Las primarias de Podemos, más de lo mismo

Carlos FabianoAnda la democracia dando sustos. Ya saben eso de un hombre un voto que luego se amplió a las damas y que hace que cualquiera participe en las decisiones públicas en mayor o menor medida, pues eso nos está poniendo el corazón en un puño referéndum si elecciones también. Para muestra en Brexit y el nuevo emperador electo, Mr. Trump. Pero yo voy a lo nuestro, a la casa hispánica de nuestras entretelas. Dejemos a un lado eso de que Mariano, Cospedal, Feijóo, y lo que arrastran o sea Bárcenas, Matas y paseos en barco de narquitos gallegos, pues que dejamos de lado que este ganado es el que más votos saca en esta España nuestra, y lo demuestra por ahora que yo estoy por devolverla cosa que no hago porque nadie me la iba a comprar. Así que cargo con ello mientras me dedico a ver que pasa con esto de votar y revotar en los partidos y sus circunstancias.

Los del PSOE creo qeu hasta van a poder presumir de listos, o al menos su casta Susana, ya que se van a pulir el proceso de primarias como le llaman. Dicho de otro modo la reina de Triana y sus colonias, Andalucía, aspira a ser la lideresa suprema de dicho partido pero sin votación de militantes que valga. Si para ello hay que cargarse el Comité Federal, la Ejecutiva o lo que haga falta, pues va y se hace. Lo que me temo es que no le va a quedar partido que dirigir ni militantes a los atemorizar. En fin, es su problema.

A mi me ha llamado la atención el tema de las primarias en Podemos. Parece ser que se han celebrado en varios sitios, Andalucía incluida, y con variedad de candidatos. Que las han condimentado con todos sus aliños, campaña, debates, recuentos con suspense hasta última hora, un despliegue y ostentación de cómo se las gastan los de la nueva política. Lo que ocurre es que si uno escarba un poquito como que la cosa no es tan diferente de la vieja política, y que tanto en la nueva como en la vieja política la opinión de la mayoría no siempre coincide con la verdad o con lo más correcto. A Trump me remito. Pero no es eso lo que me interesa destacar de las elecciones de todo tipo de los nuevos políticos, ni mucho menos, por mi como si eligen a la gaditanísima y viñerísima virgen de la Palma como secretaria general o como ellos llamen al cargo. Allá ellos. Si Teresa barre a sus oponentes, enhorabuena y sanseacabó, lo que me extraña son sus comportamientos de vieja política. A saber, si se propone un debate a tres bandas con las señoras Lizarraga y Gutiérrez, pues como que se escabulle, que eso no va con ella, que para eso ella es la favorita y en la nueva política el favorito huye del debate cara a cara como viejo político escaldado del agua. Y luego está eso de que si el tirón mediático, vulgo muchas horas de televisión y medios, que no digo yo que vaya a renunciar a ello pero que si buscar compartir más espacios con sus oponentes, al menos una de ellas. Pero que va, Teresa es cualquier cosa menos tonta y eso de renunciar a las ventajas de salir cien metros por delante de los demás como que es cosa de necios. Lo que me lleva a concluir, en mis razonamientos de perro viejo, que esta chica será joven pero cada día está más vieja. Y lo que me temo que nos queda por ver, que el espíritu trosko seguro que le sale un día de estos y veremos alguna que otra purga a la roteña. ¡Vaya, me ha salido una frase ingeniosa! ¡Purgas a la roteña! apuesto que de aquí a un año disfrutamos de alguna.

Y con todo esto no abjuro de la democracia, qué Carlos Marx me ampare, que es en las pocas cosas que aun creo. No, me descreo de estos novísimos que a lo que les observas un poquito van y les descubres las maneras de los viejos de la casta. Y verán que no he mentado el affaire de Ramoncito Espinar, el chico de Espinar Black Card padre, el que llevaba en su interior un especulador inmobiliario en potencia pero vio la luz de Podemos y vendió el pisito para cortar una carrera de especulador y desahuciador pleno. Es lo que tiene que en España ya no haya un listón para la decencia, ningún pecado obliga a nada. Ni a irse por decencia, ni a debatir por decencia. Nueva política, pues a mi me suena muchísimo. A disfrutar el domingo. La semana que viene Cádiz, Cádiz.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Las primarias de Podemos, más de lo mismo"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: