La Junta incrementa hasta en un 75 % las ayudas a las agrupaciones de voluntariado de Protección Civil

La línea de subvenciones publicada por la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior asciende este año a 700.000 euros frente a los 400.000 de 2019

La Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía ha publicado la Orden de 23 de junio de 2020, reguladora de subvenciones para colaborar con los municipios y entidades locales autónomas en el mantenimiento de sus Agrupaciones Locales del Voluntariado de Protección Civil (ALVPC). La Junta ha incrementado este año hasta en un 75 % las ayudas pasando de los 400.000 euros destinados a esta partida en 2019 a los 700.000 euros para este 2020, una subida de las más importantes de los últimos quince años.

El viceconsejero de la Presidencia, Antonio Sanz, ha destacado el total compromiso del Gobierno andaluz con el movimiento del voluntariado de Protección Civil y ha subrayado: “no son momentos fáciles pero el ejecutivo se comprometió el año pasado con ayuntamientos y agrupaciones no solo a mantener sino a subir la dotación económica para estas ayudas. Los 700.000 euros destinados este ejercicio casi doblan la cuantía del año anterior y son la mejor muestra de la ayuda y apuesta de la Junta por este colectivo”.

En la comunidad autónoma andaluza hay más de 7.500 voluntarios de Protección Civil que desarrollan un compromiso altruista con la seguridad de sus pueblos y ciudades a través de 316 agrupaciones locales de voluntariado.

La Orden publicada ayer por la Consejería de la Presidencia y publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía ayudará a los municipios al mantenimiento de sus agrupaciones ya que podrán beneficiarse de dos líneas de subvención. Una primera destinada a sufragar gastos comunes como la suscripción y pago de las pólizas del seguro de accidentes, enfermedad y responsabilidad civil de las personas voluntarias,  formación, la adquisición de uniformidad o la compra de material menor para la protección personal de los voluntarios; mientras que la segunda línea responde a una demanda histórica de las propias agrupaciones, que el Gobierno ha escuchado y respondido, y está destinada a sufragar  gastos inventariables para las labores de prevención y apoyo operativo que las agrupaciones realizan en el marco de lo establecido en los Planes de Emergencia Municipal.

Este año, por primera vez, las Entidades Locales Autónomas  puedan beneficiarse de estas subvenciones.

Las agrupaciones de voluntariado en la crisis del COVID-19

Una media diaria de más de 2.500 voluntarios de 308 agrupaciones de Protección Civil están colaborando en las tareas para paliar los efectos del Coronavirus en la comunidad desde el inicio de la pandemia.

“El voluntariado ha demostrado su compromiso y fortaleza en esta crisis en la que su cooperación ha sido una pieza clave”, ha explicado Antonio Sanz. Entre las múltiples tareas que han desarrollado destacan las labores de asistencia social a personas mayores, enfermos y colectivos vulnerables a los que han asistido para cubrir sus necesidades básicas con visitas domiciliarias para hacer mandados, llamadas para interesarse por su estado o resolver sus dudas.

El voluntariado de Protección Civil también han colaborado en la recogida y entrega de comida y menús en el marco del plan SYGA (Programa de Refuerzo de la Alimentación Infantil) de la Junta de Andalucía, así como con otras entidades como Cáritas o el Banco de Alimentos.

La solidaridad ciudadana expresada de múltiples formas como mediante la elaboración de mascarillas y pantallas de protección también ha contado con las personas voluntarias que además de realizar estos elementos de protección han colaborado en su recogida, higienización y entrega a colectivos. La recogida de máscaras de snorkel para su uso en los hospitales ha sido otro ejemplo de la adaptación del voluntariado a las necesidades de cada momento.

Los servicios de limpieza, fumigación y desinfección de calles y mobiliario urbano de los consistorios también han contado con la ayuda del voluntariado para estas tareas en las que han participado balizando elementos para evitar su uso o desinfectando.

La información a sus vecinos sobre las medidas de protección y normas en cada fase también ha sido y sigue siendo parte de las funciones que están desarrollando, el apoyo a los más pequeños haciendo entrega de material escolar y educativo, entreteniéndoles con sus sirenas y megafonías en los momentos más duros del confinamiento, el apoyo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y a los centros de salud completan la lista de tareas que los voluntarios han realizado.

La colaboración y participación ciudadana, coordinada, fomentada y encauzada a través de estas agrupaciones es un soporte básico en la autoprotección y en la solidaridad social. El colectivo del voluntariado de protección civil supone un incremento de la capacidad operativa ante situaciones de emergencia en nuestra región.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "La Junta incrementa hasta en un 75 % las ayudas a las agrupaciones de voluntariado de Protección Civil"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: