- Publicidad -
Campo de Gibraltar

PSOE pide la dimisión del alcalde de Algeciras por contratar por «presunto chantaje» a una exedil como asesora

Rocío Arrabal en rueda de prensa. – PSOE – Archivo

La secretaria general del PSOE de Algeciras y portavoz municipal, Rocío Arrabal, ha pedido la dimisión del alcalde, José Ignacio Landaluce (PP), por la «polémica» contratación de la exconcejal «condenada» del PP Laura Ruiz como «personal de confianza», ante la «ausencia de explicaciones convincentes y los indicios de que estaríamos ante la consumación de un presunto chantaje, pagado además con dinero público».

En una nota, la dirigente socialista ha confirmado que lo ocurrido «está ya en mano de abogados», que están «estudiando la documentación existente para llevar este turbio asunto a los tribunales».

«El alcalde de Algeciras no puede decir que no ha recibido amenazas porque las ha recibido, directamente o a través de terceros, y no puede negar la evidencia porque es algo que está contrastado, son amenazas que se han hecho públicas a través de los medios de comunicación, de redes sociales, por mensajes de Whastapp y por otras vías», ha advertido la dirigente socialista, recordando que, hace ahora un año, Ruiz anunció una rueda de prensa, que finalmente no llegó a celebrarse, con la que «amagó» con «tirar de la manta» y con poner en conocimiento de la Justicia «presuntas irregularidades» cometidas por el PP en el gobierno
municipal.

Publicaciones relacionadas

Arrabal, que ha asegurado que también recibió en su día un mensaje de Whastaspp que igualmente pondrá en conocimiento de la Justicia, ha instado a Landaluce a «no tomar por tonta a la gente» y a «asumir «responsabilidades por amparar ahora a esta exedil, a la que en su día, según ella misma contó, se obligó a dimitir».

«Yo no cedí a ningún chantaje. Ahora, con esta contratación, está claro que otros sí, aunque Landaluce nunca vaya a reconocer públicamente que lo han chantajeado», ha añadido la dirigente socialista, que considerado que «si Ruiz era conocedora de hechos presuntamente delictivos tenía que haberlos puesto en conocimiento de la autoridad judicial y sin embargo, no lo hizo, eligió callar».

Así, Arrabal ha preguntado si «su silencio estuvo condicionado a que se le hiciera este contrato» y ha añadido que «si es así, en estos momentos se estaría ante la evidencia de que se ha comprado un silencio con un contrato público, pagado por todos los ciudadanos, y eso es algo muy serio como para que el alcalde lo esté banalizando».

Finalmente, ha confiado en que, «aunque sea complicado», se pueda «demostrar ante la Justicia la verdad que hay detrás de esta contratación, porque cuando algo huele mal, es que algo está podrido, y esto huele muy mal».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba