OPINIÓN – Sin pudor

El gobierno andaluz sigue en su proceso inquebrantable para el desmantelamiento de la Sanidad Pública, tal como la defendemos las Mareas Blancas (universal, accesible, gratuita, sin copagos, equitativa, solidaria, integral y de la máxima calidad). El modelo que defienden desde la actual Junta de Andalucía es diferente. Desea la participación evitable de la privada, que la gestión sea compartida, lo que indefectiblemente condiciona la aparición del “mercado sanitario”. ¿Cuál es el objetivo de la privada para “participar” en la sanidad pública? ¿Mejorar la asistencia sanitaria de TODAS las personas o conseguir grandes beneficios económicos? Ésta es la cuestión.

Una semana antes de las elecciones andaluzas la Marea Blanca Gaditana denunció la intención de la Delegada Territorial de Salud en la ciudad de Cádiz, de cerrar las urgencias extrahospitalarias de todo Intramuros (Centro de Salud El Olivillo) para que fuera la Clínica San Rafael de la Empresa Pascual la encargada de dicha atención. La delegada indignada negó rotundamente dicha decisión política. Tras las elecciones, a los 4 días, la misma Delegada anuncia que la Clínica San Rafael no sólo se encargaría de las Urgencias sino de toda la atención hospitalaria. Es decir, cuando una Médica de Familia de Intramuros en Cádiz ciudad decide que una paciente debe recibir atención hospitalaria TIENE QUE DERIVARLO a una clínica privada. El hospital público de referencia para toda la población gaditana de intramuros es una clínica privada. Igual ocurre en el Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda y en Villamartín.

SIN PUDOR.

Pero era sólo el principio.

Existe un borrador de una propuesta oficial de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía que trata de reorganizar o actualizar los conciertos entre la sanidad pública y la privada. La pretensión es obvia. Pretenden normalizar dicha colaboración, cada vez más beneficiosa para la privada, a los mejores precios posibles. Para ello utilizan un término que es definitivo: son “conciertos complementarios”. Es decir, ambos sectores se necesitan, ambos son imprescindibles, ambos son necesarios y con ese paradigma se gestiona cualquier cuestión sanitaria.

Las  Mareas Blancas, como defensoras de lo público, reivindicamos que los irresponsables políticos sanitarios trabajen para la pública, deben conseguir el mayor desarrollo posible para la misma, para lo que deben presupuestar con ese punto de mira, no deben permitir el vaciamiento progresivo de los recursos públicos para que sea “imprescindible” los privados.

Con todos dichos recursos públicos a tope y de forma “suplementaria” y temporal se pueden concertar con la privada algún tipo de asistencia concreta. Nada de colaboración complementaria.

SIN PUDOR.

Otra decisión política nos confirma todo lo anterior. La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha decidido que las plantillas ortopédicas no sean gratuitas para la población. La Coordinadora Andaluza de Mareas Blancas ha elaborado otra nota de prensa al respecto. 

¿Es el principio para el repago de otros materiales ortopédicos o de las prótesis? No hay que olvidar que son materiales muy costosos de hasta varios miles de euro y cualquier porcentaje de pago margina a amplios sectores de la población andaluza.

SIN PUDOR.

No vamos a consentir que este proceso culmine con una sanidad pública en la que de forma “inevitable” existan categorías de personas, de pacientes y de enfermedades. Sería injusto, inmoral y aumentaría de forma exponencial las desigualdades sociales, que existen sobradas evidencias científicas que matan.

Para ello, convocamos a la población andaluza a no permanecer calladas, admitiendo como irremediable que nos roben un logro tan importante como un Sistema que posibilita que todas las personas tengan derecho a promocionar su Salud y a ser atendidas rápidamente cuando aparece la enfermedad.

Coordinadora Andaluza de Mareas Blancas.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "OPINIÓN – Sin pudor"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: