La Asociación Faunatura impulsa las poblaciones de anfibios en el Parque Natural de Los Alcornocales

Técnicos de la Asociación Faunatura durante un muestreo. – ASOCIACIÓN FAUNATURA

En el extremo noroccidental del Parque Natural de los Alcornocales, en la provincia de Cádiz, se está desarrollando un completo proyecto para el estudio y la conservación de las poblaciones de anfibios que allí habitan. Se trata del Proyecto Recolonizando Charcas, llevado a cabo por la Asociación Faunatura.

Según ha explicado en una nota, esta ONG de ámbito nacional, ha centrado en el último año sus esfuerzos en conocer mejor el estado de las lagunas, charcas temporales y abrevaderos del parque, datar las poblaciones de anfibios y trabajar en la vigilancia ante las enfermedades letales emergentes que afectan a este grupo animal.

El estudio pone especial interés en la importante población de tritón pigmeo (triturus pygmaeus) presente en la zona. El tritón pigmeo es una especie de urodelo endémica de la península ibérica, que presenta un llamativo color verde en su cuerpo, con manchas negras y marrones irregulares.

En el Parque Natural de los Alcornocales, dentro de una zona catalogada como de gran interés dentro del Plan Andaluz de Humedales y del Inventario de Zonas Húmedas de España, existían dos poblaciones de este anfibio que se encontraban aisladas geográficamente.

En 2009, dentro del Programa de Actuaciones para la Conservación de los Anfibios Amenazados de Andalucía en su Fase II (Andalucía Occidental) se pusieron en marcha una serie de actuaciones enfocadas a conectar dichas poblaciones a través de un corredor de charcas y abrevaderos remodelados y/o de nueva creación.

El Proyecto Recolonizando Charcas de la Asociación Faunatura, que cuenta con el respaldo de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, pretende analizar si, efectivamente, las actuaciones de 2009 lograron que las poblaciones de las Lagunetas de Alcalá y la Laguna del Picacho se conectaran, mediante el flujo de ejemplares reproductores entre ambas masas de agua.

Mediante el uso de mangas de red, los investigadores de Faunatura realizan mensualmente un muestreo de los anfibios presentes, contando, midiendo y analizando la fase de desarrollo en la que se encuentran los distintos ejemplares.

Hasta el momento, han podido constatar la presencia y reproducción de rana común (pelophylax perezi), ranita meridional (hyla meridionalis), sapillo pintojo (discoglossus galganoi), sapo común (bufo spinosus), salamandra penibética (salamandra s. longirostris), tritón pigmeo (triturus pygmaeus) y gallipato (pleurodeles waltl).

Además, dada la alarmante expansión de varias enfermedades, como son la quitridiomicosis y el ranavirus, que están poniendo en serio peligro a las poblaciones de anfibios de todo el planeta, la Asociación Faunatura colabora en el Proyecto SOS Anfibios, una iniciativa de la Asociación Herpetológica Española.

Para ello, se toman muestras de la superficie cutánea de los tritones encontrados y se envían para su posterior análisis en laboratorio, con el objetivo de realizar una detección temprana de patógenos. Esta acción, junto con la meticulosa desinfección de todo el equipo y el material utilizado en cada laguna, son de vital importancia para la prevención y control de estas enfermedades emergentes tan preocupantes.

El estudio también incluye el uso de cámaras de fototrampeo para la detección de las especies terrestres, tanto silvestres como domésticas, que hacen uso de estos ecosistemas acuáticos, cómo estas afectan a las características del agua y, en consecuencia, a la comunidad de anfibios.

Además, para evaluar el estado de conservación de las distintas charcas y lagunas temporales, los técnicos de la Asociación con la ayuda de personal especialista de la Sociedad Andaluza de Entomología identifican los macroinvertebrados acuáticos presentes en las lagunas, ya que estos son indicativos de la calidad del agua.

Los resultados obtenidos hasta ahora son prometedores, y parecen indicar que las charcas y lagunas temporales estudiadas son fundamentales para el mantenimiento de las poblaciones de anfibios del Parque Natural de los Alcornocales, actuando además como lugares de descanso, alimentación e incluso reproducción de numerosas especies de aves, mamíferos e invertebrados.

La intención de esta ONG es mantener un seguimiento anual de los anfibios del Parque Natural de Los Alcornocales. «Probablemente estemos trabajando con la población más importante de tritón pigmeo y, por desgracia, ya hemos detectado infección por hongo quitridio en todas las charcas donde se han tomado muestras», ha explicado Jesús Serrano Borrego, coordinador de proyectos en Andalucía.

Asimismo, ha indicado que «continuar el monitoreo es crucial para asegurar la conservación de este grupo animal tan amenazado. Recolonizando Charcas se ha sostenido durante un año gracias a las aportaciones de nuestros socios, pero nuestro presupuesto es limitado, esperamos que pronto lleguen ayudas y colaboración externa que permita sostener este precioso proyecto a largo plazo», ha señalado.

La Asociación Faunatura continuará con las labores en este entorno natural privilegiado y velará por transmitir la necesidad e importancia de la conservación de este grupo animal tan amenazado y de sus delicados hábitats, han afirmado.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: