La Copa de la Reina, más gaditana que nunca

Elena Aragón y Caridad García, dos gaditanas y exjugadoras del Cádiz Fútbol Sala protagonistas de la final de la Copa de la Reina de Fútbol Sala

Elena Aragón (izda) y Caridad García (dcha)

El fútbol sala gaditano está de enhorabuena. Por primera vez, al menos en este siglo, dos equipos gallegos se veían las caras en la final de la Copa de la Reina de fútbol sala femenino, hasta hace dos años llamada Copa de España. Nada hacía presagiar que el Pabellón Martín Carpena de Málaga lejos de teñirse del celeste de la enseña gallega terminaría por pintarse del verde de la bandera de la provincia de Cádiz.

Por más que digan que el gaditano da la nota adonde quiera que vaya en esta ocasión dos jugadoras de la provincia se erigieron por méritos propios en protagonistas de una final que terminaron ganando las lucenses de Burela ante las pontevedresas de Poio por 1-0.

Del lado del equipo ganador la chiclanera Elena Aragón. Enfrente la sanluqueña Caridad García.

Corría el minuto 15 de la primera mitad cuando las jugadoras de Burela reclamaban mano en las cercanías del área de Poio. Los colegiados no señalan nada y el juego continúa pero el técnico lucense reclama la revisión de la jugada, el VAR. El árbitro principal no lo duda y señala la falta, que sería la sexta de las de Poio y, por tanto, doble penalti. Al lanzamiento se dirige Elena Aragón; bajo palos, Caridad García. La chiclanera pega un zapatazo y el balón se estrella en el larguero de la sanluqueña. La gloria llamaba a la puerta de Elena Aragón que no llegó a alcanzarlo por muy poco.

Pero hay veces que las oportunidades se repiten y un minuto más tarde, en el minuto 16, nueva falta de las de Poio. Un claro agarrón de Luci y de nuevo doble penalti para Burela. A Elena no le tiembla el pulso y sin dudarlo marcha decidida a por el balón. Vuelve a estar a un paso de cumplir un sueño y esta vez consigue el tanto con un disparo raso que se cuela bajo las piernas de Caridad García.

Al final del partido 1-0, victoria y título para Burela gracias al gol de la chiclanera. Pero esta historia no acaba aquí. Caridad García, la portera sanluqueña, se alzó con el galardón de MVP de la final, quizás un premio de consolación pero que, con el tiempo, se valorará en su justa medida.

Tanto Elena Aragón como Caridad García se conocen bien y han compartido el vestuario del Cádiz Fútbol Sala en el que coincideron en las temporadas 2014-2015 y 2015-2016. La siguiente campaña Caridad García fichó por Guadalcacín y ambas celebraron el ascenso a Primera División de sus respectivos clubes, Cádiz Fútbol Sala y Guadalcacín.

El Cádiz solo estuvo un año en la división de honor por lo que Elena Aragón fichó por Leganés. Su último partido vistiendo la elástica negra del equipo gaditano fue en el Pabellón Ciudad de Cádiz, en cuartos de final de la Copa de España frente a la campeonas de Liga, el Jimbee Roldán. Esa misma copa en otro formato y con otro nombre que hoy levanta. Este verano dejó Leganés para fichar por Burela e inscribir en su palmarés el primer título de lo que esperamos sea una larga carrera.

Por su parte Caridad García permaneció en Guadalcacín dos temporadas más, las mismas que el equipo jerezano se mantuvo en Primera División. Después fichó por Poio, donde lleva dos campañas. Además es habitual de las convocatorias de la Selección Española absoluta y desde hoy, mejor jugadora de una final de la Copa de la Reina, que no es poco.

Y es que el fútbol sala gaditano está de enhorabuena. Desde aquí os deseamos muchos éxitos. Nosotros haremos lo posible por contarlos.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "La Copa de la Reina, más gaditana que nunca"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: