Últimas noticias
Vie. Jul 12th, 2024

Juan Antonio QuiñonesLa digestión del auto de la Magistrada García Jover del Juzgado de Instrucción número 3 de Cádiz está siendo pesada, más de lo que en un principio podía esperarse.

 Los demandantes se han sentido ultrajados al no reconocerles una pizca de razón, un par de líneas que les pudiera haber dado la oportunidad de vender lo que provisionalmente parece una derrota como un empate  al menos un mísero gol del honor en el último minuto. Cada vez que un político antepone el consabido “respetamos la resoluciones judiciales” hay que prepararse para una buena andanada de garrotazos por lo bajini, como el que no quiere la cosa. La afirmación, cuando no acusación, de Ignacio Romaní de que la jueza hace suyas las tesis de Podemos es una forma de desprestigiar a la persona que dicta el auto, sembrar una sombra de contaminación política sobre el juzgado.

En un país democrático el poder judicial debe ser tan criticable como el resto de poderes, sin ningún tipo de cortapisas. No veo la necesidad de edulcorar una crítica anteponiendo frases hechas para luego largar sin medida.

 Sinceramente no tengo conocimientos jurídicos suficientes para determinar si la magistrada acierto o no en su resolución pero me parece evidente que un artículo periodístico no puede ser utilizado para determinar lo que se dijo textualmente en una rueda de prensa, entre otras cosas porque no fue escrito para tal fin. De ahí que tampoco entienda el enfado de la Asociación de la Prensa por lo que el auto recoge. En ningún sitio veo menosprecio ni insulto a la profesión o a los periodistas que asistieron al acto. Si el periodista se limitara a transcribir lo que se dice sin más solo sería necesario un micrófono y un programa de los que existen miles que transcriben el sonido. No les den ideas a los propietarios de sus medios.

En mi opinión la magistrada se refiere al valor del artículo periodístico como prueba judicial, en ningún momento entra a valorar la calidad del trabajo de quien lo realiza. Distinto sería si alguno de los asistentes ofreciera su testimonio de lo que allí se dijo pero que se sepa nadie ha levantado la mano ni sé si sería posible en el momento procesal actual la incorporación de testigos.

Lo que cada vez tengo más claro es que la oposición hace que algunos políticos tengan la piel muy fina, o tal vez sea cosa de la edad.

Related Post