Últimas noticias
Jue. Abr 18th, 2024

El Ayuntamiento de San Fernando pone en marcha ayudas de hasta 3.000 € para el alquiler o la hipoteca de mayores de 65 años

Patricia Cavada anuncia una novedosa medida en lo social para ayudar con los gastos de hipoteca o alquiler a las personas pensionistas y con ingresos bajos. Esta medida, que no existe en otros ayuntamientos, pretende llegar a colectivos que no suelen ser usuarios de los servicios sociales, pero que la subida de precios les hace llegar con dificultad a fin de mes 

Cada vez son más las personas mayores que consecuencia de la subida de las hipotecas, del alquiler y de la inflación desmesurada que hemos vivido estos meses, tienen muchas dificultades para llegar a final de mes. En esta situación se encuentran muchos de nuestros mayores, personas que han trabajado toda su vida y que ahora su pensión no es suficiente para llegar a final de mes. Es más frecuente entre mujeres que se han quedado viudas, las que se han separado, aquellas que no cotizaron, muchas porque trabajaron sin ser dadas de alta, o simplemente terminaron su vida laboral con una pensión normal que ahora con esta situación los deja muy desprotegidos, como lo determinan los últimos estudios de nuevos sectores vulnerables de la sociedad. Todos conocemos a muchos mayores en esta situación, que no han terminado de pagar aun su vivienda o que viven de alquiler y que ahora están pasándolo mal.

La alcaldesa Patricia Cavada ha presentado hoy un nuevo programa de ayudas que permite a estas personas tener una ayuda directa que dará un enorme impulso para el pago de su vivienda. Este nuevo Programa de Ayudas facilita el pago de la hipoteca o el alquiler de su vivienda a las personas mayores, pensionistas, sin vivienda en propiedad y con ingresos que resultan insuficientes para hacer frente al coste alcanzado en la actualidad. 

Así se ha presentado en rueda de prensa esta serie de ayudas económicas por parte de la alcaldesa, Patricia Cavada, y la concejala de Desarrollo Social, Isabel Blanco, donde se ha aludido al problema de la vivienda que afecta de manera directa al colectivo de las personas mayores, especialmente vulnerable a la situación. Con estas medidas, que ya están en vigor se da un enorme respiro a personas mayores que merecen toda nuestra atención.

La importante subida de las pensiones por el gobierno de España de hasta un 10% en los dos últimos años, ayuda a compensar esta situación de inflación, pero desde el ayuntamiento se considera imprescindible ayudar a nuestros mayores en esta coyuntura a los que además, hay que informar y convencer para que se acerquen a los servicios sociales municipales porque la gran mayoría no se sienten vulnerables ni usuarios de estos servicios por muchas dificultades que estén pasando.

Por tanto, este programa pretende incorporar nuevas ayudas a la actual cartera municipal de manera que, desde la política local, se llegue a colectivos a los que hasta ahora no se ha llegado. “Las personas que son vulnerables en nuestra sociedad varían en función de muchas circunstancias y, desde los servicios sociales municipales tenemos que ser capaces de adaptarnos a las necesidades que se nos requieren en cada momento”

En concreto, se podrán beneficiar hasta de 3.000 euros al año en un pago único, para pagar la hipoteca o el alquiler.  De esta manera se trata de posibilitar la cobertura de necesidades básicas a personas, familias o quienes comparten una vivienda, ante situaciones extraordinarias de dificultad o desventajas socioeconómicas.

Las ayudas van en función de cada situación personal, “para que se beneficien de ellas las personas que realmente lo necesitan”. Además, estas ayudas son compatibles con otras ayudas, por lo que se han calculado para que se adapten a cada situación personal de manera que lleguen al máximo posible sin que les perjudique fiscalmente.

Así, en términos generales, como ejemplo, una persona que pague una hipoteca o alquiler de 300 euros o más, si gana 600 euros o menos al mes, percibiría 3.000 euros de ayuda. Siguiendo con el ejemplo, la alcaldesa se refirió a una persona que, con una pensión de 800 euros, y el mismo alquiler de 300 euros, recibiría 2.800 euros. “Este ajuste con el que hemos calculado el programa permite que se les otorgue a estas personas el máximo de ayuda económica posible sin que indirectamente se le cause un perjuicio fiscal”, según ha especificado Cavada. De esta manera, se compatibiliza la ayuda al alquiler municipal con la pensión no contributiva, la de viudedad, compensatoria por separación matrimonial y también con otras ayudas como el Ingreso Mínimo Vital o las de alquiler del Gobierno de España.

Llegar al máximo de personas

Se trata de una medida innovadora para la que la alcaldesa ha pedido colaboración en su difusión esperando que llegue al máximo de personas mayores que lo necesiten. “Muchas son las personas no se sienten usuarios de los servicios sociales, pero debemos transmitirle entre todos, que estas ayudas son un derecho que se han ganado con el esfuerzo de su trabajo y que, mientras estemos en una situación como la actual, encontrarán en el ayuntamiento un apoyo para sus necesidades más básicas”, en palabras de la alcaldesa.

Los requisitos para acceder a esta ayuda son mínimos. La puede pedir cualquier persona empadronada en San Fernando, como un mínimo con seis meses de antelación a la fecha de presentación de la solicitud, ser pensionista, tener más de 65 años y pagar una hipoteca o un alquiler. A partir de estas mínimas condiciones los servicios municipales atenderán las demandas y harán simulaciones en función de los ingresos y los pagos de alquiler e hipoteca, para calcular la cuantía de la ayuda a percibir.

Related Post