Últimas noticias
Mar. Jul 16th, 2024

Juan Antonio QuiñonesNo salgo de mi asombro al ver que Donald Trump se recupera en las encuestas y mantiene serias opciones de ser Presidente de Estados Unidos. Ya solo falta Boris Johnson para completar una segunda parte de la foto de las Azores que podría ser una parodia de la primera. Imagínense el cuadro con Trump, Rajoy y Johnson. Menos mal que el exalcalde de Londres decidió retirarse de la pugna por liderar a los tories. Me causa desasosiego la mera posibilidad de ver en el despacho oval a un tipo con esos ademanes de pueblerino yankee. Si Bush hablaba con Dios, Trump es capaz de tenerlo de recepcionista en uno de sus hoteles.

No sé en qué momento la especie humana decidió elegir a semejantes líderes. Todos los procesos de integración que se han venido consolidando desde la derrota del nazismo y el fin de Segunda Guerra Mundial están a punto de saltar por los aires. Volveremos a una época similar a la del periodo de entre guerras, con los países mirando de reojo al vecino.

El mundo se ha convertido en un sitio cada vez más peligroso y para arreglarlo los americanos pueden elegir como presidente a un portero de discoteca, el paradigma del diálogo y el entendimiento. Algunos expertos auguran para dentro de un rato como quien dice una nueva recesión mundial, más profunda que la anterior y que necesitará de líderes mundiales que sean capaces de evitar que los ciudadanos terminen soportando la mayor parte de la factura.

Mucho me temo que este siglo que va tomando cuerpo va a ser un siglo de transición en el que se irá desintegrando poco a poco lo que llamamos Occidente para dar paso a otra cosa, una reposición remasterizada de lo que fue la desintegración del Imperio Romano para entrar en la Edad Media. De todos depende que entremos en un periodo oscuro como ocurrió hace algo más de 1500 años o vayamos con la lección aprendida. Con el nivelazo de los políticos que elegimos me temo lo peor.

Related Post