TRIBUNA LIBRE – Nuestros centros, nuestra comunidad, nuestra gente. Etienne y un nosotros invencible

photo_2016-06-26_14-08-13A nadie se le escapa que la crisis mundial no tiene salida única, y desde luego no tiene por qué ser favorable a la mayoría social que ha sido azotada por la misma. De hecho la fuerte deslegitimación y el desgaste que sufren todas las instituciones políticas no se transforma en una alternativa solidaria con aspiraciones igualitarias y de respeto con la naturaleza en casi ninguna parte del planeta. Nuestro país, después de un cierto cambio en el sentido común tras el 15M y las Mareas en defensa de los servicios públicos, es más una excepción que la norma en el panorama internacional.

El ascenso de la islamofobia, el triunfo de Trump después de un año plagado de muertes racistas a manos de la policía en su país, el auge de la extrema derecha en Alemania o Francia, son el reflejo de que la clase dominante logra aprovechar los prejucios sociales y las pasiones tristes de la sociedad en beneficio propio, logrando un cierto repliegue identitario, para impedir que haya salidas en clave de solidaridad y unidad de los de abajo. El racismo desplegado a nivel político por la derecha está siendo el arma más utilizada para impedir una salida de la crisis a favor de las clases trabajadoras, recuperando lo común para garantizar la dignidad y en armonía con una madre tierra que a día de hoy sólo se entiende como objeto de negocio.

Frente a esa lógica, los que queremos otro mundo posible, tenemos dos tareas inmediatas, ligadas entre sí. La primera es conseguir aunar a una mayoría social amplia en un proyecto político de ruptura democrática, ecológica y social. La otra es la de construir espacios de comunidad, de solidaridad, de conflicto, de lucha, de reconocimiento, donde seamos capaces de dibujar algunos elementos del proyecto alternativo que queremos. El Cornelio Balbo no es sólo el instituto de Etienne. Ha sido un ejemplo en el activismo estudiantil, fue motor de la Marea Verde gaditana, ha sido vanguardia en generar expresiones públicas contra la homofobia, en el apoyo al pueblo saharaui, etc… Y lo va a ser también en la defensa de este compañero, de este amigo de tantos y de tantas. No va a haber brechas para el racismo, para la insolidaridad, para la irracionalidad. En el Cornelio existe comunidad, existe cariño, apoyo, lucha, rabia y dignidad. Hemos trabajado, cada cual desde su ámbito para generar este ambiente, esta lógica cultural. Etienne no está solo, nos tiene detrás a muchos y muchas dispuestas a aguantar los golpes por él. Por eso, juntos y juntas, nosotros y nosotras, somos invencibles.

Jesús Rodrigúez, fue Jefe de Estudios del IES Cornelio Balbo, parlamentario andaluz de Podemos y miembro de Anticapitalistas

Manuel Cano, estudiante del IES Cornelio Balbo, miembro de Marea Joven

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "TRIBUNA LIBRE – Nuestros centros, nuestra comunidad, nuestra gente. Etienne y un nosotros invencible"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: