Calor en la Noche suma cinco años repartiendo desayunos a los más necesitados

La pandemia ha provocado un aumento de las necesidades, no sólo alimenticias, sino también de atención ciudadana

La asociación Calor en la Noche ha celebrado el quinto aniversario de la apertura de su servicio de desayunos diario para personas sin hogar o con especial necesidad. Con tal motivo, el colectivo presidido por María de la Palma Mení ha entregado un menú especial con motivo de la fecha, de manera que los usuarios han disfrutado de un bocadillo de jamón y un trozo de tarta.

Actualmente, Calor en la Noche atiende actualmente a unas 80 personas diarias en su local de desayunos ubicado en la Avda. Campo del Sur, 22 (con entrada por la calle Regimiento de Infantería de Cádiz, S/N) y cedido por el Ayuntamiento de Cádiz.

Hay que recordar que este servicio de desayunos funciona los siete días de la semana los 365 días del año en horario de 9:00 a 10:30 horas, siendo los propios voluntarios del colectivo, de forma totalmente altruista, los encargados de atender a las personas que se benefician del mismo. En estos momentos, y desde el inicio de la pandemia, usuarios y voluntarios se han adaptado a las condiciones de seguridad necesarias y los desayunos se entregan para llevar en el propio local de la asociación.

Según los datos de la última Memoria de la asociación, en el año 2020 se entregaron un total de 20.235 servicios. Esta cifra viene aumentando gradualmente desde la inauguración del local de desayunos. Desde Calor en la Noche se alerta de que la crisis sanitaria por el COVID-19 ha hecho aumentar las necesidades en la ciudad, no sólo a nivel económico, sino también a nivel administrativo por los cambios en la atención por parte de las instituciones y las dificultades de acceso a las distintas ayudas. También en ese sentido se presta un servicio de asesoramiento y acompañamiento a los usuarios, a los que se da orientación sobre el modo de tramitar prestaciones económicas, gestiones administrativas o citas médicas, por ejemplo. Todo ello además de mantener una escucha activa y apoyo emocional con los que las personas sin hogar se puedan sentir acompañadas y arropadas en todo momento.

Todo esto es posible gracias a las aportaciones económicas de los socios de la entidad, que además recibe ayudas puntuales de particulares, empresas y administraciones.

Además de contar con el servicio de desayunos, los voluntarios de Calor en la Noche llevan ya 18 años recorriendo por las noches las calles de Cádiz para dar a quienes se ven abocados a vivir al raso una taza de café o caldo, prendas de abrigo, sacos de dormir y, sobre todo, compañía. Su labor ha traspasado las fronteras de la ciudad y nuevos voluntarios, siempre vinculados a las comunidades educativas de La Salle, desarrollan la misma labor en diferentes puntos de la provincia de Cádiz, como San Fernando, El Puerto de Santa María y Jerez.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Calor en la Noche suma cinco años repartiendo desayunos a los más necesitados"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: