El momento de cambiar las pastillas de freno

Un tema complicado y controvertido en el mantenimiento de un coche radica en saber cuándo debes cambiar las pastillas de freno de tu vehículo.

Si bien es cierto que las pastillas, dependiendo de su calidad y composición, tienen un tiempo de duración estimado, este va a depender, en gran medida, de tu estilo de conducción, las características de tus recorridos habituales e incluso del clima y meteorología. Por esta razón, muy pocos fabricantes especifican una duración de las mismas.

Qué ocurre si no las cambias a tiempo

La primera consecuencia es que tu seguridad y la de quienes van contigo en el coche se va a ver seriamente afectada, poniendo en un evidente riesgo a otros conductores también.

La segunda cuestión viene determinada por el deterioro del disco, que es la otra pieza de desgaste del sistema de frenado y que es bastante más costoso que las pastillas, por lo que, a veces, apurarlas por ahorrar te supondrá un desembolso más cuantioso.

Las pastillas de freno se sitúan en la pinza de freno que activa el mecanismo hidráulico abriendo o cerrando según se acciona el pedal de freno y apretando las pastillas sobre el disco de freno en ambas caras.

Si las pastillas están gastadas, el soporte metálico de estas rozará contra el disco y lo rayará, haciendo que pierda gran parte de su efectividad y que desgaste más pastillas.

Cómo puedes determinar el estado de tus pastillas

Normalmente es conveniente realizar una comprobación visual de vez en cuando o pedir que te lo miren en el taller cuando cambias el aceite o en cualquier mantenimiento regular del vehículo.

Debes observar el desgaste de la pastilla y cuando a esta le quede un milímetro o milímetro y medio, cambiarlas.

Temblor o vibración del volante

Si llegas a notar un temblor en el volante mientras realizas la frenada, no dudes por un momento que debes cambiar las pastillas, es síntoma de un desgaste severo.

El coche se desvía al frenar

Este es un síntoma con varias posibilidades que se puede atribuir a una presión desigual de las ruedas, un mal paralelo o equilibrado, pero que, toda vez descartadas estas, tiene como causa más probable un desgaste irregular de las pastillas.

El coche tarda en frenar

Cuando frenas y la distancia de frenado necesaria se hace considerablemente mayor a la que debería, es un claro síntoma de que las pastillas ya han perdido gran parte de su eficacia y, aunque no vayan a dañar el disco de momento, ponen en riesgo la seguridad.

No olvides que con hacer un click aquí puedes tener tu recambio de pastillas de freno en las mejores condiciones, para tu Audi o cualquier otra marca de vehículo.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "El momento de cambiar las pastillas de freno"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies