El Ayuntamiento coloca un vinilo en uno de los laterales acristalados de la Piscina de Astilleros para evitar la colisión de aves

La concejala de Medio Ambiente ha presentado esta iniciativa en compañía de ecologistas y ornitólogos que se han implicado en la misma, y al término ha protagonizado una suelta de cuatro ejemplares de verderón común como acto simbólico

La concejala del Área de Medio Ambiente, Rocío Sáez, ha presentado hoy una iniciativa para la preservación de la avifauna local. Se trata de una medida que permite a las aves detectar el equipamiento acristalado de la Piscina de Astilleros gracias a un vinilo que se ha colocado en uno de sus laterales, el más próximo al parque Celestino Mutis, y cuya finalidad es que no impacten contra el mismo.

Esta actuación viene determinada por la manera en la que la mayoría de las aves perciben visualmente su entorno, supeditada por la disposición de los ojos a ambos lados de la cabeza, quedando limitada su visión estereoscópica y espacial. Ello condiciona la capacidad de detectar en numerosas ocasiones las barreras físicas que suponen los edificios acristalados, conllevando una elevada mortandad consecuencia del impacto producido. Sáez ha señalado que “un 10% de la población de aves en España residen en el medio urbano y que en los últimos 20 años se ha reducido la población un 18%, y aproximadamente 100 millones de pájaros mueren en el mundo por impactos contra cristales”.

“El cristal se les presenta como una trampa mortal como resultado de tres factores: la capacidad de transparencia, la cualidad de reflejar aquello que le rodea y el efecto de atracción que produce la luminosidad del interior”. El factor de reflexión, según ha explicado, es el que mayor incidencia tiene en el edificio de la Piscina de Astilleros, pues se enmarca en un contexto con abundante presencia de arboleda del anexo Parque Celestino Mutis y con disposición de fácil reflejo del cielo.

Así, identificado este lateral del equipamiento de la Piscina de Astilleros como punto negro de colisión, desde el Área de Medio Ambiente se han estudiado medidas correctoras para implantarlas y evitar futuros impactos de la avifauna local y migrante. Y tras analizar posibles soluciones, se ha optado por distribuir a lo largo del acristalamiento láminas de vinilo impresas en tiras verticales de color gris de 2 centímetros de anchura y 8 centímetros de separación entre filas, y entre ellas bandas de distinto grosor. Las características del vinilo seleccionado, su diseño y distribución permitirán a las aves detectar el cristal.

La concejala ha comprobado in situ el resultado de la implantación de este vinilo en compañía de ecologistas y ornitólogos a los que ha agradecido su implicación en este asunto. En concreto, Sáez ha destacado las propuestas de trabajo presentadas por AGADEN / Ecologistas en Acción y fundamentalmente las aportaciones de los ornitólogos gaditanos Manuel Jiménez Cintado, técnico ambiental en parques eólicos, Alberto Álvarez Pérez, anillador experto del Centro de Migración de Aves, José María Lubián Romero de Agredano, ornitólogo cofundador de AGADEN, así como las colaboraciones de las asociaciones El Verderón Mutado y GEA-Cádiz.

Posteriormente, la edil ha protagonizado en el cercano Parque Celestino Mutis un acto simbólico consistente en la suelta de cuatro ejemplares de verderón común (Chloris chloris), especie que aportará beneficios ecosistémicos a la ciudad.

La concejala de Medio Ambiente ha explicado que ambas medidas, esto es, la identificación del lateral del cerramiento perimetral de la Piscina de Astilleros así como la suelta de aves paseriformes, “se enmarcan dentro del Plan de Gestión de la Avifauna en Cádiz Ciudad, que vamos a presentar próximamente en la Mesa de Patrimonio Natural del Consejo Local de Medio Ambiente y Movilidad y en el que recogemos diversos programas de gestión de avifauna e iniciativas que llevaremos a cabo desde Medio Ambiente con la finalidad de preservar la avifauna local y migrante”.

El Plan, que dispondrá de una vigencia de cinco años, recoge muchas de las inquietudes y sensibilidades del tejido social de la ciudad sensible con las aves, e integra estudios para el conocimiento de la avifauna local, adaptación de zonas verdes a la avifauna, evaluación y medidas correctoras por mortalidad anómala, recuperación de aves silvestres capturadas, favorecer el tránsito y la expansión durante los períodos migratorios, reducir las posibles molestias humanas en los puntos de cría y establecer nidales artificiales como complemento y/o alternativa, campañas de información y sensibilización a la ciudadanía, concienciar a capturadores de aves silvestres sobre liberación, favorecer el asentamiento de halcones peregrinos, adquisición de recursos materiales, gestión de aves heridas y promoción de un turismo ornitológico.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "El Ayuntamiento coloca un vinilo en uno de los laterales acristalados de la Piscina de Astilleros para evitar la colisión de aves"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: