El consejero de Economía inaugura el curso 2016/17 en la Universidad de Cádiz

20161003_123454El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha destacado que Andalucía buscará alianzas con otras comunidades autónomas para mantener un sistema de acceso a la Universidad que ofrezca “seguridad y certidumbre” a los estudiantes, “frente a la implantación precipitada de las reválidas por parte del Gobierno central”.

Ramírez de Arellano, que ha inaugurado el curso universitario 2016/17 en la Universidad de Cádiz (UCA), ha explicado que “una de las mayores preocupaciones del Gobierno andaluz es cómo evitar la descomposición del sistema universitario español, que ha demostrado ser potente, solvente y reconocido”.

En este sentido, ha anunciado que el próximo miércoles mantendrá un encuentro con el presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), Segundo Píriz Durán, para abordar “dos factores que pueden desagregar este sistema, el reconocimiento de las pruebas de acceso a la Universidad a nivel nacional y la estructura de los títulos”.

Respecto a la prueba de acceso a la Universidad, el consejero ha recordado que, “mientras no se ofrezca seguridad a nivel nacional”, en Andalucía existe un acuerdo entre las Universidades públicas y la Junta para que se mantenga un sistema de acceso único y unas pruebas similares a las que se han realizado hasta el momento.

No obstante, ha destacado la importancia “del reconocimiento mutuo entre las regiones de las pruebas de acceso, ya que lo contrario puede impedir que una persona que haga el examen en Andalucía pueda irse a estudiar a otra comunidad”.

Del mismo modo, ha reiterado que Andalucía apuesta por mantener “la estabilidad y calidad de los títulos”, frente al sistema de grados de 3 años que plantea el Gobierno central, un asunto “en el que también la Junta mantiene un planteamiento común y unitario con las Universidades públicas andaluzas, que seguiremos manteniendo en este y otros aspectos”.

Las universidades atraen inversiones

Durante su intervención, el consejero ha señalado también el papel de las Universidades públicas andaluzas como elementos de atracción de inversiones destinadas a investigación. Así, ha hecho referencia a la resolución provincial de la convocatoria del Plan Nacional de I+D del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO), en la que las universidades andaluzas han captado este año un total de 28,61 millones de euros para proyectos de investigación.

Según Ramírez de Arellano, en los últimos diez años las Universidades andaluzas han logrado reunir más de 350 millones de euros de estos fondos nacionales para proyectos de investigación, un resultado que se debe “al trabajo de nuestros investigadores, que están respaldados por el compromiso de la Junta de Andalucía de generar las condiciones necesarias para que este sistema universitario sea competitivo”.

De este modo, ha recordado que la Junta de Andalucía ha destinado en los últimos diez años más de 15.000 millones de euros a la financiación y funcionamiento de las Universidades públicas andaluzas, que en esta década han contado con unos 18.000 millones con la suma de los recursos captados de otras Administraciones.

Para el consejero, esto ha sido posible “por el liderazgo responsable que ejercen las Universidades, así como gracias al diálogo que mantiene el Gobierno andaluz con estas instituciones educativas, sustentado en la autonomía universitaria y que apuesta por un modelo de universidad sostenible, que se basa en el mérito y la igualdad de oportunidades”.

En este sentido, ha hecho referencia a medidas como “mantener una oferta estable y sostenible de títulos académicos, que ofrecen una formación avanzada, con más de 400 grados, más de 500 másteres y 140 programas de doctorado en todo el territorio; unas tasas universitarias bajas o ayudas como las del B1 o el complemento a las becas Erasmus”, entre otras.

Mantener las tasas en precios mínimos

Ramírez de Arellano ha anunciado además que la idea el Gobierno andaluz es “que las tasas universitarias sigan siendo bajas, porque en el momento en el que dejan de serlo se convierten en una política recaudatoria que cobra más impuestos a los más jóvenes”.

Entre los retos de la Consejería de Economía en los próximos meses, ha señalado especialmente la puesta en marcha del nuevo Plan Andaluz de Investigación (PAIDI 2020), con una orden de bases que movilizará 170 millones en los próximos 6 meses para convocatorias como becas Talentia, programas pre y post doctorales, financiación de infraestructuras y proyectos de excelencia.

Del mismo modo, ha hecho referencia al nuevo modelo de financiación que el Gobierno andaluz negocia con las Universidades públicas, que buscará ser “más flexible y mejorar no sólo las cantidades, sino también dar certidumbre, permitiendo que las universidades continúen su camino hacia la excelencia“.

En el caso de la Universidad de Cádiz, Ramírez de Arellano ha puesto en valor ”el importante papel que juega en la sociedad como generadora de conocimiento y riqueza, como lo demuestran proyectos como el buque escuela UCádiz o su participación en el Centro de Fabricación Avanzada”.

La UJA inicia este curso 2016/17 con 22.000 alumnos y más de 1.600 profesores, que impartirán 44 titulaciones de Grado, 50 másteres oficiales y 17 programas de doctorado. En investigación, cuenta con más de 190 grupos.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "El consejero de Economía inaugura el curso 2016/17 en la Universidad de Cádiz"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*