Dos agentes de la Policía Local evitan que un bañista se ahogue en la playa Victoria

playa victoriaDos agentes de la Policía Local que al mediodía de ayer patrullaban por la orilla de la playa Victoria, a la altura de la calle Brasil, rescataron a un bañista que se estaba ahogando.

La dotación policial, compuesta por un subinspector y un agente, se detuvo a observar desde el vehículo policial a esa persona puesto que les llamó la atención su forma de nadar. Aunque en principio dicha persona no realizó ninguna señal de auxilio, los agentes pudieron percatarse de cómo el bañista realizaba movimientos descoordinados  propios de una persona con problemas de flotabilidad. A pocos metros del mismo se encontraba otra persona que se dirigía hacia él también sin solicitar ayuda. No obstante, los efectivos policiales no abandonaron la zona.

En unos segundos, el bañista comenzó a realizar movimientos bruscos y agitados, y la persona que se aproximaba trató de agarrarlo solicitando ayuda. Los agentes se acercaron rápidamente al lugar comprobando la urgencia de la situación e iniciaron el protocolo de salvamento. El subinspector solicitó la activación de los servicios de sanidad y salvamento, así como apoyo policial. Y a continuación, inició la entrada al mar.

Una vez confirmado el envío de los servicios de salvamento y ambulancia, el otro agente realizó también la entrada al mar. Durante la aproximación observaron cómo el individuo dejó de agitarse, dándose la vuelta en el agua y sumergiéndose totalmente, manteniendo sólo los pies fuera del agua.

Los policías lograron alcanzarlo, encontrándolo ya inconsciente, por lo que realizaron la maniobra de giro y liberación de las vías aéreas e iniciaron la extracción. El bañista, de 47 años y residente en Cádiz, es un varón muy corpulento, con un peso superior a los 100 kilos, lo que unido al estado de inconsciencia dificultó en gran medida la extracción del mar. Es por ello que fueron ayudados en la fase final, próximos ya a la orilla, por personal de salvamento.

Una vez fuera del agua, se iniciaron las maniobras de reanimación, comprobando el estado de conciencia. Durante dicha fase, el bañista expulsó gran cantidad de agua y espuma, recobrando el conocimiento. Se le colocó en posición lateral de seguridad facilitándole la expulsión de agua y fluidos.

A continuación llegaron los servicios sanitarios, realizando la valoración inicial de la víctima, procediendo a estabilizarla. Finalmente se procedió a su traslado al Hospital Puerta del Mar.

En el lugar se encontraban familiares de la víctima, su hermano y su cuñada, que resultó ser la persona que se aproximó inicialmente en su ayuda. Ambos mostraron a los agentes su agradecimiento tanto por la rapidez en la ejecución como por el resultado de la intervención.

Según diagnóstico facultativo, en el momento de la asistencia y traslado el bañista se encontraba en estado de semi-ahogamiento. Ya en la ambulancia manifestó que el accidente se produjo cuando, a consecuencia de un escalón, perdió pie, dejando de tocar el fondo, lo que le provocó desorientación entrando finalmente en estado de pánico.

A la finalización del servicio, dicha persona se encontraba en observación, fuera de peligro, salvo complicaciones.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Dos agentes de la Policía Local evitan que un bañista se ahogue en la playa Victoria"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*