Comparsa ‘OBDC. La última flor’

Los últimos supervivientes de ‘OBDC. La última flor‘ vienen con ganas de afianzarse como comparsa de semifinales por lo que tienen que dar todo en este pase al haber solo diez plazas. Guardar letra para más adelante es un riesgo demasiado grande, así que esta noche presentan artillería para demostrar lo que valen.

En el primer pasodoble se avergüenzan de Antonio Burgos, hijo adoptivo de esta ciudad, por bromear con la muerte de Bimba Bosé. Piden que se le cambie el nombre al paseo que lleva su nombre junto a la Caleta por el de Pedro Romero. En el segundo pasodoble ponen voz a una mujer que parece quejarse al alcalde de su situación descubriendo al final que es un ruego al Nazareno, alcalde perpetuo de Cádiz.

En el primer cuplé bromean con los comentarios que les comparan con el tipo de los millonarios. Un buen cuplé donde intercalan versos de aquella comparsa de Juan Carlos Aragón. En el segundo le mandan un mensaje a Luis Ripoll, miembro del jurado que se vio envuelto en una polemica en preliminares por piropear a esta comparsa en redes sociales.

Un gran pase para una comparsa que tiene que trabajarse su puesto en la próxima fase. No puede decirse que hayan arriesgado en el contenido de los pasodobles, pero son dos letras de alto nivel. Los cuplés de mucha calidad también. Firme candidata a volver a actuar la semana que viene.

Sé el primero en comentar en "Comparsa ‘OBDC. La última flor’"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: