Últimas noticias
Mar. Jun 18th, 2024

Nos quieren llevar a unas terceras, cuartas e incluso quintas elecciones

Pedro NarváezMientras la clase política juegan en sus escaños, los ciudadanos/as cada vez tenemos un menor poder adquisitivo, los recortes de salarios provoca que los consumidores gastemos menos y con ello contribuimos en contra de nuestra voluntad al cierre de miles de pequeños y medianos empresarios

En la actual situación política y económica, los únicos beneficiados son la banca y las grandes multinacionales, y algunos privilegiados como el exministro Soria premiado por sus amigachos del gobierno en funciones.

La economía española está instalada en una peligrosa deflación que colapsa la maquinaria económica que día tras día solo genera más pobreza y paro.

Sea como sea el perjudicado es una vez más el asalariado, el pensionista y el parado, con la inflación no puede acceder a las viviendas por sus altos costes, y el encarecimiento de la bolsa de la compra, le hace difícil llegar al final de mes, con la deflación se produce una fuerte contracción de la demanda agregada; como consecuencia suele ir acompañada de fuerte desempleo.

Al disminuirse el gasto, disminuyen los ingresos que obtienen las empresas por sus ventas, provocando una disminución de los precios en ara de la competividad, pero es tan escaso el dinero circulante que se produce una disminución de los beneficios, ya que se reduce la facturación, pero los costes no descienden y el empresario compensa sus pérdidas con los despidos masivos de trabajadores.

Disminuye el consumo y las inversiones de las empresas, y las deudas que estas tienen contraídas con los bancos se mantienen constantes, es decir, mantienen su valor, sin embargo, al disminuir las ventas las empresas disponen de menos recursos para devolver esos créditos, provocando el cierre de muchas de ellas y su deslocalización trasladándose a países subdesarrollados donde los costes salariales y empresariales son menores.

Y como siempre serán de nuevo los trabajadores los que pagaran el coste de la crisis, es el precio que nos impone el capitalismo. Los mismos que nos quieren llevar a unas terceras, cuartas e incluso quinta elecciones, con tal que no nos gobiernen Unidos-Podemos.

Related Post