La Diputación y asociaciones agrarias colaboran en la mejora de la eficiencia y sostenibilidad del sector en la provincia

Transición Ecológica destina 190.000 euros para acciones de investigación, innovación y formación

Mario Fernández y Miguel Pérez
Mario Fernández y Miguel Pérez en una imagen de archivo

La Diputación Provincial de Cádiz va a continuar este año su colaboración con las asociaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA en distintos proyectos de investigación, innovación y formación encaminados a mejorar el sector agrario provincial, para que sea más eficiente y sostenible. Para ello la presidenta Irene García ha firmado convenios con las tres asociaciones, que suman una aportación de 190.000 euros para contribuir a la viabilidad económica de los proyectos aprobados.

Esta cantidad económica se contempla en la asignación presupuestaria para 2020 del área de Transición Ecológica y Desarrollo Urbano Sostenible. Mario Fernández, responsable del área y vicepresidente segundo de la Diputación destaca que esta colaboración con las organizaciones agrarias refleja el compromiso del gobierno provincial con el sector, “que durante la pandemia del coronavirus está demostrando su función esencial para los gaditanos, al mantener la producción de alimentos y su distribución a la ciudadanía”. “La apuesta de la administración provincial por este sector también tiene en cuenta su relevante papel para asentar la población en las localidades agrarias y ganaderas del territorio”, señala Fernández, quien considera de especial importancia para la economía agraria de la provincia que los consumidores den preferencia a los productos agrarios y ganaderos locales.

Las acciones que se proponen en la colaboración con COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos) en la presente campaña 2020, con una subvención de 81.000 euros, están encaminadas a la mejora de la sanidad vegetal, mejora ecológica, económica y medioambiental en los cultivos de la provincia de Cádiz, especialmente en los cultivos emergentes de aguacate en la comarca del Campo de Gibraltar; los cultivos hortícolas cultivados en invernadero en la Costa Noroeste y las plantaciones jóvenes de vid afectadas por hongos que se encuentran comprendidas dentro de la misma; y los cultivos hortícolas cultivados al aire libre en la Campiña de Jerez. También buscarán otras alternativas al uso de glifosato como herbicida en la agricultura y zonas urbanas en la comarca campogibraltareña.

En el caso del control integrado de plagas en los cultivos de cítricos y aguacate en el Campo de Gibraltar el objetivo es llevar a cabo un seguimiento combinado, aplicando un control integrado, para evaluar plagas y enfermedades, así como la fauna auxiliar existente y aplicar los principios de lucha integrada de plagas, dando prioridad al uso del control biológico como alternativa eficaz al empleo de productos fitosanitarios de síntesis.

En relación con  el control integrado de enfermedades fúngicas en el cultivo de la vid en la Costa Noroeste, el principal objetivo es conseguir una respuesta favorable de las cepas de vid afectadas por un complejo de hongos a la introducción de agentes biológicos (otros hongos y bacterias beneficiosos para la planta) y a estímulos biológicos (aportación de aminoácidos y elementos biológicos), que provoquen una respuesta fisiológica positiva, con producción de uvas acorde con la edad de la plantación.

Sobre el control integrado de plagas en cultivos hortícolas en la Campiña de Jerez, se trata de obtener productos hortícolas de calidad excepcional, tanto al aire libre como bajo plástico, respetando las normas de producción, según los principios generales de la gestión integrada de plagas establecidos en el Real Decreto 1311/2012.

Finalmente, el principal objetivo del ensayo sobre alternativas al uso del herbicida glifosato y otros organofosforados en el Campo de Gibraltar es encontrar alternativas no contaminantes al uso de los citados herbicidas, puesto que se han detectado diferentes concentraciones de dichos productos en el agua de los ríos. Afectan a las personas que los aplican y el entorno más cercano a su aplicación.

Tratamiento de la Seca y formación

Con ASAJA (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores) la Diputación apoya tres proyectos, también presupuestados en 81.000 euros: uno para la optimización energética en explotaciones de regadío, con la intervención de la Universidad de Córdoba; otro para el establecimiento de parcelas de ensayo de alcornoque en zonas afectadas por la Seca en Los Barrios; y el tercero, en un estudio de diagnóstico sanitario y seguimiento de parcelas de alcornoque afectadas de Seca en Alcalá de los Gazules, en colaboración con el grupo de investigación de Cultivo de Tejidos Vegetales, del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA).

Con UPA (Unión de Pequeños Agricultores) se van a subvencionar con 28.000 euros la ejecución de actividades de formación para mejorar la cualificación de los agricultores en el conocimiento de sistemas de producción respetuosos con el medio ambiente. Se contempla en esta colaboración el impartir cursos de aplicador de plaguicidas de nivel cualificado, también para el nivel de fumigador, así como sobre agricultura ecológica y para el bienestar animal en el transporte.

Esta colaboración se ha plasmado en los convenios firmados por los responsables provinciales de COAG, Miguel Pérez; de ASAJA, Pedro Gallardo, y de UPA, Azucena González Ferreiro.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "La Diputación y asociaciones agrarias colaboran en la mejora de la eficiencia y sostenibilidad del sector en la provincia"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: