoca un agravio comparativo frente al resto de personal del Ministerio de Defensa en otros centros de trabajo, que sí han ido recuperando su poder adquisitivo en los últimos años.

El personal civil de la Base engloba a todo tipo de profesionales, encargados de mantener los servicios de todo el enclave militar, desde reponedores y cajeros de supermercados, hasta personal sanitario, pasando por personal de mantenimiento, hostelería, bomberos, administrativos, informáticos, personal docente, etcétera. Por ello, CSIF considera que “no pueden seguir siendo castigados por la Administración, la cual debe negociar y convencer a las autoridades estadounidenses de que revisen sus salarios lo antes posible”.

Si toda la comarca se va a ver favorecida por la ampliación de la presencia norteamericana pactada por ambos países, “el personal civil de la Base debe encontrarse entre los beneficiados de igual manera, y merece recibir la atención del Gobierno español, que, desde hace décadas, no se ha preocupado por negociar el marco laboral por el cual se rigen estos trabajadores.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "CSIF espera que el incremento de presencia militar en la Base de Rota conlleve mejoras para el personal civil español   "

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: