Diputación aboga por la educación para construir un nuevo modelo de masculinidad que beneficia por igual a hombres y mujeres

Carmen Collado abre la V Jornada de ‘Nuevas Masculinidades’ con cerca de 200 personas inscritas 

La educación como base para el cambio social y para caminar hacia una igualdad real entre hombres y mujeres. En esta premisa se basa la V Jornada de Nuevas Masculinidades bajo el título ‘¿Tanto hemos cambiado? Claves prácticas en coeducación’, organizada por el área de Igualdad de la Diputación y celebrada en el Parador Hotel Atlántico de Cádiz. La diputada Carmen Collado ha sido la encargada de abrir esta sesión formativa que ha contado con 190 inscripciones

La diputada de Igualdad ha subrayado dos ideas, que “la educación es la base de todo y es fundamental para cambiar la sociedad y convertirla en igualitaria y progresista” y que “una sociedad igualitaria beneficia por igual a hombres y mujeres”. Además ha argumentado que “el feminismo no significa ir contra los hombres, sino todo lo contrario, es sumar, que juntos, hombres y mujeres construyamos una sociedad más justa”, ha explicado. Collado ha puesto el foco en la implicación masculina en esta lucha, “es imprescindible contar con los hombres”, y ha recordado la alarmante cifra de asesinatos de mujeres a causa de la violencia de género. 

La inauguración ha dado paso al programa de ponencias que ha abierto la socióloga, Marina Subirats I Martori, con la conferencia marco titulada ‘Nuevas masculinidades: descubrir lo que se prohibió a los hombres’. En ella ha defendido la premisa de que “el modelo actual de hombre es muy dañino para los propios hombres”, ya que los roles que le son asignados desde pequeños les presionan para tener que mantener una imagen de masculinidad agresiva y sin miedo al riesgo, que se traduce en estadísticas muy altas de muertes prematuras, a causa de suicidios, accidentes de tráfico, deportes de riesgos o drogas. En contraposición, estas estadísticas disminuyen en sociedades  donde los hombres  tienen una mayor implicación en tareas como la crianza de los niños y en las que existe una corresponsabilidad en el reparto de las tareas domésticas. Marina Subirats también ha destacado el papel de la educación en el proceso de transformación social, si bien ha defendido que el cambio de modelo debe cimentarse en el ámbito de la educación formal, para acelerar el proceso, que sería mucho más lento si la transformación se circunscribiera únicamente al ámbito de la educación en el seno familiar. 

Los contenidos se han seguido desarrollando con dos mesas de trabajo. La primera moderada por la periodista Lalia González-Santiago Guerrero llevaba el título ¿Son las nuevas generaciones de hombres jóvenes más igualitarias?. En ella han intervenido la psicóloga, sexóloga, terapeuta familiar sistémica y youtuber, Isa Duque y el psicólogo y psicoterapeuta, Miquel Far Ferrer. La segunda ha debatido sobre ‘El papel de la educación para el cambio social’, y han intervenido Irene Martínez Martín, feminista, educadora social y doctora en Educación; y Oriol Ríos González, doctor en Sociología. Esta segunda mesa, moderada por el psicólogo Daniel A. Leal González.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Diputación aboga por la educación para construir un nuevo modelo de masculinidad que beneficia por igual a hombres y mujeres"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*