Últimas noticias
Vie. Jul 19th, 2024

486162_4909385452973_539077306_n«No aceptaremos una moción de censura. Si José María González es investido alcalde de Cádiz será para cuatro años.» Qué lejos quedan estas palabras. La estrategia que se marcaron en el caso de perder la alcaldía hace aguas. La oposición es ingrata y está mal pagada. El privilegio de hacer oposición cobrando cuatro o cinco mil euros al mes está al alcance de muy pocos. Y el clamor popular que iba a exigir el retorno de Teófila está lejos de producirse. La situación empieza a ser crítica en el seno del partido, los remaches están comenzando a saltar y empiezan a abrirse las primeras vías de agua, por lo que no hay tiempo que perder.

Todos los movimientos del Grupo Popular desde el pleno de los presupuestos del pasado viernes pueden leerse en clave de una moción de censura que en ningún caso descartan.

El primer paso ha sido votar en contra a los presupuestos municipales, como era previsible. Lástima que un «error» del propio Partido Popular (como así mismo reconoció el diputado popular Martín-Toledano en el debate parlamentario) permita la aprobación por parte de la Junta de Gobierno Local. Aún así irán al contencioso-administrativo siguiendo la máxima del PP en los últimos años; «lo que la democracia no te dé, pídeselo a los jueces». Esta es la «causa primera», el pistoletazo de salida de lo que ha sido una semana orientada  a poner las bases de una moción que indudablemente van a seguir defendiendo en lo sucesivo.

El segundo punto importante de esta estrategia fue su negativa a aprobar la ordenanza inicial del Programa Alquiler Justo, absteniéndose. ¿Cuál es el motivo de no votar favorablemente una medida que tiene apoyo social y que les podría mostrar ante el electorado como un partido preocupado por los que menos tienen? Sin ir más lejos esto es algo que ya venían haciendo cuando gobernaban, pagar alquileres a través de los Servicios Sociales. Pero esta ordenanza abre un camino que no les interesa recorrer, y es que elimina la arbitrariedad. Convierte en un derecho lo que antes era una dádiva. Elimina la posibilidad de utilizar la necesidad de los menos favorecidos como antesala del cortijo, como sucedió con la entrega de las viviendas de Matadero que terminó en el juzgado. Y si hay moción de censura el cortijo es imprescindible para optar a ganar las elecciones de 2.019.

Y por último las declaraciones de José Blas Fernández a la Cadena Ser. Tampoco es casualidad que la persona elegida para poner sobre la mesa el tema no sea precisamente la cara amable de los populares, ni un ejemplo de moderación, ni siquiera de educación. Como ocurre en el fútbol, cuando se llega a la tanda de penaltis es preferible que empiece a tirarlos el que más probabilidades tiene de fallarlo, para que dé tiempo a recuperar. Se admiten apuestas para saber quién será el próximo en sacar el tema dentro de un tiempo.

Si a esto le añadimos el posible paso a un segundo plano de Bruno García, posiblemente uno de los que mejor resultado electoral pudiera tener en caso de suceder a Teófila, debe haber hecho saltar alguna alarma en la sede popular. Volver a ganar unas elecciones con un candidato como Romaní, Ortiz, Varela, Vicente Sánchez o Mercedes Colombo, por citar solo a los mencionados por el propio Romaní en sus declaraciones, sería poco menos que un milagro. De ahí que la urgencia de ir orientando las acciones del Grupo Popular a facilitar un cambio en el sillón de Salvochea a la mayor brevedad.

Pero por mucho que insistan las posibilidades de conseguir su objetivo son escasas. Habría que estar muy loco para aceptar como compañeros de viaje a los que han llevado al Ayuntamiento a la situación en que se encuentra.

Related Post

keetcnjp