Incubazul ya cuenta con cinco proyectos que han solicitado incubación

La incubadora de economía azul de la Zona Franca subvencionada por Fondos Feder empezó a funcionar en septiembre en el Edificio Melkart mientras se desarrolla Zona Base en el polígono exterior, en donde irá alojada

Incubazul empieza el año 2021 con cinco proyectos incubados tras haber recibido cinco solicitudes en solo tres meses desde que se pusiera en marcha. La incubadora, altamente innovadora y vinculada a la economía azul, entró en funcionamiento en el mes septiembre en las instalaciones del edificio Melkart y seguirá funcionando en él hasta que se complete el desarrollo de Zona Base, el centro de innovación y expansión tecnológica en la parcela de la antigua Ibérica Aga en el polígono exterior de la Zona Franca.

Una de las primeras acciones de Incubazul fue la celebración del Ocean Hackathon 2020, evento científico internacional celebrado en Cádiz y otras ciudades marítimas del mundo a primeros de octubre que congregó en las instalaciones del recinto interior a un nutrido número de investigadores en torno a la economía azul.

Precisamente cuatro de los proyectos que han solicitado hasta el momento incubación participaron en este evento científico y una de ellas, Carmen Morales con su equipo de la Universidad de Cádiz, fue la ganadora en nuestra ciudad con su proyecto I-Litter, sobre la cuantificación de la basura oceánica mediante imágenes.

Otro proyecto de los que ha solicitado ser alojado en la incubadora es el dirigido por Elena Ortega, que se fusionó con el anterior para competir en la final del Hackathon. El proyecto se enmarca en la temática de la educación azul y está destinado enseñar a los niños sobre los desechos marinos, su reutilización y la biodiversidad.

El turismo azul es el tema de otro de los proyectos, dirigido por Esther Puertas, también de la Universidad de Cádiz,  que consiguió el segundo puesto en la final gaditana. Se trata de una aplicación móvil para promover un nuevo modelo de turismo azul, más inclusivo y sostenible.

También tendrá incubación en Zona Franca Andrea Celeste Curcio, que consiguió el cuarto puesto en el Hackathon de Cádiz y que trabaja para la detección de plástico en las costas y en el mar mediante drones.

El quinto proyecto que recibirá incubación es el denominado Trash Peak, dirigido por Javier Villanueva y Pablo Osuna, ganador de uno de los premios AtrBT de este año y que tiene como objetivo la fabricación de tablas de surf a partir de los plásticos de las costas utilizando la impresión 3D y las tecnologías de reciclado.

Los usuarios de la incubadora, que contarán con un ecosistema de apoyo, optarán a servicios tales como mentorización, programas de intercambio,  asesoramiento para financiación pública y privada, eventos o foros científicos, todo ello por un período máximo de un año para las iniciativas nuevas que se instalarán en coworking, mientras que los proyectos más consolidados pasarán a ocupar oficinas individuales por un tiempo máximo de 5 años.

Incubazul tiene una inversión de 3.150.000 euros y se está desarrollando subvencionada  con fondos concedidos por el Programa Operativo Plurirregional de España Feder 2014-2020 “Una manera de hacer Europa” a través de  la Fundación Incyde.

El Centro de Innovación y Expansión Tecnológica Zona Base que albergará la incubadora será un polo de concentración de actividad económica eficiente adaptada a la nueva economía. Para ello, el Consorcio ha estudiado y conocido iniciativas novedosas en la misma línea que están poniendo en marcha otras zonas francas como el World Car Center en Vigo y la incubadora de impresión en 3D de Barcelona. entre otras acciones.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Incubazul ya cuenta con cinco proyectos que han solicitado incubación"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: