Últimas noticias
Lun. Jun 24th, 2024

Senderismo en las sierras entre Cádiz y Málaga, un paseo por la era de los dinosaurios

La Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul promueve rutas por el Parque Natural del Estrecho, el de Los Alcornocales y la Sierra de Grazalema

Pasear por un conjunto de rocas que se formaron en la era de los dinosaurios es un atractivo turístico en todo el mundo. Y está al alcance de la mano de todos los andaluces y quienes visitan la comunidad autónoma en el Parque Natural del Estrecho, en el de Los Alcornocales y en la Sierra de Grazalema en las provincias de Cádiz y Málaga que ofrecen un espectáculo único en senderos geológicos de Colada de la Costa y Huerta Grande, una zona por la que se puede pasear por el flysch del Campo de Gibraltar. Un monumento geológico formado por un conjunto de rocas sedimentarias que alternan capas duras y con otras más blandas que conforman un paisaje muy particular y apreciado.

Unos itinerarios que también se encuentran en la Sierra de Grazalema o en el Parque de los Alcornocales y que ofrecen una alternativa a los senderistas en unas rutas diseñadas teniendo en cuenta el respeto por el medio natural y que ofrecen una oportunidad para conocer tesoros ocultos del patrimonio andaluz.

En los senderos de Colada de la Costa y Huerta Grande se puede pasear y conocer los flyschdel Campo de Gibraltar en un camino que transita por estas rocas que se formaron durante el mesozoico y el cenozoico (la era de los dinosaurios) hace entre 20 y 23 millones de años y que fueron transportadas desde el continente africano por corrientes marinas hasta conformar el paisaje actual. El flyschcontinúa bajo el mar, donde un límite geológico separa las dos grandes placas tectónicas Euroasiática y Africana.

Paisaje costero

La acción del mar sobre las rocas ha labrado uno de los paisajes costeros más relevantes, un flysch que transita desde Tarifa hasta Punta Carnero, en el término municipal de Barbate, y que se inicia junto al castillo de Tarifa. El recorrido incluye una visita al Tómbolo de Tarifa, una isla unida a la costa por un istmo desarrollado en los últimos 6.500 años.

El Barranco de Honda Colada tiene un acceso hasta la playa y permite atisbar, al otro lado del Estrecho, al pico de Jebel Musa. También se pueden visitar la Punta de Oliveros y la de Guadalmesí siguiendo la costa para volver hasta el sendero de Huerta Grande.

Permiso especial

Otro itinerario recomendable es la subida al Pico del Aljibe, el más alto del Parque Natural de Los Alcornocales, que precisa una autorización expresa para los visitantes que se puede solicitar en la oficina del Parque (teléfono de contacto 856587508). Este sendero permite recorrer lagunas, gargantas y zonas geográficas con mucha vegetación.

A lo largo del camino se puede visitar un antiguo horno de pan construido con areniscas del Aljibe y también el nacimiento del río Barbate. El Pico del Aljibe suele estar entre nubes, pero permite una vista insólita de la gran estructura geológica que forma la cordillera Bético-Rifeña que se curva desde Andalucía formando el Arco de Gibraltar para continuar por el Norte de Marruecos.

Paseo por el Jurásico

El Parque Natural Sierra de Grazalema ofrece un paseo por rocas que se crearon entre hace 145 y 200 millones de años, durante el Jurásico, por un camino que lleva hasta el Puerto de las Presillas a lo largo de 4,3 kilómetros. El sendero comienza cerca del mirador del Puerto del Boyar sobre el corredor del mismo nombre que lleva hasta el nacimiento del Río Guadalete y se dirige por el Corredor del Boyar hacia el pueblo de Grazalema.

El Puerto de las Presillas es un muestrario de lapiaces, zonas pétreas irregulares de rocas formadas por la disolución de la caliza por el agua de lluvia cargada de CO2, con múltiples surcos, orificios y aristas agudas, con rocas al pie de paredes verticales y con las laderas más pronunciadas. Tiene unas impresionantes vistas arriba de las paredes calizas que conducen hasta la localidad de Grazalema.

Related Post