La Policía Nacional detiene en la provincia de Cádiz a tres miembros un grupo criminal itinerante especializado en el robo de joyas en domicilios

Los tres integrantes del grupo fueron detenidos in fraganti tras cometer un robo en una vivienda de Algeciras donde habían sustraído numerosas joyas, dinero, y una caja fuerte

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la provincia de Cádiz a tres miembros de un grupo criminal itinerante especializado en la comisión de robos con fuerza en domicilios perpetrados en Jerez de la Frontera, Puerto Real, Algeciras y Cádiz capital.  Los tres investigados fueron detenidos in fraganti tras cometer un robo en una vivienda de Algeciras donde habían sustraído numerosas joyas y dinero. Tras ser detenidos fueron puestos a disposición judicial y se decretó su ingreso en prisión. Gracias a la intervención del GOIT se han recuperado numerosas joyas valoradas en más de 400.000 euros que estaban enterradas en el pinar de Roche a la espera de ser enviadas a un tercer país.

La investigación se inició en la primera semana de agosto a raíz de varios robos perpetrados en domicilios ubicados en Cádiz capital. Los robos de las viviendas tenían el mismo modus operandi, los presuntos autores abrían las puertas con fractura, resbalón, o palanca y tras acceder al interior de los domicilios solo sustraían dinero y joyas.  

Fruto de las gestiones realizadas, los investigadores descubrieron que se trataba de una célula criminal compuesta por dos hombres y una mujer que operaba de forma itinerante en España, los cuales se desplazaban en un turismo y en una autocaravana donde viajaban con los dos hijos menores de la mujer de 7 y 8 años de edad. Los investigados permanecían durante un mes dentro de la misma provincia donde se desplazaban a distintas localidades para ejecutar los robos. Los objetivos eran seleccionados repitiendo patrones de otras células y actuando de forma aleatoria con zonas preseleccionadas donde marcan los objetivos con personas o familias con alto poder adquisitivo o con conocimiento de poseer abundante dinero en efectivo.  Una vez perpetrados los robos, el dinero era inmediatamente enviado a otros países a través de empresas internacionales de transferencias monetarias y las joyas eran enterradas en un lugar seguro cerca de Conil de la Frontera donde pernoctaban durante el tiempo que permanecían en la provincia. Las joyas permanecían ocultas hasta el momento que preparaban en el envío haciendo uso de una extensa red logística a Italia donde era recepcionada por el líder de la organización.

Durante las vigilancias realizadas los agentes comprobaron que los investigados se desplazaron hasta Algeciras donde se les hizo un seguimiento por varias zonas en las que entraron en varios edificios por un corto espacio de tiempo hasta que finalmente en uno de ellos tardaron más de una hora en salir. Ante la evidencia de la consumación de un robo en el edificio un equipo de investigadores entró para comprobar que efectivamente las dos viviendas situadas en la última planta habían sido fracturadas las puertas y con el interior revuelto.  Por todo ello y con la colaboración de indicativos de la Comisaría de Algeciras se llevó a cabo la interceptación de los dos presuntos implicados, un hombre y una mujer, cuando huían a bordo de un turismo y teniendo en su poder las joyas y el dinero que previamente habían sustraído.

Los detenidos fueron trasladados a la Comisaría de Algeciras donde permanecieron custodiados, mientras se solicitó al de Juzgado de Instrucción número 4 de Cádiz la entrada y registro de la autocaravana que en esos momentos se encontraba estacionada en Palmones, en el término municipal de Los Barrios (Cádiz). En el registro realizado se localizaron 7.000 euros en efectivos y numerosas joyas en las que posteriormente se pudo constatar que algunas de ellas eran procedentes de un robo perpetrado en A Coruña. En el interior de la autocaravana estaba el otro integrante de la célula junto con los hijos de la detenida que fue detenido por su presunta participación en los hechos investigados y por una reclamación judicial emitida por un juzgado de Málaga al estar encartado en varios robos.

Seguidamente la investigación continuó para tratar de localizar las joyas de los robos investigados en Cádiz, Puerto Real y Jerez de la Frontera. Fruto de las pesquisas realizadas se descubrió que los detenidos habían frecuentado, en repetidas ocasiones, la zona del pinar de Roche en el término municipal de Conil de la Frontera, donde había indicios suficientes para determinar que el citado espacio natural era el lugar idóneo para enterrar las joyas sustraídas en los diferentes robos perpetrados durante su estancia en la provincia de Cádiz.

Por todo ello se solicitó la colaboración del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas de la Policía Nacional para peinar la zona utilizando los medios técnicos de su especialidad. En el rastreo realizado los especialistas del GOIT localizaron enterradas a bastante profundidad numerosas joyas valoradas en más de 400.000 euros. 

Una vez localizadas los investigadores fueron contactando con las víctimas para reconocer las joyas de su propiedad. Así mismo se siguen recabando pruebas que han permitido esclarecer hasta el momento un total de cinco robos en Cádiz, uno en Puerto Real y otro en Jerez de la Frontera así como otros perpetrados en otras provincias.

Los detenidos tras ser puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en Algeciras (Cádiz) ingresaron en prisión preventiva.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "La Policía Nacional detiene en la provincia de Cádiz a tres miembros un grupo criminal itinerante especializado en el robo de joyas en domicilios"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: