“Ha habido momentos en los que me arrepiento de haberlo hecho público”

Ese es el sentimiento que embarga a una de las chicas presuntamente acosadas por el ciudadano italiano detenido ayer miércoles. El acoso social al que se ha visto sometida, también por parte de la prensa, “que se mueve por el morbo en lugar de por la preocupación por la situación que podamos estar viviendo”, explica por qué no constaban denuncias contra el detenido tras numerosos episodios de acoso. Esta víctima, la que se atrevió a romper el silencio, acudió a la concentración convocada en la tarde de hoy en la Plaza del Palillero y que congregó a unas quince personas tras interponer denuncia en Comisaría.

Una chica que transitaba por la Cruz Verde, una empleada de Carrefour o una trabajadora de un comercio de la calle Compañía son algunos de los sucesos que han ido saliendo a la luz a raíz de la denuncia en redes sociales del presunto acosador.

No es fácil romper el silencio como tampoco es fácil pasar por el trance de interponer denuncia. “Acudir a Comisaría ha sido un poco violento”, se queja esta víctima en declaraciones a Cadiznoticias. El trato de un agente de la UFAM (Unidades de Atención a la Familia y Mujer) que la conminó a que no generalizase con sus quejas hacia el género masculino crisparon el ambiente en los primeros minutos de su declaración. Más tarde la situación terminó encauzándose y el trato fue más cariñoso.

Hasta el momento han sido dos las denuncias interpuestas aunque la Policía ha recibido llamadas de otras mujeres que pasarán a denunciar en los próximos días. Las que lo han hecho hasta ahora identificaron al agresor mediante un reconocimiento fotográfico y fueron informadas de que el detenido, que cuenta con antecedentes por un delito de exhibicionismo y padece un trastorno mental, “pasará a disposición judicial mañana o pasado”.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "“Ha habido momentos en los que me arrepiento de haberlo hecho público”"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*