Irene García renueva su compromiso con el municipalismo y suma a nueve alcaldes en su Ejecutiva

El XIII Congreso del PSOE de Cádiz ha dado hoy luz verde a la nueva dirección provincial que acompañará a la secretaria general, Irene García, en su proyecto político para la provincia los próximos cuatro años donde se mantiene como presidente a Manuel Jiménez Barrios, al alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix como vicesecretario general y a Araceli Maese en el área de Organización. Una Ejecutiva que cuenta con una importante renovación de más del 60 por ciento de sus miembros e incorpora como novedades entre ese núcleo duro al arcense Joaquín Macías en Política municipal y al alcalde de Alcalá de los Gazules, Javier Pizarro, además de representar a las dos grandes agrupaciones socialistas de la provincia, las de Jerez y Algeciras, con Ainhoa Gil en Formación y Juan Lozano en la secretaría de Ideas y Programas, respectivamente. La de Cádiz, por su parte, aporta dos nombres, Gonzalo Pando en Atención al militante y Teresa Rovayo en Medio Ambiente. Entre los diez primeros puestos, se sitúan en áreas novedosas la alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, al frente de Planificación de fondos europeos y el alcalde de Sanlúcar de Barrameda, en la Secretaría del Consejo Territorial.

La lista paritaria, con fuerte presencia del municipalismo y compuesta por 37 secretarías y cinco vocalías, ha sido refrendada por el 80 por ciento de los votos emitidos. Con un 80,6 por ciento ha salido adelante la composición del Comité provincial, máximo órgano entre Congresos y que representa a todas las agrupaciones socialistas de la provincia. El informe de gestión de la Ejecutiva provincial saliente ha sido avalado por el 88 por ciento del plenario.

Tras los saludos iniciales del portavoz municipal, Fran González, y de María Jesús Castro, miembro de la Ejecutiva federal, el secretario de Organización del PSOE de Andalucía, Juan Cornejo, tomó la palabra sin poder sustraerse en su alocución del debate catalán y la situación crítica que atraviesa el país. Quiso dejar clara la postura del PSOE andaluz. Con dos ideas básicas. El PSOE tiene una posición firme en defensa del Estado del derecho y la Constitución. Desde siempre, y recordó el marco en el que siempre se ha movido el PSOE, la Declaración de Granada del año 2013 donde ya los socialistas apuntaban a esa necesaria revisión de la Carta Magna. “Una Constitución que recogía el sentimiento de la inmensa mayoría en el año 78, de gran consenso y que nos ha permitido los 40 mejores años de historia democrática de este país”, abundó. E hizo una advertencia a sus compañeros: “Somos el único partido que queda como tal de los que fueron protagonistas del 78, cómo no vamos a defenderla, nosotros queremos reformarla y otros quieren destruirla”.

Cornejo criticó a Podemos por comparar el proceso de autonomía andaluza con el referéndum catalán y en este punto, zanjó: “Reforma de la Constitución sí, encaje de Cataluña sí, privilegios no”. El número dos del PSOE andaluz cree que se ha demonizado al artículo 155 y dio lectura del mismo en la sala para argumentar que “se trata de la autodefensa de la Constitución cuando atentan contra ella, lo que hace es defender a los catalanes y obligar al Gobierno a la protección del interés general”. Y una última reflexión sobre Cataluña giró en torno a la pérdida de empleo que cifró ya en 70.000 puestos. “Está haciendo un daño tremendo a todo el país, pero sobre todo, van a dañar más a los trabajadores y nadie habla de las consecuencias sobre el empleo con lo que está sucediendo”, planteó para considerar que “solo eso es suficiente para que haya sensatez, y el Gobierno actúe para volver al marco constitucional y parar esta situación insostenible”.

En clave interna, Cornejo deseó un buen Congreso, insistiendo en “no perder nunca de vista esa mirada hacia el exterior en cada decisión que tomemos”. “Si nuestros congresos no los hacemos pensando en el ciudadano, no tienen razón de ser”, indicó. “Menos las elecciones municipales que están claras, lo demás no está escrito”, avisó instando a sus compañeros a encarar los congresos locales presentando a los mejores hombres y mujeres en los ayuntamientos para construir una provincia donde pensemos en el bienestar de los gaditanos y gaditanas”.

Por su parte, el vicepresidente del Gobierno y presidente de la Ejecutiva provincia, Manuel Jiménez Barrios, describió en su intervención la senda política trazada los últimos meses en Andalucía, “que va a alzar la voz para estar presente en el debate y marcar el tiempo político”.

En la secuencia sobre la iniciativa del Gobierno andaluz, recordó la reunión con Ciudadanos en busca de estabilidad, el cambio en el ejecutivo Gobierno andaluz a mitad de mandato, el debate creado en torno a la financiación autonómica de la mano de los sectores sociales y económicos y por último, la aprobación de los presupuestos andaluces para situar a Andalucía como referencia de estabilidad y ejemplo de consenso en el país.

Realizando un repaso a las cuentas andaluzas centradas en impulsar el crecimiento económico, en recuperar derechos y blindar las políticas sociales, Jiménez Barrios apuntó que “en este contexto hemos dejado descolocada a la oposición con un PP que llama a la puerta para dialogar al mismo tiempo que presenta una enmienda a la totalidad y un Podemos cuyo líder confunde lo que ocurrió con los andaluces el 28 F con la situación catalana”.

Sobre la provincia de Cádiz, se reafirmó en que “el PSOE va por buen camino pues hace cuatro años nos presentamos para sacar a Cádiz del ranking del desempleo y hemos bajado de los 200.000 desempleados a 152.000 y hay que seguir trabajando, de ahí los 1.200 millones que la Junta destina en sus presupuestos para generar empleo”.

El número dos del Gobierno andaluz sostuvo que “el PSOE de Cádiz tiene una estrategia clara y es un PSOE anclado a los problemas de la gente, mientras todo el mundo se pregunta dónde está el PP, dónde está Podemos, quiénes son sus líderes, dónde están los diputados de Podemos por la provincia, alguien recuerda qué hace el PP por esta provincia”.

En su intervención, la secretaria general del PSOE de Cádiz, Irene García, comenzó por agradecer la presencia de una amplia representación de los agentes sociales y económicos, así como de la sociedad civil “imprescindibles para construir esta provincia y que han sido una pieza clave para no dejar en la cuneta a tanta gente en años de dura crisis”. “La realidad del paro ha sido muy dura y aunque hemos bajado en algo las cifras, sigue siendo dura y no podemos bajar los brazos mientras haya familias que todavía no tienen un horizonte certero”.

Cinco años complicados también para la organización “pues ésta no deja de ser un reflejo de lo que pasa en la calle”, dijo García, que también quiso agradecer a la militancia el respaldo obtenido en las primarias, que calificó de “un modelo ejemplar de democracia interna que se ha instalado y al que no vamos a renunciar”.

“Me acompaña la emoción de haber recibido vuestro respaldo y ahora tengo la enorme responsabilidad de convertir ese gran pozo de confianza en trabajo para alcanzar aciertos”, afirmó, para emplazar a sus compañeros a trabajar juntos porque “en este partido no sobra nadie, aunar capacidad y conocimientos sigue siendo nuestro mayor potencial, creo en los equipos de trabajo compartido y en la suma de talentos”.

El objetivo, según la dirigente socialista, “seguir convirtiendo esta organización en la herramienta útil que espera la ciudadanía, militar para cambiar las cosas y hacer posible que los ciudadanos nos identifiquen con la solución a sus problemas”. La receta, los dos parámetros que han guiado su gestión, la búsqueda de la unidad interna y convertir el partido en una fuerza ganadora.

García se ha mostrado especialmente orgullosa de haber contribuido en este tiempo al surgimiento de nuevos liderazgos locales, y así ha querido reflejarlo en la nueva dirección que le acompaña con una importante presencia de la esfera municipal. “Nuestros alcaldes y alcaldesas son la puerta que hace posible los sueños de la gente, la que canaliza lo que se quiere y lo convierte en realidad”, ha dicho.

“Creo firmemente en las posibilidades de la provincia de Cádiz, para algunos compleja, para mí solo diversa porque precisamente nuestra situación geográfica es nuestro valor, no nuestro freno”, aseguró y fue enumerando todas las potencialidades de la provincia como “sus parques tecnológicos, dos puertos de interés general del Estado, el aeropuerto…”. Y en conexión con ese mensaje de optimismo, se congratuló de que Cádiz fuese “de las primeras provincias en exportación y de las que más iniciativas empresariales crea, más del 60 por ciento por parte de jóvenes universitarios que siguen creyendo en la provincia”.

Frente a los datos positivos hay, a juicio de García, “muchas alarmas, datos preocupantes, pero el reto es apasionante”. “Si han caído 10.000 y hay 60.000 empresas en la provincia, vamos a hacerlas crecer, diversificar y consolidar empleo”, sugirió mirando al representante de la CEC, mientras también se dirigía a los sindicatos para alentarlos a “seguir trabajando desde el concierto social”.

“Hay que superar la miopía política, no necesitamos gente que dude de los acuerdos unánimes que se alcanzan con los agentes sociales, la ciudadanía está muy cansada”, dijo refiriéndose al comportamiento del PP respecto al último Consejo Económico y Social. En el mismo sentido, la dirigente socialista apuntaba que hay muchos retos por delante, mucha tarea, y es necesario seguir consolidando nuestro partido como referencia de la izquierda frente a lo que tenemos. “Una derecha que no se entera y que insulta la inteligencia de la ciudadanía en cuestiones como el Brexit, el nudo de Tres Caminos o Algeciras Bobadilla, una izquierda tradicional camino de la irrelevancia y en brazos de la derecha como sucede en Castellar o Jimena y unas fuerzas emergentes que prometieron el cielo y que se creían que antes de que ellos llegaran no existía el aire y no respirábamos, que las instituciones no funcionaban y que los derechos sociales no se consolidaban”, fue describiendo. Y en este punto, aprovechó para criticar duramente “las colas absolutamente lamentables en Cádiz capital para poder pedir ayudas sociales”, presumiendo de que eso jamás sucede en un ayuntamiento socialista.

“Caminamos a hombros de gigantes porque antes que nosotros llegaron otras generaciones que iniciaron una marcha que aún no ha terminado”, relató García para hablar del “PSOE que somos”. Y haciendo finalmente un recorrido histórico de las siglas mencionando a los que iniciaron esa marcha, invitó a los presentes a sumarse a ese relato “de hacer posible que la ciudadanía viva mejor, a seguir construyendo una historia que hoy tenemos que seguir escribiendo con los valores socialistas intactos y en unas condiciones más necesarias que nunca, en ese compromiso irrenunciable por la igualdad”.

Antes de terminar, la mujer que hizo historia en el PSOE de Cádiz al convertirse en la primera secretaria general y en la primera presidenta de la Diputación de Cádiz, quiso hacer un guiño a “la incorporación de la mujer a la política que sigue estando acompañada de muchas renuncias”. “Espero que mis renuncias, las de muchas mujeres, sirvan para que en el futuro nuestras hijas puedan vivir y compartir espacios de mayor libertad, sin violencia, ni menosprecio, sin tutelas ni tutorías, sin obstáculos”, apuntó.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Irene García renueva su compromiso con el municipalismo y suma a nueve alcaldes en su Ejecutiva"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*