Últimas noticias
Vie. Feb 23rd, 2024

Misoginia “concursera” del siglo XXI. Lo previsible de un COAC atípico

Según el Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia, “PREVER” es ver con anticipación o conocer, conjeturar por algunas señales o indicios lo que ha de suceder. Paso a señalar algunos “indicios” e imprevistos.

La presencia de agrupaciones femeninas en el carnaval de la calle está consolidada, no solo por el género de sus componentes, además por que en la calle las mujeres se animan a escribir haciendo de lo que se canta una auténtica reivindicación feminista, y en los concursos de la cantera hace mucho tiempo que las agrupaciones son mixtas, era lógico pensar que tarde o temprano lo que ocurrió en el COAC 2022, ocurriera y fuera asumido con naturalidad.

Como no era previsible la mala acogida de la composición del jurado, tradicionalmente compuesto mayoritariamente o en su totalidad por personas del género masculino. Un jurado compuesto por Presidenta y secretaria, 7 vocales mujeres y 3 hombres, entre los que se encontraba un invidente, de suplentes había 3 hombres y una mujer.

Pero tenía que pasar lo que a todas luces era más que previsible, en pleno siglo XXI. “We can do… Carnaval”, no solo era una agrupación de mujeres escrita por mujeres, no era la primera vez que sucedía. La agrupación y su repertorio trasladó con frescura y desparpajo, al Gran Teatro Falla, lo que las pioneras agrupaciones callejeras femeninas llevaban reivindicando ya dos décadas ¡Coño!¡Ya era hora!

Vergonzosa la reacción de determinado sector “concursero” del mundo del carnaval, cuando por primera vez en la historia una agrupación de mujeres, y escrita por mujeres llegaba a la final del encorsetado y misógino Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz. 

Hay tantas maneras de entender la presidencia de un jurado, como diferentes actitudes puede tener la persona que ostenta el cargo de presidenta/e. Aunque la presidencia no vota, en 2022 se intentó que el criterio personal de cada una/o de las y los vocales se desarrollara sin ningún tipo de presiones (internas o externas) a la hora de puntuar.

Las bases del concurso establecen que “con permiso de la presidencia” la puntuación de cada vocal la conoce el resto de los vocales de la modalidad, lo que en otras ediciones ha provocado conflictos entre vocales, intentando imponer un criterio. En 2022 los vocales sólo conocían sus puntuaciones, y durante la fase preliminar tampoco conocieran la clasificación, lo que les obligó a tener que llevar una clasificación personal. Esta forma de trabajar no impidió que entre ellos comentaran las actuaciones y dieran a conocer o no al resto de compañeros sus clasificaciones personales con total libertad, pero sí evitar filtraciones interesadas a la prensa que se dieron en ediciones anteriores.

La decisión de pasar a “We can do… Carnaval” a la final, levantó ampollas no solo entre la prensa (sin la ayuda de las filtraciones) o los aficionados más trogloditas, lo que era imprevisible es que la levantara ¡y de qué manera! entre determinados vocales suplentes, uno de ellos es hoy presidente del jurado gracias a una modificación de las bases, promovida por la Concejala de Fiestas Lola Cazalilla, que hasta este año impedía durante dos años que los vocales repitieran como miembros del jurado.

Les deseo toda la suerte a “Las Musas” porque las van a necesitar, en el COAC 2022, y que en ediciones futuras no decaigan en su empeño de ser un referente para las generaciones de niñas aficionadas al carnaval.

Carmen Castiñeira
Secretaria del jurado de adultos del COAC 2022

Related Post