Desarrollo Sostenible organiza un anillamiento de aves amenazadas en el Parque Bahía de Cádiz

El secretario general de Medio Ambiente destaca la protección de especies como el chorlitejo en una visita a la Salina La Esperanza, donde esta ave tiene una destacada presencia

El secretario general de Medio Ambiente, Agua y Cambio Climático de la Junta de Andalucía, Francisco Gutiérrez, ha participado en un anillamiento de aves amenazadas organizado en la Salina La Esperanza, en el Parque Natural Bahía de Cádiz, con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra hoy. En su visita a este paraje en Puerto Real ha resaltado la labor que se realiza en la provincia gaditana respecto a la protección de especies como el chorlitejo patinegro, que cuenta con una destacada presencia en este espacio natural. En concreto, ha señalado que “esta ave afortunadamente se sigue viendo en nuestras playas y la tenemos que seguir protegiendo con esa intención en Andalucía”.

Esta es una de las actividades que se desarrollan en la comunidad autónoma para conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente. En el transcurso de esta actuación han estado presentes además los delegados territoriales de Desarrollo Sostenible, Daniel Sánchez, y de Agricultura, Ganadería y Pesca, Ana Bertón, así como el director conservador del Parque Natural Bahía de Cádiz, Rafael Martín; la vicerrectora de Política Científica y Tecnológica de la Universidad de Cádiz (UCA), María Jesús Mosquera; el director general de Recursos Científicos de esta Universidad, Félix Ruiz; el director de los Servicios Centrales Salina La Esperanza, Alejandro Pérez, y representantes del equipo técnico del parque y de la universidad. También han asistido representantes de varias empresas, entidades y asociaciones como Bodegas Barbadillo y Ecologistas en Acción, así como voluntarios.

El secretario general de Medio Ambiente, Agua y Cambio Climático, Francisco Gutiérrez, ha agradecido “el trabajo tan interesante que se realiza a este respecto y el respaldo que observo” en cuanto a la protección de aves amenazadas, subrayando la implicación de los parques naturales, de entidades, empresas, asociaciones y voluntarios en esta tarea. Desde este espacio, donde se encuentran los Servicios Centrales Salina La Esperanza, también ha resaltado la importancia de “unir investigación y gestión” y la colaboración entre la Universidad de Cádiz y el Parque Natural Bahía de Cádiz, “que pone de manifiesto el compromiso en cuanto a sostenimiento del territorio y el compromiso ambiental”. Desde esta Consejería “estamos intentando dar siempre la mayor accesibilidad posible a terrenos fantásticos para la investigación como pueden ser los parques naturales”, ha añadido, precisando que “me consta el trabajo que se está haciendo desde este Parque”.

Además, el secretario general ha mencionado que “hay muchas tareas de protección que hacer en los parques y para ello necesitamos la investigación, el compromiso de la universidad y la ayuda de voluntarios y de las entidades ecologistas que hacen una labor extraordinaria, en este caso, como es la protección del chorlitejo, que fue Ave del año en 2019”.

Por último, Francisco Gutiérrez ha indicado que “el anillamiento de estas especies se realiza para poder continuar con la investigación y hacer un seguimiento”, añadiendo que “tenemos que hacer una transformación digital en la protección ambiental y para eso hacen falta investigadores”. Por otra parte, también se ha referido al apoyo de empresas como Bodegas Barbadillo, que ha creado un vino denominado Patinegro.

En el marco de este tipo de acciones, la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, coordina una campaña de protección de aves amenazadas que crían en las playas, como el chorlitejo y el charrancito, en distintos puntos del litoral gaditano. Esta iniciativa, que incluye desde este anillamiento a tareas desarrolladas de preservación de áreas de nidificación y vigilancia, es fruto de la colaboración pública y privada. Con estas acciones para la protección de aves en las playas se pretende conseguir que estas zonas sean un ejemplo de la compatibilidad del uso público con la protección del medio ambiente.

Por su parte, el delegado territorial de Desarrollo Sostenible, Daniel Sánchez, ha insistido en “la relevancia del Día Mundial del Medio Ambiente”, subrayando que “la protección de aves como el chorlitejo patinegro es fundamental en esta provincia, la sensibilización con una especie amenazada que entre todos tenemos que cuidar”. También ha incidido en la labor que se desarrolla en esta provincia para la preservación de esta especie, en el marco de la Revolución Verde y “con el apoyo de voluntarios, de la Universidad, de la ciudadanía, de empresas y entidades como Ecologistas en Acción que están colaborando con la Delegación Territorial y con parques naturales como éste, que son una maravilla”.

Por otro lado, la vicerrectora de la UCA, María Jesús Mosquera, ha mostrado en esta visita el trabajo de los Servicios Centrales Salina La Esperanza en torno a la investigación aplicada a la conservación, restauración ambiental y manejo del agua, además de prestar atención a la conservación del chorlitejo patinegro y la labor de investigadores y voluntarios relacionada con ésta y otras especies. Asimismo, ha señalado que “la Salina La Esperanza es la zona más importante del Parque Natural Bahía de Cádiz para poblaciones reproductoras de chorlitejo patinegro, ya que alberga en sus 39 hectáreas al 70% de la población del parque. De hecho, en estas salinas se alcanza una de las densidades más altas de Europa”.

Chorlitejo patinegro

El chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus) es una pequeña ave limícola que se localiza en humedales salobres y salinos, sobre todo costeros. En Andalucía se encuentra principalmente en humedales litorales y zonas costeras de Cádiz, Huelva y Almería. Para reproducirse ocupa playas, orillas desprovistas de vegetación, caminos y muros de salinas y piscifactorías.

En 2020 se contabilizaron un total de 374 parejas reproductoras, principalmente en la Bahía de Cádiz (44%), Marismas del Odiel (12%), Marismas de Isla Cristina y Ayamonte (7%) y Salinas de Cabo de Gata (6%).

El chorlitejo chico (Charadrius dubius) también cría en Andalucía, aunque su población reproductora es mucho más reducida, unas 70 parejas. En invierno se llegan a ver grandes efectivos de otras especies, el chorlitejo grande (Charadrius hiaticula), con una media anual de unas 10.000 aves invernantes censadas.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Desarrollo Sostenible organiza un anillamiento de aves amenazadas en el Parque Bahía de Cádiz"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: