El proyecto Bioheritage concluye con la apuesta de los países implicados por reforzar el valor de sus productos autóctonos

Ana Carrera ha clausurado esta iniciativa liderada por la Diputación de Cádiz y en la que han participado entidades de España, Francia y Portugal

Una veintena de acciones relacionadas con la gestión de los espacios naturales, diseño de fórmulas de viabilidad económica para las razas autóctonas en peligro de extinción, impulso al ecoturismo y trasferencia de experiencias es el resultado del proyecto Bioheritage, promovido por la Diputación de Cádiz junto a socios de otras provincias españolas, Francia y Portugal. La iniciativa ha llegado a su fin, después de tres años, con un evento celebrado en el Edificio Constitución de 1812, de Cádiz, y al que han asistido representantes de las diferentes entidades participantes.

En su discurso de clausura, la responsable del Área de Empleo y vicepresidenta del Instituto de Empleo y Desarrollo Socioeconómico y Tecnológico (IEDT), Ana Carrera, ha destacado los beneficios que ha supuesto el desarrollo del proyecto para la protección y fomento de los espacios naturales, mediante la puesta en valor de las razas ganaderas autóctonas como patrimonio de biodiversidad y activo turístico.

Resultados “fruto del esfuerzo conjunto” de los socios de la iniciativa coordinada por el IEDT, con lo que se demuestra que la Diputación de Cádiz, en su afán de promover el desarrollo socioeconómico y tecnológico de la provincia, no resta esfuerzos para colaborar con entidades de otros países en pro de un objetivo común que refuerce el espacio transnacional, ha destacado.

A colación, ha resaltado la importancia de este trabajo porque, pese a las dificultades encontradas con la situación de alerta sanitaria derivada de la pandemia, se han podido conseguir los objetivos planteados, que no son otros que “poner en valor nuestros espacios naturales a través de las razas ganaderas autóctonas de nuestros territorios, no sólo como patrimonio de la biodiversidad, sino como un activo turístico y económico vital”.

Los resultados de la iniciativa, que se han dado a conocer al público asistente durante la jornada, inciden directamente en la promoción comercial de los productos autóctonos y en la potenciación de un turismo saludable y ecológico.

La conclusión de Ana Carrera es que “después de haber puesto en común las posibilidades, dificultades y retos, hemos sido capaces de poner en común cómo las razas autóctonas son un patrimonio incalculable, que a día de hoy es necesario cuidar, mimar y preservar”. Por este motivo, ha felicitado a los participantes en el proyecto, y ha animado a que “sigamos trabajando” para ser “capaces de trasladar en cada territorio las potencialidades que tienen nuestros espacios naturales, nuestras razas y su conservación” de cara al fomento del turismo y la economía.

Exposición de fotografías

Junto a la presentación de resultados, la jornada de clausura ha contado con una conferencia de Antonio Orozco, profesor de la Escuela de Hostelería de Arcos, sobre las ‘Bondades y virtudes de la carne de la oveja merina y de la cabra payoya’.

Además, se ha inaugurado ‘Autóctonas en espacios naturales’, una muestra fotográfica compuesta por unas 40 imágenes de razas autóctonas, emprendimiento, labores de pastoreo, etc, y que refleja la contribución de estas labores a la puesta en valor de los espacios naturales de los territorios socios, con especial énfasis al papel de las mujeres en el medio rural.

La exposición estará abierta al público hasta el próximo jueves 23 de diciembre (durante el fin de semana, no es posible la visita).

 Proyecto Bioheritage

El proyecto Bioheritage se enmarca en el programa de Cooperación Territorial Interreg Sudoe y se financia al 75 por ciento con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). En conjunto, ha supuesto una inversión total de más de un millón de euros –en concreto, 1.099.827,99 euros-, de los que el IEDT de la Diputación ha gestionado 249.626,98 euros.

El resto de entidades beneficiarias españolas han sido la Diputación de Jaén -con 180.000 euros-, la Federación de Razas Autóctonas de Galicia -170.000 euros- y la Junta de Andalucía -100.001,50 euros-. Por parte de Francia, se han beneficiado del proyecto Chambre de Commerce D’Industria Du Gers -100.000 euros-, Parc Naturel Régional Périgord-Limousin -100.049,92 euros- y Parc Naturel Régional des Pyrénées Ariégeoises -100.145,59 euros-. Agrupamento de Produtores de Carne, Leite y Queijo de Raça Minhota, ha sido la entidad portuguesa beneficiaria -100.004 euros-. 

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "El proyecto Bioheritage concluye con la apuesta de los países implicados por reforzar el valor de sus productos autóctonos"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: