Localizadas siete víctimas en la segunda fase de las fosas comunes del cementerio de San José

El concejal de Memoria Democrática, Martín Vila, acompañado del portavoz de la Plataforma por la Memoria Histórica, Antonio Chico, y de los integrantes del plan de Empleo +30 -30 de la Junta de Andalucía, ha informado hoy de los trabajos que han desarrollado su labor en el proyecto de localización y estudio estratigráfico de las fosas comunes del cementerio de San José vinculadas a los represaliados de la Guerra Civil española.

De esta manera, el concejal Martín Vila ha avanzado que se han encontrado hasta siete nuevas víctimas con indicio de muerte violenta, cuatro de ellas en la fosa común norte de patio 1 y tres en la sepultura 28 localizados de forma paralela y gracia a los trabajos que se vienen realizando en el cementerio desde octubre de 2017 por  S.O.S. Bebés Robados en los que se comprobaron como en algunas sepulturas colectivas, bajos los enterramientos infantiles, se conservaban inhumaciones con una cronología más antigua que podían corresponder a la década de los 30 y 40.

Martín Vila ha recordado que estas víctimas localizadas se suman a las 16 localizadas en diferentes sepulturas verticales durante la primera fase de intervención realizada en enero de 2016 y que concluyó con la inhumación de los restos en el cementerio mancomunado de Chiclana.

Vila ha subrayado que la presente legislatura está marcada “por las tareas de verdad, justicia y reparación de la memoria democrática” emprendidas por este Equipo de Gobierno planteadas “por la convicción política de que la sociedad de presente debe construirse respetando el pasado para poder avanzar hacia el futuro y  en cumplimiento estricto tanto de la ley estatal como la andaluza sobre memoria histórica”.

El concejal ha señalado que desde el Ayuntamiento “estamos haciendo una actuación integral y completa que engloba la retirada de los símbolos franquistas, la actuación divulgativa en la que se está dando a conocer a través de jornadas y eventos, aquellos sucesos que hubo en la ciudad desde 1936 en adelante y con las tareas de exhumación”.

En cuanto a la intervención, que continuará a partir de septiembre, ha destacado que “las víctimas de la fosa se corresponden al denominado terror caliente, en los inicios del golpe durante los primeros días del alzamiento. En ese momento la represión de los golpistas se cejó de forma indiscriminada en los dirigentes sindicales y obreros así como de representantes políticos vinculados al frente popular”.

Como portavoz del equipo del programa +30 -30, la arqueóloga Fátima Barreiro, ha explicado la intervención realizada en el cementerio de San José desde el pasado febrero hasta julio. Previo a estos trabajos se ha realizado una labor de investigación documental en distintos archivos y en el propio cementerio, que conserva los libros registrados de inhumaciones que incluyen los nombres de las personas ajusticiadas y su supuesta localización en la fosa común norte del patio 1.

Barreiro ha subrayado la complejidad en sí de este proceso de localizar dentro de una fosa común, cuya localización exacta se desconoce en una superficie de 400 m2, a 141 víctimas  entre miles de inhumaciones. Además, ha señalado que en 1979 se ejecutó el vaciado parcial de la Fosa Común Patio 1 para la hacer una estructura de hormigón enterrada, arriostrada en su base, para la construcción de varios bloques o cuarteladas de nichos.

La arqueológa ha señalado que “tomando como punto de partida los resultados de la prospección geofísica realizada a finales del mes de enero por la Universidad Complutense de Madrid, planteamos un primer sondeo en la zona noroccidental del patio 1, que nos llevó a localizar el límite norte de la fosa y determinar su profundidad máxima. También se comprobó que está construida con ladrillos macizos enfoscados al interior. Todo ello marcó las pautas para plantear otro sondeo en la zona suroriental del patio, que llevó a la localización de cuatro individuos con indicios de violencia vinculados represaliados de la guerra civil española”.

La sepultura 28

De forma paralela y gracias a los trabajos que se vienen realizando en el cementerio desde octubre de 2017 por S.O.S Bebes Robados Cádiz, se pudo comprobar como en algunas sepulturas colectivas, bajo los enterramientos infantiles se conservaban inhumaciones con una cronología más antigua, que podían corresponder a la década de los 30 y 40. De esta forma y a instancia de los familiares del represaliado  Juan Diego Cortés Pacheco, se inició la exhumación de las inhumaciones de la sepultura nº 28, fila 2ª del Patio 3º, división San Mateo, ya que su tío-abuelo, asesinado en el foso de la Puertas de Tierra y enterrado el 12 de octubre de 1936, se inhumó en el fondo de la sepultura. Estas sospechas no sólo fueron contrastadas con la localización del cadáver de Juan Diego, sino también con otros dos más que fueron enterrados en la misma fecha en los lugares segundo y tercero, Francisco Cobos Moreno y Rafael Aleo Carrasco respectivamente.

Juan Diego Cortés Pacheco. Había ingresado en la prisión el 2 de octubre de 1936, donde fue sacado el 11, en teoría para ir a la prisión de El Puerto de Santa María. Fue enterrado el 12 del mismo mes tras ser asesinado en el foso de la Puerta de Tierra. Tenía dos hermanos: Enrique con 34 años, panadero afiliado al PCE, que detenido el 10 de agosto acusado de participar en la resistencia y enterrado el 22 del mismo mes; Francisco que no está documentado y solo conocemos informaciones familiares.

Francisco Cobos Moreno. Ingresó en la Prisión Provincial el 23 de septiembre por orden del Gobernador Civil y fue sacado para, en teoría, conducirle a la prisión de El Puerto el 11 de octubre. Fue  enterrado el 12 de octubre de 1936.

Rafael Aleo Carrasco. Solo conocemos los datos del cementerio. Pasado por las armas en el foso de la Puerta de Tierra y enterrado el 12 de octubre de 1936.

Por su parte, Antonio Chico, como portavoz de la Plataforma de Memoria Histórica, ha hecho un llamamiento a aquellas personas que pudieran tener familiares que fueron fusilados o represaliados durante el golpe y la Guerra Civil para que se acerquen a la asociación y así poder avanzar en las labores de identificación pues “sólo conocemos poco más de la mitad de las personas que fueron enterradas en el cementerio de San José”.

Estos trabajos se desarrollan a iniciativa del Ayuntamiento de Cádiz a través de las delegaciones municipales de Memoria Democrática y Urbanismo, dentro de marco de Iniaciativa de Cooperación Social y Comunitaria de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Localizadas siete víctimas en la segunda fase de las fosas comunes del cementerio de San José"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: