Una campaña de brazos caídos

Con el foco puesto en si el susanismo se volcará en mantener a Pedro Sánchez en la Moncloa ha pasado desapercibido la ausencia de figuras importantes de Adelante Andalucía en la campaña de Unidas Podemos

El jueves dio comienzo una campaña electoral atípica. Cuando nos habíamos acostumbrado al juego de cuatro aparece Vox para sumar un quebradero de cabeza más en el cuartel general del Partido Popular que ve como su hegemonía en la derecha pasa a mejor vida.

Lo lógico es que los partidos de izquierda aprovecharan esta inusual escisión de sus rivales ideológicos para sacar un resultado que permita una mayoría clara en el Congreso y, por primera vez en muchos años, romper la hegemonía de los populares en el Senado.

Parece que será así pero, lejos de dejar aparcadas viejas rencillas y evitar nuevas disputas, tanto PSOE como Unidos Podemos parecen mirar al contrario sin perder de vista a los propios. La eterna fragmentación vuelve a asomar por el horizonte de la izquierda.

En el PSOE la pregunta es si el susanismo se involucrará de verdad en la campaña. Por ahora la propia Susana Díaz ha hecho de telonera de Pedro Sánchez cada vez que el presidente ha pisado tierras ansaluzas. Pero también es cierto que tanto en el mitin de Jerez como en el de Sevilla las ausencias de destacados susanistas fueron llamativas.

En Unidas Podemos ocurre otro tanto de lo mismo. Una división sin grandes aspavientos, más soterrada, pero evidente al fin al cabo. Llamó la atención el pasado jueves en la pegada de carteles del partido morado en la Caleta la soledad de los candidatos. Nadie del antiguo Por Cádiz Sí Se Puede, ahora Adelante Cádiz, apareció. Ni los concejales del Equipo de Gobierno ni muchos de los militantes -o inscritos- habituales cuando los protagonistas son José María González o Teresa Rodríguez acudieron a arropar a Noelia Vera y Juan Antonio Delgado.

Por parte de IU sí acudieron Martín Vila y Rocío Sáez para apoyar Santiago Gutiérrez, concejal de Medina Sidonia, donde es alcalde el líder de la formación en la provincia.

¿Cómo hay que entender esta asusencia? ¿Adelante Andalucía -y por tanto Adelante Cádiz- es una marca distinta a Podemos como ocurre con Compromis o las mareas? Sea como fuere el desplante de los antiguos Anticapitalistas a los candidatos provinciales de Podemos no puede ser casual. Serán ellos los que tendrán que explicar si lo del jueves obedece a una estrategia para separar las elecciones generales de las municipales o la desconexión de Adelante Andalucía y Podemos ya ha comenzado.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Una campaña de brazos caídos"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*