TRIBUNA LIBRE – Solidaridad del Grupo Cristiano de Reflexión-Acción con el párroco de Conil Rafael Vélez y con Juan Luis Torrejón, ex director de Cáritas

CatedralDesde el Grupo cristiano de Reflexión- Acción queremos mostrar nuestro apoyo y solidaridad con el párroco de Conil Rafael Vez, que ha tenido la valentía de decir en público lo que muchos otros curas de la Diócesis piensan, pero callan.

Ha hablado con claridad de lo que viene sucediendo en la Diócesis de Cádiz y Ceuta, desde que este  obispo llegó a la diócesis y se rodeó de las personas de su confianza, como es el caso del ecónomo Diufaín, quien administra la diócesis como si de una empresa de corte neoliberal se tratara, sin tener en cuenta para nada los valores del evangelio, que llaman a compartir con los que nada tienen, como hacían las primeras comunidades cristianas que todo lo ponían en común, siguiendo el precepto de Jesús a sus discípulos: “No llevéis ni oro ni plata, ni dos túnicas….”, Ni las palabras  de  Francisco: “Cómo me gustaría una iglesia pobre para los pobres”

Nosotros, como Rafael Vez, también hemos visto el sufrimiento de muchísimas personas que han sido despedidas con malos modos de sus trabajos de años en Caritas,  en el Obispado o en distintas parroquias, o de  sacerdotes que han sufrido muchísimo al ser destituidos por sorpresa y, en algún caso, enterarse por la prensa antes que por el propio obispado.

Hemos visto el sufrimiento de una familia como el Madueño quien, después de llevar más de 100 años su familia y él en una finca donde tenía un negocio, fue dejado en la calle por imposición de la fundación del obispado que gestionaba la finca, quedándose en la calle, sin nada.

Hemos visto cómo los numerosos  pisos vacíos de la diócesis se ponen en manos de unas fundaciones que gestionan inmobiliarias con criterios puramente comerciales. Ni siquiera ponen esos pisos en el programa alquiler justo del Ayuntamiento, ni los dedican a los necesitados: inmigrantes, desahuciados, refugiados, sin techo, como reiteradamente le hemos venido pidiendo etc…

Llevamos varios años con escritos al obispo, alguna entrevista con él , con recogida de más de 200 firmas en la diócesis denunciando estas cosas, con cartas al nuncio y los cardenales Omella y Osoro sin resultados..

Está claro que la gestión económica del sr. Diufaín, que Vez denuncia, y el saneamiento que él pregona está hecha a base de muchas situaciones de injusticias y de sufrimiento de muchas personas. Estos comportamientos son  inhumanos y por supuesto antievangélicos. No puede ser ese el modo de proceder de alguien que debe dar ejemplo de seguir los preceptos evangélicos, de amor con todos, diálogo con todos, compartir con los que no tienen nada….

Es lamentable también que el Sr Arzobispo de Sevilla Monseñor Asenjo, en vez de tratar de comprobar si los hechos denunciados son ciertos o no, se dedique a hacer una defensa a ultranza del obispo, enrocándose, como suele hacer casi siempre la iglesia, para que nada se mueva y no se pretenda “dañar” la imagen de la Iglesia.

Muy distinto del proceder del papa Francisco en Chile cuando, ante los problemas de abusos sexuales de sacerdotes y obispos que los encubrieron, la jerarquía trató de enrocarse como si todo fuera falso, pero ante la insistencia de las víctimas, Francisco envió mensajeros a Chile para que directamente hablaran con afectados y víctimas, demostrándose que era todo cierto. Los obispos tuvieron todos que plantear su dimisión.

Así debería actuar la Iglesia, también en la gestión ordinaria de las diócesis. Debería Francisco poder enviar a hombres de su confianza para que hablaran con  quienes plantean las críticas y ver si es cierto o no, lo que se dice, sin tener que pasar por los filtros oficiales de obispo y arzobispo que hasta ahora lo único que hacen es enrocarse para hacer ver que todo está perfecto.

Nuestro reconocimiento a Juan  Luís Torrejón, ex director de Cáritas, cesado de su cargo hace unos años por el obispo, por no querer dedicar el dinero de Caritas, destinado a los pobres, a  otros asuntos.

Ojalá muchos otros sacerdotes, religiosos y religiosas y muchos seglares, que nos consta han sufrido también mucho, decidieran hablar en público y no quedar callados.

A ver si tantas voces llegan hasta Francisco, ya que por los cauces normales vemos que nada surte efecto. O el obispo pone al frente de la gestión económica a otra persona que no actúe como un empresario y de los duros, o si no, habrá que pedir la  sustitución de este obispo por otro que esté a lado de los pobres, al servicio de la comunidad.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "TRIBUNA LIBRE – Solidaridad del Grupo Cristiano de Reflexión-Acción con el párroco de Conil Rafael Vélez y con Juan Luis Torrejón, ex director de Cáritas"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*