El Cádiz no mira más allá de los 50 puntos

Todos los años llegadas estas fechas, empiezan las primeras cábalas sobre las aspiraciones de cada equipo y el Cádiz no es una excepción. Una misma pregunta ronda la mente de todo aficionado cadista: ‘¿cuáles serán las aspiraciones del Cádiz?’ Desde el club ya han hecho números y no miran más allá de la salvación a corto plazo, una frontera situada en los 50 puntos. Por si hubiera alguna duda, Servando Sánchez, central y capitán del equipo, tomó la palabra en las vísperas del estreno liguero, el Cádiz se medirá al Almería en la primera jornada, para ejercer de portavoz de la institución.

Llegó el contacto con la prensa antes de recibir al Almería el próximo 17 de agosto y, en este acto protocolario previo al inicio de la temporada, todos los focos apuntaban a Servando, la extensión de Álvaro Cervera en el terreno de juego. El zaguero habló alto y claro sobre las aspiraciones de los suyos de cara a la temporada 2018/2019. “Es bueno que el público nos exija más, eso es porque hemos hecho las cosas bien en años anteriores. La realidad es la que es, los 50 puntos, y eso no quita que no seamos ambiciosos pero el objetivo primordial es ese”, afirmó. En otras palabras, dejó al Cádiz, de entrada, fuera del nutrido grupo de equipos llamados a luchar por el ascenso a Primera División por la vía del ascenso directo y también a través del ‘play-off’. El experimentado defensor es realista. La Segunda presentará más candidatos que nunca a las primeras plazas con tanto histórico del fútbol español, por lo que traslada la presión a otros.

Un equipo acostumbrado a superar las expectativas

El Cádiz está lejos en lo económico de los tres descendidos (Las Palmas, Deportivos de La Coruña y Málaga), conjuntos que se están haciendo oír bastante en el mercado de fichajes, y de otros muchos de un escalón financiero similar. No en vano Las Palmas va por 14 incorporaciones y todavía no ha dado la plantilla por cerrada, mientras que el Deportivo y el Málaga suman cada uno 13 caras nuevas. Con un presupuesto más austero, el Cádiz lleva varias semanas trabajando a las órdenes de Álvaro. Al frente del bloque desde 2016, el técnico cántabro ha acostumbrado a la afición a superar las expectativas desde que tomó las riendas del vestuario. Le bastaron dos meses para acabar con un periplo de seis años en Segunda División B porque subió con el Cádiz a Segunda en su primera temporada y, una después, metió a los gaditanos en el ‘play-off’ a Primera, cuando nadie contaba con los andaluces para las primeras posiciones. La pasada, la historia estuvo a un paso de repetirse. De hecho, el Cádiz figuró, de manera interrumpida, entre los seis primeros de la jornada 16 a la 41, pero se quedó fuera en la última por culpa de una derrota con el Granada a domicilio.

La realidad es que el Cádiz tiene plantilla suficiente para pelear por algo más que por la salvación y mirar más alto una vez se asegure la continuidad. Sin embargo, la competencia es brutal y conviene ir con prudencia por la categoría para no llevarse un palo tan duro como el último, ya que más de uno soñó con el ascenso directo al alternar el Cádiz la primera con la segunda plaza durante siete partidos a lo largo del último curso.

En este sentido, Cervera lleva desde el comienzo de la semana preparando el choque contra el Almería con toda la plantilla a su disposición. Tras la eliminación del trofeo Carranza, llegó la hora para los jugadores de centrarse en lo verdaderamente importante y pasa por estrenarse en la competición con una victoria. En cualquier caso, lo deportivo está compartiendo actualidad estos días con asuntos de otra índole. Queda por conocer el futuro de futbolistas como Javier Carpio, Nico Hidalgo o Brian Oliván, con los que Cervera no cuenta, y después está el ‘caso Alvarito’. Del gusto de los técnicos, la mitad de sus derechos económicos son ahora propiedad del Huesca, que con esta operación quiere presionar al jugador para hacerse con sus servicios. No obstante, el deseo del jugador es firmar con el Udinese italiano o como última opción quedarse en el Cádiz. El lío está servido porque hay muchos intereses de por medio y no está del todo claro a quién da la ley la razón en estos casos. La agencia de representación ya ha consultado a la LFP y la AFE sobre las peculiaridades del caso y se espera una respuesta oficial.

Sé el primero en comentar en "El Cádiz no mira más allá de los 50 puntos"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: