TRIBUNA LIBRE – Hacia la accesibilidad universal

El delegado territorial de Inclusión Social, Alfonso Candón, llama a las grandes corporaciones a dar el paso definitivo hacia la inclusión real, hacia la empleabilidad y la inserción social, en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Este sábado 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, en la fecha elegida por la Asamblea General de Naciones Unidas y proclamada en su resolución 47/3 de 14 de octubre de 1992. En España además también se celebra el 3 de mayo como el Día de la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad que entró en vigor en esa fecha del año 2008.

Están previstos multitud de actos en estos días para celebrar la efeméride y todos ellos han de ser bienvenidos por la necesaria visibilización que conlleva esta realidad y también para celebrar todo lo conseguido, que ha sido mucho. Sin embargo, este día, también de reivindicación de los derechos de las personas con discapacidad, tiene que servirnos también como recordatorio de la evolución de la realidad que viven estas personas en todos los ámbitos de la sociedad: baste señalar que el Día de las Personas con Discapacidad no fue aprobado como tal en su resolución 47/3 por las Naciones Unidas sino como el Día Internacional “de los Impedidos”. Mucho se ha avanzado desde entonces a la hora de referirse a la discapacidad en un lenguaje no ya inclusivo, sino respetuoso e integrador, así como también se ha avanzado en muchas otras materias que sería injusto, por irreal, no tener presente ni reconocer. 

No obstante hay todavía mucho que avanzar, especialmente desde aquellos sectores de la sociedad cuyas acciones tienen más trascendencia para la vida diaria de las personas con discapacidad, empezando por las grandes empresas de servicios de toda índole, muchos de ellos tan necesarios en nuestros tiempos como los bancarios y los operadores de telefonía o suministros básicos; y acabando con los poderes públicos que legislan y ejecutan políticas específicas para este colectivo desde las diferentes administraciones públicas, en la búsqueda de una accesibilidad universal, como herramienta clave para una inclusión real y efectiva. 

Centrándonos en este último y en nuestra provincia, partimos de la realidad a 31 de diciembre pasado de un total de 106.944 personas con discapacidad reconocida en la provincia de Cádiz, de las cuales 57.160 son hombres y 49.784 mujeres. A fecha del lunes pasado 28 de noviembre, esas cifras han aumentado hasta las 108.048 personas de las que 57.673 son hombres y 50.375 son mujeres.

Actualmente existe una potente red de atención a las personas con discapacidad en toda la provincia, pero también está en marcha una importante política de inclusión desarrollada por la Junta de Andalucía para las personas con discapacidad, a fin de aumentar su índice de empleabilidad y con ella su inserción social. En este sentido hay que señalar que el año pasado se saldó con 2.612 contratos a personas con discapacidad en la provincia de Cádiz frente a los 2.204 de 2020, un aumento del 18,5% que nos sitúa a niveles cercanos a la etapa anterior a la pandemia.

Queda en este ámbito mucho camino por recorrer desde las administraciones públicas. Hay que remover desde lo público las barreras que se siguen encontrando estas personas en su vida diaria: desde las arquitectónicas, con una accesibilidad que no termina de llegar pese a la legislación aprobada hace años para ello, pasando por la inserción laboral de las personas con discapacidad que les permita llevar una vida normalizada y que no se vea cuestionada tan frecuentemente; y también por una política real y efectiva para facilitar el acceso de estas personas a los diferentes recursos y prestaciones que las administraciones públicas ponen a su disposición pero a los que en muchos casos no tienen posibilidad de acceder por la propia dificultad que conlleva cumplir los requisitos administrativos y hasta los procesos digitales impuestos para beneficiarse de ellos.

Que este día sirva por tanto como celebración, como reivindicación, como recordatorio y como aliciente para seguir colaborando, cada uno en nuestro ámbito, en la mejora de la vida de estas personas porque con ello se dignifica la propia sociedad en la que vivimos. Por todo ello, Feliz Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Alfonso Candón Adán
Delegado Territorial de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad

Sé el primero en comentar en "TRIBUNA LIBRE – Hacia la accesibilidad universal"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: