El Ayuntamiento de Chiclana adjudica la implantación de una Zona de Bajas Emisiones

Esta actuación, adjudicada por más de un millón de euros financiados por la Unión Europea a través de los fondos Next Generation, permitirá una mejora de la movilidad sostenible, así como de la calidad del aire en el centro de la ciudad

Con motivo de la entrada en vigor de la La Ley del Cambio Climático y Transición Ecológica, que obliga a los municipios de más de 50.000 habitantes a adoptar medidas de nuevos planes de movilidad sostenible para reducir los gases de efecto invernadero, fundamentalmente CO2, el Ayuntamiento de Chiclana trabaja en la implantación de una Zona de Bajas Emisiones, que se ha delimitado en el casco histórico de la ciudad, desde la calle San Antonio (norte) hasta la calle Agustín Blázquez (sur) y desde la calle San Félix (oeste) hasta la calle Convento (este).

De esta forma, tal y como ha explicado el alcalde de la ciudad, José María Román, en rueda de prensa, “la actuación tiene como objetivo poner en marcha un Sistema Integral de Gestión de la movilidad, que permita, mediante la digitalización de la información y los procesos de gestión, implantar una zona de bajas emisiones, adoptar medidas sobre la circulación del tráfico, planificar el futuro de la movilidad urbana en el municipio, mejorar la calidad del aire e incrementar la seguridad vial”.

Así, el objeto del proyecto es desarrollar una solución integral de movilidad, mediante el empleo de Sistemas Inteligentes de Transporte, compuesto por una plataforma de movilidad inteligente, en el que se centralizan e integran todos los equipamientos instalados en la vía pública y que se gestionará desde la Policía Local; sistemas de control de accesos a la zona de bajas emisiones; sistemas de control de tráfico en los principales accesos al municipio; sistema de control de la calidad del aire; señalización y paneles de mensaje variable; mejora de la seguridad vial y elementos de gestión del tráfico con la instalación de pasos de peatones iluminados y semáforos inteligentes que actúan en función del tráfico en cada zona; y puesta en marcha de un portal Web y aplicación móvil, que dará información a los ciudadanos sobre la situación del tráfico, así como de la zona de bajas emisiones y otra información de interés relacionada con la movilidad.

De esta forma, tras el proceso de licitación, dicha actuación se ha adjudicado a la empresa Aeronaval de Construcciones e Instalaciones (ACISA) por valor de 1.017.983,73 euros. En este sentido, la actuación prevista, que tendrá un plazo inferior a 12 meses, consiste en la instalación de 56 cámaras de control de tráfico con lectura de matrículas; sustitución de los reguladores de semáforos existentes para centralizar su gestión desde la Jefatura de la Policía Local; instalación de tres estaciones de control de calidad del aire; instalación de dos paneles de mensaje variable para información; instalación de 8 pasos de peatones iluminados, tanto en el pavimento como en señales verticales; instalación de un cruce semaforizado de nueva implantación; instalación de equipamiento hardware para el centro de control de la Policía Local (pantallas, servidores, estaciones de trabajo…); instalación software para la gestión y control del sistema; creación de nueva web y APP para información a la ciudadanía y realización de gestiones relativas a la movilidad; y realización de campaña de comunicación para informar a la ciudadanía.

“¿Se va a restringir el tráfico en el centro? En teoría no, salvo que haya episodios de contaminación ambiental, que creemos no se va a producir. No obstante, en caso de que así fuese, este sistema nos va a alertar”, ha aclarado el alcalde, quien ha añadido que, “para poder entrar en el centro, si hay mucha afluencia de vehículos y no hay calidad de aire, por seguridad se controlará el tráfico”. “Además, lógicamente habrá una regulación para la carga y descarga, así como para la entrada de los vecinos de la zona, de tal forma que esté garantizada”, ha incidido José María Román, quien ha resaltado “la importancia de avanzar en una ciudad más cómoda y habitable, con actuaciones previstas para tener un casco urbano más bonito, más agradable y más seguro, porque el objetivo es evitar los accidentes con el control de velocidad”.

Asimismo, el alcalde ha incidido en que “venimos a dar un impulso importante a la calidad de vida en Chiclana, acompañado de algo que se ha ido notando en los últimos años, las bolsas de aparcamientos disuasorias alrededor del centro de la ciudad y completamente gratuitas”.

Por su parte, el jefe de la Policía Local, Juan Carlos Castro, ha indicado que “se están haciendo unos esfuerzos importantes para mejorar la movilidad en Chiclana, con más zonas de estacionamiento, dobles carriles, nuevas rotondas, etcétera… para tener una ciudad más sostenible y segura”. “Apelo a que los ciudadanos cumplan esa normativa, que está pensada para la seguridad de todo el mundo”, ha reclamado.

Sé el primero en comentar en "El Ayuntamiento de Chiclana adjudica la implantación de una Zona de Bajas Emisiones"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: