Últimas noticias
Mié. Abr 17th, 2024

Diputación destina 100.000 euros para la implantación de nuevas tecnologías en el sector agrario

Ana Carrera con los secretario de Asaja y COAG. – DIPUTACIÓN DE CÁDIZ

La diputada provincial de Empleo de la Diputación de Cádiz, Ana Carrera, acompañada de los secretarios generales de las organizaciones agrarias Asaja y COAG, Luis Ramírez y Miguel Pérez, ha comparecido en Jerez, en la Institución Ferial de la Provincia (Ifeca), para informar sobre las ayudas del Instituto de Empleo y Desarrollo Socioeconómico y Tecnológico (IEDT) de la Diputación para la implantación de nuevas tecnologías en el sector agrario, que representan una inversión total de la Diputación de 100.000 euros de las que podían ser beneficiarias organizaciones profesionales agrarias implantadas en la provincia.

Según ha indicado la Diputación en una nota, finalmente dos de ellas, Asaja y COAG reciben fondos por valor de 50.000 euros para el desarrollo de sendos proyectos. En concreto, Asaja ya está desarrollando un gemelo digital de un sistema de riego de olivar intensivo, mientras que COAG emprende mejoras tecnológicas para la agricultura gaditana a través del uso de drones, que permiten monitorizar y optimizar el funcionamiento de los cultivos.

Ana Carrera ha explicado que estas ayudas, que se convocan por primera vez, permiten «incorporar la innovación en un sector que se considera tradicional», y ha afirmado que considera «fundamental que de una forma firme y decidida se vayan incorporando las nuevas tecnologías y la innovación para ser más eficientes y competitivos». La diputada también ha destacado los beneficios medioambientales que tiene esta iniciativa.

Carrera ha subrayado que estos fondos permiten desarrollar proyectos pilotos que luego pueden irse ampliando a más cultivos de la provincia y las pequeñas empresas del sector agrario «ganen músculo, creen empleo y generen riqueza».

Los secretarios generales de Asaja y COAG han coincido en destacar la oportunidad de esta iniciativa en la actual coyuntura, antes de detallar en qué consisten sus proyectos. Luis Ramírez ha afirmado que «viene muy bien» ante la situación de dificultad que se presenta con la nueva PAC y el aumento de los costes.

Sobre el proyecto, Luis Ramírez ha explicado que el gemelo digital de sistema de riego se está probando en Gualdacacín, y con sensores y sistemas de medición permitirá elaborar un modelo que optimice el gasto de agua y de energía. Además, ha explicado que se desarrolla en colaboración con la Universidad de Córdoba y que este viernes día 10 se celebra una jornada inicial en su sede de Jerez.

Entre las ventajas de este sistema de digitalización se cuentan la optimización de la eficiencia de la producción, la implementación de un enfoque de mantenimiento predictivo de los sistemas, la puesta en marcha y diagnóstico de nuevos sistemas sin coste adicional o la simulación y optimización de las diferentes actividades asociadas al regadío del olivar intensivo, según ha explicado.

Por su parte, Miguel Pérez ha calificado la situación actual en el mundo agrario como un «momento muy delicado, con cambios en todos los órdenes, administrativos, tecnológicos, y de brecha digital». Aspecto este último que en su opinión se acrecienta por el envejecimiento de la población y que es «más acuciante en el campo». Asimismo, ha agradecido el apoyo de la Diputación de Cádiz, «sin estas ayudas no podríamos asumir este tipo de proyectos.

Los drones trabajan en cuatro comarcas de la provincia para detectar enfermedades y su información se cruza con la de satélites y especialistas. Entre sus ventajas se cuenta que permite acceder a espacios de difícil accesibilidad. Cuando se termine de desarrollar la experiencia piloto, COAG celebrará una jornada de conclusiones con los resultados finales de los estudios y los datos que se saquen, que puede favorecer que más productores lo adopten.

El uso de drones para realizar tratamientos aéreos localizados, permite minimizar el tiempo de respuesta a las carencias nutricionales y plagas, reducir daños en los cultivos derivados de la entrada de maquinaria pesada, reducir las emisiones de CO2, la reducción de los costes de cultivo o el uso de información multiespectral para obtener datos georeferenciados en el cultivo, que faciliten la aplicación de tratamientos en las zonas específicas que lo requieran, ha explicado.

Related Post