Últimas noticias
Dom. Jun 16th, 2024

Investigadoras de la UCA descubren la interacción física de cianobacterias marinas a través de nanotubos

Las investigadoras Ana Bartual y Bárbara Úbeda, pertenecientes al departamento de Biología de la Universidad de Cádiz (UCA) y adscritas al Instituto Universitario de Investigación Marina (INMAR), han participado en un estudio revolucionario que demuestra que las cianobacterias marinas no operan de forma aislada, sino que interaccionan físicamente mediante nanotubos que actúan como puentes de intercambio entre células. Este trabajo ha sido publicado en la prestigiosa revista Science Advances.

Liderado por un equipo de la Universidad de Córdoba (UCO), este estudio ha identificado por primera vez la presencia de nanotubos en cianobacterias marinas, organismos responsables de producir más de la mitad del oxígeno en la Tierra. Anteriormente, estos nanotubos habían sido descritos en otros tipos de bacterias, pero su existencia en cianobacterias marinas no se había demostrado.

La investigación, coordinada por la investigadora principal M.ª del Carmen Muñoz Marín de la UCO, ha movilizado un grupo multidisciplinar que incluye el Instituto Universitario de Investigación Marina de la Universidad de Cádiz, los departamentos de Bioquímica y Biología Molecular y de Biología Celular de la UCO, el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba, el Instituto de Bioquímica Vegetal y Fotosíntesis de Sevilla, y la oceanógrafa Sallie W. Chisholm del MIT.

El estudio utilizó técnicas avanzadas como la microscopía de fluorescencia y la microscopía electrónica para caracterizar los nanotubos y certificar el intercambio de material entre células. Las investigadoras Ana Bartual y Bárbara Úbeda han sido clave en la obtención de imágenes que demuestran la presencia de estas estructuras tanto en cultivos como en muestras naturales marinas.

Este descubrimiento abre nuevas vías de investigación sobre la comunicación y cooperación entre cianobacterias. Se ha demostrado que los nanotubos permiten la transferencia de sustancias entre cianobacterias del mismo género y de diferentes géneros, tanto en laboratorio como en muestras naturales del océano.

Nuevos Interrogantes en la Investigación

El hallazgo plantea preguntas adicionales: ¿Es esta transferencia de moléculas un mecanismo de ayuda o una estrategia competitiva?, ¿Qué otras sustancias podrían intercambiarse a través de estos nanotubos?, ¿Existe una relación entre este mecanismo y la disponibilidad de recursos en el medio?

El equipo de investigación continúa explorando estas preguntas, y se espera que futuros estudios proporcionen más conocimientos sobre las cianobacterias marinas, que con más de 3.500 millones de años de evolución, son uno de los organismos más antiguos y fundamentales para la vida en la Tierra. Este estudio no sólo es crucial para entender los ecosistemas marinos, sino también para avanzar en el conocimiento de procesos biológicos básicos.

Related Post