Últimas noticias
Mié. Jul 24th, 2024

El alcalde de La Línea dice que el conflicto pesquero con Gibraltar afecta a la ciudad y pide soluciones

Vista del Peñón de Gibraltar – Nono Rico – Archivo

El alcalde de La Línea de la Concepción (Cádiz), Juan Franco, ha manifestado su preocupación por el conflicto existente entre las autoridades de Gibraltar y los pesqueros españoles en la zona del Estrecho, que está «afectando gravemente» a los vecinos de su municipio y ha pedido soluciones a este respecto.

Para ello, ha anunciado en declaraciones a los periodistas que va a solicitar una reunión con el delegado del Gobierno en Andalucía, la Consejería de Pesca de la Junta de Andalucía y el Ministerio de Asuntos Exteriores para «analizar la situación» y «buscar soluciones» para que estos pescadores «puedan llevar a cabo su trabajo con normalidad».

La decisión se ha adoptado en la reunión que Franco ha mantenido este viernes, 1 de septiembre, con representantes de la Organización de Productores Pesqueros Artesanales Conil/La Atunara (OPP72), que aglutina por el conjunto de pescadores de este municipio, en torno a unos 35 barcos.

«Lo que está aconteciendo está afectando gravemente a vecinos de nuestra ciudad y, evidentemente, tenemos que estar al lado de ellos e intermediando para poder buscar una solución al respecto», ha asegurado el alcalde linense al término de esta reunión.

Juan Franco ha asegurado sentirse «profundamente preocupado» por esta cuestión y ha recordado que el Ayuntamiento «no tiene competencias» en materia de aguas territoriales ni de pesca, pero que, dada la situación, van a actuar como intermediarios para propiciar esta reunión y llegar a una solución.

El conflicto entre las autoridades gibraltareñas y los pescadores gaditanos se ha mantenido durante este mes de agosto, fundamentalmente, según han denunciado desde este sector, con situaciones de «hostigamiento» y «acoso» por parte del Peñón a los barcos pesqueros que faenan en aguas que ambas partes aseguran que son suyas.

Este pasado martes, 30 de agosto, el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en funciones, José Manuel Albares, trasladaba a Reino Unido su «enérgica protesta» por la «injustificable» presencia de buques británicos en aguas españolas en torno a Gibraltar y los tres «graves incidentes» ocurridos en relación con estos durante el mes de agosto.

El primero de ellos, ocurrido el 1 de julio, está relacionado con el vertido de combustible realizado por un metanero mientras repostaba de otro buque mediante el llamado ‘bunkering’. El segundo se produjo el 14 de agosto, cuando una embarcación del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) vio entorpecida su labor por tres embarcaciones británicas cuando perseguía a un buque auxiliar de Gibraltar que interceptó en aguas españolas.

El último de ellos, tuvo lugar el 21 de agosto, cuando un pesquero español fue hostigado también en aguas próximas a Gibraltar de soberanía española. Precisamente por este suceso el alcalde de Gibraltar y senador del PP, José Ignacio Landaluce, y la Junta de Andalucía habían pedido a Exteriores que interviniera ante este suceso.

Related Post