El PIB andaluz se contrae un 0,6% en el primer trimestre por las restricciones de la tercera ola

El ajuste interanual es del -4,2%, una décima menos que el retroceso sufrido por la economía nacional debido a la mejor evolución de la construcción y servicios

La economía andaluza ha decrecido un 0,6% en el primer trimestre del año con respecto a los tres meses precedentes, afectada por las restricciones establecidas para contener la tercera ola de Covid-19 y por los retrasos en las vacunaciones en los primeros meses del año, que han golpeado con dureza al sistema sanitario y a la actividad económica, especialmente a sectores como la hostelería y el turismo. Estas son las primeras estimaciones realizadas por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), dependiente de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades.

Este ajuste intertrimestral, que está en la línea de la evolución experimentada por los países de la Zona Euro, supone una décima más con respecto al comportamiento registrado por el conjunto de la economía española (-0,5%), que viene explicado por el mayor crecimiento de Andalucía en el cuarto trimestre de 2020 (0,3%) en comparación con el dato nacional (0%).

Según se desprende del avance del IECA, el PIB andaluz registró de enero a marzo de 2021 una variación interanual del -4,2% respecto al mismo trimestre del año anterior. Ese descenso implica que la economía regional se ha contraído en este primer trimestre menos de la mitad que en el anterior trimestre (-8,7%), apuntándose así la tasa más moderada en un año. Esta cifra es una décima inferior al retroceso sufrido en ese mismo periodo por el PIB nacional, que se situó en el -4,3%, lo que evidencia un mejor comportamiento regional debido a la evolución del sector de la construcción y del sector serviciosen su conjunto.

En lo que respecta a la construcción, esa trayectoria queda reflejada en indicadores parciales como el consumo aparente de cemento y, sobre todo, la evolución de las horas trabajadas que ofrece la Encuesta de Población Activa (EPA) en Andalucía respecto al conjunto nacional. La tasa interanual de las horas trabajadas en este primer trimestre en dicho segmento es superior en más de cinco puntos en la comunidad respecto a la apuntada para España. Asimismo, en el sector servicios se observa un comportamiento menos negativo en Andalucía que en España, de acuerdo con los últimos resultados publicados sobre la evolución del Índice de Actividad del Sector Servicios y de las horas trabajadas en el sector.

Industria y servicios

Por otro lado, según la Encuesta de Coyuntura Industrial del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, el Indicador de Clima Industrial en Andalucíaha mejorado sus resultados en abril, situándose en 4,8 puntos, es decir, más respuestas favorables que desfavorables, tras mostrar tasas negativas de dos dígitos en el primer trimestre del año. Ese resultado contrasta con el balance de España, que sigue mostrando valores negativos (-1,9). Este indicador mide las expectativas de producción, cartera de pedidos y nivel de existencias. Esta es una de las principales conclusiones que recoge el Observatorio Económico Semanal de la Junta de Andalucía presentado por la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades al Consejo de Gobierno.

En cuanto al sector servicios, el índice de ventas de comercio al por menor a precios corrientes registra una subida en Andalucía del 20% en marzo respecto al mes anterior, casi dos puntos superior al crecimiento registrado en España (18,2%). En términos interanuales crece un 16,9%, la primera tasa positiva desde febrero de 2020, en un contexto de aumento también a nivel nacional (21%).

Mercado de trabajo

Del Observatorio también se extrae que las variables del mercado de trabajo en la comunidad siguen reflejando, en el primer trimestre de 2021, los efectos de las limitaciones a la movilidad y al desarrollo de las actividades económicas no esenciales como consecuencia de la pandemia del Covid-19. No obstante, son resultados relativamente más favorables respecto a la situación hace un año que de media en España, con caídas del empleo y la población activa inferiores al conjunto del territorio nacional.

La población ocupada mantiene prácticamente el mismo ritmo de reducción del anterior trimestre, un -1,8% en Andalucía, seis décimas menos negativo que en España (-2,4%). El número de parados se incrementa un 6,1% interanual, ritmo en torno a cuatro puntos inferior al registrado en el conjunto nacional (10,3%), y el observado en el anterior trimestre (10,1%).

La tasa de paro experimenta una ligera bajada respecto al trimestre anterior (-0,2 puntos), si bien se sitúa 1,3 puntos por encima de la del primer trimestre de 2020.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "El PIB andaluz se contrae un 0,6% en el primer trimestre por las restricciones de la tercera ola"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: