Últimas noticias
Sáb. Feb 24th, 2024

PP Cádiz ¡Vaya tropa!

Carlos FabianoMi mandato editorial , ¿fino verdad?, es no hablar de la derecha y sobre todo analizar los problemas, eternos, de la izquierda gaditana. Pero esta semana me lo ponen como a Felipe II que creo que era con la popa preparada para que su majestad actuara a placer. Porque el PP de Cádiz se ha montado un lío digno de los del PSOE en sus mejores tiempos. Se retira del primer plano el único de sus ediles y dirigentes locales al que podía uno mirar sin presuponerle la camisa azul con el cangrejo rojo en el pecho, ya saben la prenda joseantoniana. Bruno García se retira, ¿lo retiran?, de la carrera hacia la candidatura a la alcaldía de nuestra ciudad. Primer porrazo, lo apartan de la lista al Congreso de los Diputados y su lugar lo ocupa Romaní, ese al que el líder local socialista llama Nacho en la intimidad de sus cafés compartidos. Luego, que me desvío, la avalancha de alabanzas que le han llegado al muchacho por parte de sus compañeros de partido y que suena más a ciao ciao bambino!, son un porrazo de hermanos en toda la cara. Yo que él me iba de verdad de la buena y que les den.

Pero el expediente Bruno no es más que un síntoma más del carajal, disculpen la palabra, que se fragua en el interior del partido hegemónico de la derecha gaditana. Observen lo de hegemónico, cómo me adapto a la palabrería de la nueva izquierda, la de Madrid que en Cádiz los de Podemos y esas cosas no saben que existe esta palabra. A lo que iba, lo que queda tras la caída del teofilato nos es mucho más que restos de saldo. Repasemos. Primero está Nacho, insisto en que así le llama su amigo el portavoz socialista que no me lo invento, una ex-joven promesa que se quedó atascado en paje de la lideresa que vivía en El Puerto de Santa María pero mandaba en Cádiz. El pase a la oposición le ha sentado mal, ni sombra de lo que fue, y el lío del agua contaminada de Loreto lo tiene alicaído. Mala suerte, ¿o quizás mala gestión? el juez dirá. Luego está Merche Colombo, látigo de rojos y martillo de socialistas, la mujer de la mirada dulce, ironía, los gestos suaves, ironía, y el verbo amable, ironía grande. También tienes sus cositas judiciales por ahí pero como es del PP no está nerviosa ¡Uy, se me ha escapado una crítica a la independencia del poder judicial! La cuestión es que también se ha quedado atascada en el banquillo y pensar en que sea candidata a la alcaldía ataca de los nervios a los dos tercios de su partido. El tercero en liza es Ortiz, fajado en la vida municipal, como jefe y mandando en el período triunfal de Teófila que así se faja hasta el más tonto. Pues Juanjo, que le llaman los allegados, sería el único que daría algo de solvencia a una candidatura por lo que lo mejor es que se acorace la espalda, en su partido afilan los puñales en el mismo sitio que el PSOE, en Casa Serafín. De Pepe Blas ni hablo, está mayor y ya tiene la vida hecha a la perfección que entre sus cositas y sus querellas no pasa apuro alguno.

En fin que echan al muchacho educado y estudiado, le enseñan la puerta de manera algo burda, para quedarse con lo más granado de la tropa. Al final de los finales se les está pegando lo peor de los socialistas y para las próximas municipales a lo mejor, para los gaditanos será lo mejor, se quedan como el actual PSOE, con cinco y un liderazgo triste, forzado e increíble, que no se lo cree nadie, vamos.

Related Post