Ciudadanos cataloga el 2021 como «un año nuevamente perdido»

La portavoz del grupo municipal, Lucrecia Valverde, afirma que “entre los grandes fracasos del alcalde está su incapacidad, sin duda, para asumir los servicios esenciales que son de su competencia”

Lucrecia Valverde
Lucrecia Valverde

La portavoz del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Cádiz, Lucrecia Valverde, ha calificado este 2021 como “un año nuevamente perdido por parte del Ayuntamiento por un equipo de gobierno que no puede pretender obtener frutos de un trabajo inexistente, este equipo de gobierno tiene un grave problema, que es el mismo que lleva arrastrando seis años, y es que no han aprendido a gestionar. Un alcalde que carece de horizonte y de rumbo hacia el que dirige la ciudad y que está abandonada a su suerte desde el punto de vista municipal”. La concejal de la formación naranja ha recalcado que “tenemos un alcalde que trata de aparentar que trabaja a base de tuit y polémicas estériles que sirven de cortinas de humo para ocultar su ineficacia en la gestión, mientras tanto seguimos con una ciudad paralizada y que no cuenta con unos servicios públicos de ámbito municipal con la calidad mínima que merece una capital de provincia”.

Valverde ha recalcado que entre los grandes fracasos del alcalde “está su incapacidad, sin duda, para asumir los servicios esenciales que son de su competencia. La primera es la falta de celo que tiene este equipo de gobierno en vigilar a las empresas concesionarias, lo que está permitiendo que no se estén cumpliendo con los pliegos de condiciones. Lo podemos comprobar con la limpieza de la ciudad, que no cumple con unas condiciones dignas a causa de las continuas prórrogas del servicio. Lo mismo sucede con el transporte urbano, que cuenta con una flota obsoleta, contaminante y una frecuencia de paso exasperante. Por último, solo hay que darse una vuelta por la ciudad para comprobar que existen evidentes problemas en el mantenimiento urbano, ya que solo se está trabajando a base de parchear en aquellos lugares en donde se ha denunciado públicamente. El segundo, mucho más grave, es el enorme retraso que acumulan la licitación de los servicios de limpieza y recogida de residuos sólidos urbanos y del transporte urbano, lo que, tal y como hemos comentado anteriormente, está afectando gravemente en su prestación. Estos problemas, al final, no afectan exclusivamente a Contratación, sino a gran parte de las delegaciones municipales, lo que nos da una buena muestra del descontrol en el que está sumido este ayuntamiento, por lo que vemos que no es capaz ni de cumplir con sus competencias más básicas y elementales”.

La portavoz de Cs ha seguido explicando, en su balance del 2021, que “todo esto tiene un especial reflejo en la actuación del propio alcalde de la ciudad, que permanece ausente de los grandes problemas de Cádiz y solo aparece cuando puede acaparar titulares por algún tema que, normalmente, es externo, por lo que tapa con ellos su incapacidad más que demostrada en los seis años y medio que lleva al frente. Así, vemos que cada año va aumentando su autoritarismo a la hora de dirigir la ciudad solo para unos pocos, en vez de para todos los gaditanos”. Valverde ha continuado aseverando que “asimismo, nos encontramos con un alcalde empeñado en fomentar la división de la ciudad con temas como el cambio del nombre del Estadio o los recientes cambios en el callejero, que solo están sirviendo para aumentar la polarización y dividir a Cádiz entre buenos y malos ciudadanos. De esta forma, vemos cómo se está agudizando la actitud aislacionista y frentista del alcalde frente al resto de administraciones e incluso, en sus relaciones con los demás ayuntamientos de la Bahía y eso aísla a la ciudad”.

La edil ha incidido en que “dentro de este afán propagandístico, hemos comprobado que este alcalde se ha olvidado de que su deber es representar a la ciudad institucionalmente, una labor que obvia cuando hace declaraciones como las que realizó durante la huelga de los trabajadores del metal. Unas manifestaciones que sacaron a la luz su incoherencia, ya que es capaz de sumarse a cualquier lucha externa, pero, sin embargo, no es capaz de poner orden en su casa con los diferentes problemas laborales que no es capaz de afrontar. Así, nos encontramos con los problemas que sufren los trabajadores de Asuntos Sociales, de ayuda a domicilio, las azafatas de Turismo o la plantilla de la Policía Local. Dificultades que no es capaz de afrontar mientras que cree que puede poner remedio a los problemas laborales que vienen de fuera. Una actitud meramente propagandística con la única intención de buscar un minuto en televisión o un titular de prensa a nivel nacional”.

Sobre el apartado laboral, dentro de la administración municipal, Valverde ha recalcado que “efectivamente en su propia casa, en el apartado laboral, también hemos vuelto a comprobar que el alcalde ha renunciado a la elaboración de una RPT completa, absolutamente necesaria para diseñar la plantilla que el Ayuntamiento necesita, ya que el único avance que ha realizado ha sido la modificación de la plantilla con una RPT parcial que no pone solución a los problemas que denuncian los trabajadores municipales. Un nuevo parche mientras que se sigue tensando la cuerda con la Policía Local, por ejemplo. Además, nos hemos encontrado con que se está agudizando el problema provocado en Onda Cádiz, en el que ha habido una intervención de la Inspección de Trabajo y ya ha sido judicializado. Dentro de su casa, el alcalde también debería poner orden cohesionando al conjunto de sus concejales porque las delegaciones no trabajan en sintonía y crean la sensación de que van como ovejas sin pastor”.

Uno de los problemas más graves que sufre la ciudad, según la concejal de Cs, “es que este 2021 hemos contado con unos presupuestos prorrogados. Esto, que se señala como un simple retraso burocrático, se ha convertido en una gran rémora para la ciudad, ya que no ha podido afrontar ninguna gran inversión con fondos propios debido a que estas no caben en unos presupuestos prorrogados. Asimismo, nos encontramos con las dificultades que sufren algunas delegaciones como Patrimonio Histórico, que partían con presupuesto ridículo que no se ha podido solventar por la prórroga de las cuentas municipales, al igual que ha sucedido con diferentes programas como el de la Ordenanza de Alquiler Social, que contaban con dotaciones escasas. Esto hace que sea urgente que se pongan ya sobre la mesa los presupuestos de 2022 con el objetivo de aprobarlos lo antes posible y que la ciudad no sufra más retrasos por la incompetencia de su alcalde, especialmente en un momento en el que estamos a la espera de los fondos NextGeneration”.

Para finalizar, la portavoz del grupo municipal ha remarcado que “el aislacionismo que sufre la ciudad se puede constatar con el constante frentismo contra las administraciones de diferente signo político. El alcalde vive en una guerra continua que no trae ningún beneficio a la ciudad, ya que, en vez de actuar con un embajador de la ciudad, lo que hace es instalarse en una eterna pelea que está ahuyentando las inversiones tanto de la Junta como del Gobierno central. Esa misma manera de gobernar, actuando con rencor y de manera radicalizada, lo único que consigue es dividirla. No sabe adoptar una postura institucional y actuar de una forma responsable, actuando como un verdadero alcalde, algo que seis años después aún no ha sabido hacer. En Cs hemos procurado durante este ejercicio huir de las alharacas, encontrar grupos comunes con todos los grupos políticos para apoyar las propuestas que beneficien a la ciudad y a la vez seguir transmitiendo las necesidades de los vecinos practicando una política útil”. 

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Ciudadanos cataloga el 2021 como «un año nuevamente perdido»"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: