La Inspección de Trabajo confirma la ilegalidad en la contratación discontinua de las monitoras escolares

El dictamen se produce tras la denuncia de CCOO contra la discontinuidad de las monitoras escolares que son contratadas 10 meses al año.

La Dirección Territorial de Andalucía de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha estimado la denuncia realizada por el Sindicato de Enseñanza de CCOO de Huelva contra la discontinuidad, durante 10 meses al año, de las monitoras escolares, y la hace extensiva a las ocho provincias andaluzas, al considerar que deben estar contratadas por el año completo “por desempeñar una actividad permanente de los centros escolares en los que prestan sus servicios y no una actividad fija discontinua o cíclica que no se repite en fechas ciertas”.

Sobre este colectivo, el Secretario General del Sindicato de Enseñanza de CCOO de Cádiz, Sebastián Alcón, recuerda que en la actualidad el colectivo de monitoras y monitores escolares de los centros dependientes de la Consejería de Educación está formado por 1.608 personas, del cual el 83.5% son mujeres: 977 a jornada y año completos; 205 a jornada parcial y año completo; y 426 a jornada parcial y discontinuas. “De ello se desprende que es discriminatoria la situación de las 631 personas con contratos parciales de 8, 12, 16 o 20 horas semanales”, afirma Alcón. Igualmente, el responsable “lamenta que ese volumen de trabajo a tiempo parcial supone un perjuicio para los centros, puesto que se traduce en que los centros dejan de estar asistidos de este personal necesario durante la parte de jornada escolar”.

Desde el sindicato se reseña la parte del informe de la Inspección de Trabajo estima donde se recoge “que vienen siendo indebidamente dados de bajas en el Régimen General de la Seguridad Social, al haberse comprobado que están siendo dados de baja por cese de la actividad durante el período de 1 de julio y a 31 de agosto de cada año desde que fueron incorporados en cumplimiento de las sentencias cuando no hay cese de actividad con fecha 30 de junio, por lo que deben tener el mismo tratamiento laboral y de Seguridad Social que los monitores escolares que permanecen dados de alta todo el año”.

Por ello, Alcón valora la importancia de esta resolución de la Inspección, señalando que “por su contundencia la Junta de Andalucía no tendrá más remedio que empezar a poner fin a esta injusta situación de empleo precario, instándola a que inicie cuanto antes las modificaciones oportunas en los contratos de estas monitoras para su continuidad a año completo”.

Asimismo, desde CCOO, se subraya que esta llamada de atención a la Junta de Andalucía debe convertirse en un punto de inflexión para poner fin a la discriminación y precariedad en el empleo de las trabajadoras y trabajadores de Administración y Servicios Educativos Complementarios a la Educación de los centros docentes públicos de Andalucía.

Además, el sindicato informa que la Tesorería General de la Seguridad Social, a instancias de la Inspección ha llevado a cabo el alta/baja de oficio de los afectados durante los períodos de baja indebida (1 de julio a 31 de agosto de cada año desde 2014) y se ha comenzado a reclamar a la Junta de Andalucía las liquidaciones de cuotas derivadas de las faltas de alta correspondientes a los períodos en situación de baja indebida. Por todo ello, “si no se produce la necesaria y urgente actuación de la Consejería de Educación en relación con este colectivo, CCOO anuncia que volverá a la movilización”, apostilla Alcón.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "La Inspección de Trabajo confirma la ilegalidad en la contratación discontinua de las monitoras escolares"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*