El Parlamento de Andalucía convalida el decreto ley de rebaja de impuestos

Carolina España insiste en que «bajar impuestos, más una gestión eficaz, es igual a mejorar todos los servicios públicos para los andaluces»

El Parlamento de Andalucía ha convalidado este miércoles el decreto ley de rebajas fiscales frente a la inflación aprobado por el Consejo de Gobierno, con los votos a favor de los grupos parlamentarios del PP y Vox, y la oposición del PSOE, Por Andalucía y el Grupo Mixto.

La consejera de Economía, Hacienda y Fondos Europeos, Carolina España, ha defendido que, «frente a la incertidumbre que genera la situación económica global, los gobiernos nos vemos obligados a responder con anticipación, agilidad e inmediatez, y a realizar un ejercicio de responsabilidad política con nuestros conciudadanos, que son el único centro de nuestra acción de gobierno».

Carolina España, en este sentido, ha manifestado que «cualquier Gobierno sensible y comprometido, en especial con las rentas medias y bajas, tiene que actuar» y ha recordado que esta nueva bajada de impuestos supondrá un ahorro para los andaluces de más de 359 millones de euros, «lo que, sumado a las bajadas anteriores, dejará cada año 899 millones de euros en manos de las familias andaluzas».

La consejera Carolina España, que ha explicado los pormenores del decreto, ha insistido en que el mismo tiene el doble objetivo de ayudar a las familias a hacer frente a la elevada inflación y atraer nuevos contribuyentes e inversiones a Andalucía. España le ha pedido al resto de partidos presentes en la Cámara a que tomen la reforma como «algo suyo». «Bajar impuestos, más una gestión eficaz, es igual a mejorar todos los servicios públicos para los andaluces», ha indicado, para hacer hincapié en que «el Gobierno del presidente Moreno, demostrará, como ya ha demostrado anteriormente, que es posible bajar los impuestos y reforzar los servicios públicos de calidad para todos, y de manera prioritaria en sanidad, educación y servicios sociales, mejorando aún más la gestión de los recursos públicos disponibles. Con eficacia y un control riguroso de la hacienda pública».

Durante su comparecencia, la consejera ha recalcado: «Queremos seguir siendo foco de atracción de nuevas oportunidades que impulsen la actividad económica y que consoliden a nuestra tierra no solo como la mejor región para vivir, sino también para invertir».

Para conseguir su finalidad, el decreto contempla modificaciones en la tributación que afectan al IRPF, al Impuesto Sobre el Patrimonio y al canon de mejora de las infraestructuras hidráulicas, el conocido como el canon del agua, que el Gobierno andaluz, como anunció el presidente, Juanma Moreno, va a eliminar durante el año 2023.

La suspensión del canon del agua sólo durante el año 2023 va a suponer un ahorro global estimado de 140 millones de euros para las familias y las empresas. Asimismo, la deflactación de los primeros tramos de la tarifa autonómica del IRPF un 4,3% y el aumento, en la misma proporción, de los mínimos personales y familiares exentos de tributación, va a suponer un ahorro para los andaluces de 124, 2 millones de euros.

Esta medida beneficiará a todos los contribuyentes, pero de manera especial a los que tienen rentas medias y bajas. El 82% de los contribuyentes andaluces tributa dentro de los tres primeros tramos del IRPF, que son los que se van a deflactar. La medida evitará, por una parte, que un incremento salarial, que no podrá compensar la fuerte subida de la inflación, implique una mayor tributación para el contribuyente. Y, por otra, mantener fuera de la tributación la parte de la renta destinada a cubrir las necesidades básicas que, también por la inflación, es mayor de lo que ha sido en años anteriores.

Por otro lado, el decreto ley convalidado este miércoles por el Parlamento de Andalucía, contempla la supresión en la práctica del Impuesto sobre el Patrimonio mediante la bonificación del 100% de la cuota. El objetivo de esta medida es atraer a nuevos contribuyentes hacia Andalucía y que esta comunidad autónoma se convierta en la residencia fiscal de ciudadanos de alto poder adquisitivo.

La supresión de este impuesto, prácticamente extinguido en Europa, tendrá un impacto recaudatorio de alrededor de 95 millones de euros, lo que representa un 0,6% del total de la recaudación tributaria andaluza. No obstante, gracias a la nueva actividad económica que la medida impulsará, esto se compensará con un previsible aumento de la recaudación por vía de IRPF e IVA.

«Esto es lo que queremos para que Andalucía siga avanzando«, ha indicado la consejera, quien ha dejado claro que «lo que no queremos ni nos gusta es que ministros del Gobierno de España cuestionen nuestra autonomía fiscal y quieran subirnos los impuestos», para matizar: «Si el Gobierno de Sánchez culmina su propuesta de un nuevo impuesto para tumbar la reforma fiscal de Andalucía, los andaluces daremos la batalla. El Gobierno de la comunidad no admitirá más ataques a nuestra autonomía».

«Este Gobierno está apoyando a aquellos que producen, generan riqueza y empleo«, ha concluido.

Otras medidas frente a la inflación

La consejera Carolina España, que ha comparecido también ante la cámara autonómica para exponer las medidas adoptadas por el Gobierno andaluz para hacer frente a la inflación, ha hecho un diagnóstico de la actual situación económica y ha puesto en el centro del debate el freno al crecimiento económico a causa de la pérdida de poder adquisitivo de los ciudadanos.

«La lucha contra la inflación excede las capacidades y competencias de las comunidades autónomas. La política monetaria la ejerce el Banco Central Europeo y las competencias fiscales de que disponemos son muy limitadas», ha explicado la consejera, que ha reconocido que, «aun así, hemos hecho un enorme esfuerzo».

Carolina España se ha referido, entre las medidas de carácter fiscal puestas en marcha por el Gobierno andaluz frente a la inflación al decreto ley convalidado y a las anteriores rebajas fiscales acordadas durante la pasada legislatura. «Le hemos ahorrado a las familias andaluzas casi 900 millones de euros al año«, ha señalado.

Ello ha sido posible por la bajada de los tipos de la parte autonómica, así como por la revisión de los tramos de tributación en el IRPF, la incorporación de nuevas deducciones y la ampliación de las existentes (por familia numerosa, por nacimiento de hijo, por gastos para aprendizaje de idiomas y en el ámbito tecnológico, por adquisición de vivienda, por ayuda doméstica…), pero también rebajando el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, la bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, y la supresión, en la práctica, del Impuesto sobre el Patrimonio, y se ha suprimido el canon del agua para 2023.

También la Junta de Andalucía, ha recordado Carolina España, ha aprobado ayudas como el «cheque escolar» de 100 euros por hijo escolarizado en la enseñanza obligatoria para familias con rentas de hasta 15.000 euros, la deducción de 150 euros por actividades extraescolares, y otras para comedores escolares, con bonificaciones de entre el 70% y el 100%, entre otras muchas, como puede ser, en el ámbito social, la tarjeta monedero que distribuye Cruz Roja.

La consejera Carolina España también se ha referido, entre otras muchas, a las medidas aprobadas para los autónomos, entre las que ha destacado la ampliación de la tarifa plana y el establecimiento de una nueva tarifa superreducida para jóvenes y mujeres, la denominada «cuota cero» para nuevos autónomos a partir de 2023, o las ayudas para el inicio de la actividad o la contratación de personal.

Sé el primero en comentar en "El Parlamento de Andalucía convalida el decreto ley de rebaja de impuestos"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: