Un paseo histórico y emocional por la Fábrica de Tabaco para punto de partida del proyecto transformador de los antiguos depósitos

El Palacio de Congreso ha acogido dos ponencias sobre la historia social de la industria tabaquera en la ciudad y un coloquio con antiguas personas trabajadoras lleno de momentos sentimentales

El Instituto de Fomento y Empleo y Formación (IFEF) del Ayuntamiento de Cádiz ha celebrado una jornada de conocimiento histórico-cultural en el Palacio de Congresos, en torno a la apertura a la ciudadanía del proyecto transformador de los barrios de Puntales, Loreto, Segunda Aguada, Cerro del Moro, Barriada de la Paz y Guillén Moreno. En concreto, se han llevado a cabo dos ponencias y una charla coloquio sobre la Real Fábrica de Tabacos y sus Depósitos, para la puesta en valor como conjunto arquitectónico de elevado valor etnológico.

El concejal de Fomento y vicepresidente del IFEF, Carlos Paradas, ha sido el encargado de inaugurar la jornada, exponiendo la importancia del proyecto que se va a llevar a la práctica, en el marco de la estrategia DUSI. “Están siendo unos días muy emotivos, porque estamos volviendo al pasado, para dar un salto al futuro, con las diferentes visitas a los antiguos Depósitos. Allí muchas personas están reviviendo su época pasada, pero también los más pequeños están conociendo e interesándose por la historia gaditana”, ha comentado Paradas.

La primera ponencia, impartida por la doctora Margarita Fernández González, ha versado sobre los inicios de la Fábrica y el contexto social e histórico del Cádiz de mediados del siglo XIX. Margarita ha llegado a trazar una línea temporal para entender cómo nace la empresa y lo que supone como eje transformador de la ciudad. «Estas jornadas suponen un ejercicio de memoria colectiva y de identidad, recordando cuando Cádiz fue una de las grandes ciudades del mundo», ha esbozado la doctora quien ha recordado el vínculo que tiene el actual Palacio de Congresos con los jóvenes universitarios (por las graduaciones que allí se celebran).

La segunda ponencia, realizada por el doctor Rubén Benítez Aragón, ha sido un  recorrido por el movimiento sindical de la fábrica, con especial protagonismo de la mujer. Ha dado cuenta de figuras como la de Micaela de Castro y Antonia Cabañas o Amparo Torres y sus fatales desenlaces tras la sublevación militar de 1936.

 Benítez ha mostrado la repercusión que tuvo el unionismo a la hora de reivindicar las mejoras en el panorama laboral y ha puesto como ejemplo algunas letras de carnaval en los años 20 y 30. 

OLOR A TABACO

Finalmente, se ha desarrollado de una manera más distendida un coloquio, moderado por el periodista Luis Rossi, con antiguas personas trabajadoras de la fábrica que han revivido su etapa laboral, tanto en la fábrica, los depósitos, como en el complejo de Zona Franca. Antonia Lamadrid, controladora de calidad, ha mostrado su emoción al recordar el compañerismo y la unión de las cigarreras, así como los buenos momentos vividos en cada festividad como Carnaval, Semana Santa o Navidad. Mientras recordaba “el olor a tabaco”, que todavía dice tener impregnado en la nariz. 

Uno de los encargados de modernizar el servicio médico fue José Velázquez, que ha recordado cómo de “precaria” era la enfermería a finales de los 60 y en qué se convirtió. También ha esbozado alguna que otra anécdota y los muchos accidentes laborales que tenían que atender, con la manipulación de las cuchillas a la hora de hacer los parias. 

Un proceso de renovación y desmantelamiento también realizó Rafael Lario de Oñate, primer técnico electrónico, cuando se trasladó la fábrica a Zona Franca. “Tuvimos que montar un sistema nuevo para que no sirviera ni veinte años”, ha comentado con pesadumbre un trabajador que, precisamente, fue uno de los encargados de cerrar la verja de la Altadis para siempre. 

Junto con los asistentes se ha mantenido una amena conversación, coincidiendo en la importancia de poner en valor la memoria gaditana, como punto de partida a la transformación social proyectada en los antiguos depósitos de tabaco. Un proyecto que está siendo mostrado a la ciudadanía desde el pasado lunes con visitas de escolares y ciudadanía, y que mañana, 27 de octubre, tiene prevista una visita institucional. 

Esta actuación forma parte de la Estrategia DUSI ‘EDUSI Cádiz 2020: un proyecto de ciudad’, que está suponiendo la transformación de Extramuros y es cofinanciada en un 80% por la Unión Europea a través de los Fondos Feder, dentro del eje urbano del programa operativo plurirregional de España 2014-2020. ‘Una manera de hacer Europa’. 

Sé el primero en comentar en "Un paseo histórico y emocional por la Fábrica de Tabaco para punto de partida del proyecto transformador de los antiguos depósitos"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*