La directora del IAM aboga por la educación afectivo-sexual para desmontar la cultura sexual de dominación masculina Elena Ruiz recuerda que la pornografía ha alimentado un modelo erótico-misógino con el que se identifican los clientes de la prostitución

La reforma de la Ley andaluza de Igualdad de Género, que se encuentra en trámite parlamentario, prevé garantizar la incorporación en todas las etapas educativas de contenidos coeducativos que promuevan nuevos modelos de masculinidad, basados en el respeto y la igualdad, y de programas de sensibilización en materia de educación sexual y afectiva. Medidas que, según la directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Elena Ruiz, son “fundamentales para desmontar la cultura sexual hegemónica, basada en la masculinidad como sinónimo de dominación sexual,  que retroalimenta el consumo de la prostitución y, en consecuencia, la trata de mujeres con fines de explotación sexual”.

La directora del IAM ha señalado que el 23 de septiembre, Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños, “es una fecha que debe recordarnos que detrás de la prostitución hay todo un mercado sexual que utiliza como mercancía a las mujeres, gran parte de ellas víctimas de trata”.

Junto a ello, Elena Ruiz ha recalcado que la prostitución aúna en sí dos formas de dominio social, “el sexo y el dinero, en las que el hombre ostenta sobre la mujer un gran poder de forma sistemática”. En este sentido, ha señalado que los diversos estudios cualitativos señalan el consumo de prostitución como una “realidad muy normalizada”, donde los clientes vinculan la prostitución a una forma de ocio y de diversión, y relacionan el consumo con su identificación con la masculinidad, como sinónimo de poder y dominación sobre las mujeres. “Ello es consecuencia de la cultura sexual hegemónica en la que han crecido, que promueve un patrón erótico-misógino, promovido por la pornografía”, ha señalado Ruiz, quien ha abogado por una adecuada educación afectivo sexual y una coeducación transversal como “mejor herramienta para transformar ese modelo”.

Por ello, junto a la reforma de la Ley andaluza de Igualdad de Género, la directora ha recordado que el Gobierno andaluz trabaja en el diseño de una ley contra la explotación sexual y la trata de mujeres, para dar máxima protección a las mujeres prostituidas y víctimas de trata, así como para promover la sensibilización social en la materia.

Finalmente, la directora ha destacado que el IAM ha destinado este año 1,3 millones de euros a programas de atención a mujeres en riesgo de exclusión social, entre ellas mujeres prostituidas y víctimas de trata. De los 1,3 millones invertidos en 2017, cifra similar a la de este año, 343.237 euros se destinaron a 21 proyectos para mujeres prostituidas y víctimas de trata, que han permitido atender a 3.056 mujeres (dándoles atención psicológica, sanitaria, acogida, inserción laboral, formación,….), por lo que se espera alcanzar este año el mismo número de beneficiarias.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "La directora del IAM aboga por la educación afectivo-sexual para desmontar la cultura sexual de dominación masculina Elena Ruiz recuerda que la pornografía ha alimentado un modelo erótico-misógino con el que se identifican los clientes de la prostitución"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*