Últimas noticias
Dom. May 19th, 2024

Los detenidos de la ‘Operación Vodka’ suministraban motores de narcolanchas a grupos del Estrecho

19/04/2024 Imagen de un registro dentro de la operación ‘Vodka’ contra fabricantes de narcolanchas en Ourense y Pontevedra para grupos del Estrecho SOCIEDAD AUTONOMÍAS GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria han desarticulado una organización criminal gallega que suministraba motores fueraborda y narcolanchas a grupos del Estrecho de Gibraltar, en un operativo que ha recibido como nombre ‘Operación Vodka’.

El comandante jefe de la Guardia Civil de Orense, Rafael Berguillo, ha comparecido acompañado de Jaime Gaya, jefe regional de Aduanas de la Agencia Tributaria, y Juan José López Castro, capitán de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Orense.

«Se trata de una organización de origen gallego. Podríamos decir que una de las más importantes desde el punto de vista de su actividad delictiva», ha afirmado Berguillo, que ha informado de que se dedicaban al «blanqueo de capitales, así como la fabricación de narcolanchas para organizaciones que están vinculadas al narcotráfico en el Estrecho».

El balance hasta la fecha es de seis detenidos, tres en la provincia de Ourense –dos en la capital y uno en el Ayuntamiento de O Carballiño– y otros tres en la provincia de Pontevedra, entre los ayuntamientos de Ribadumia y Tui. Todos ellos tienen nacionalidad española. Además hay cinco investigados.

Así lo ha hecho saber el capitán de la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil de Orense, indicando que la operación se inició en la ciudad de As Burgas «toda vez que los principales responsables de la organización criminal residían en Orense».

En cuanto a la operación, ha desgranado que llevaban trabajando en ella desde finales del 2022, y estaba abierta desde el primer trimestre del año 2023.

Lo que hizo sospechar «fue el intercambio de información y material náutico, así como movimientos económicos que con la colaboración de la Unidad Operativa de Vigilancia Aduanera de Ourense hemos podido concretar», ha señalado López Castro, quien también ha expuesto que las narcolanchas no se ensamblaban en la provincia, sino que «los indicios» apuntan a que posiblemente fuese en la nave de Valença do Minho.

López Castro ha indicado que la operación «no está cerrada», sin concretar si habrá más detenciones; lo que sí ha dicho es que se ha observado que diferentes narcolanchas se empleaban en el tráfico de droga, y se atribuyen aprehensiones de más de 4.000 kilos de cocaína y otros 4.000 de hachís.

Por su parte, el jefe regional de Aduanas, Jaime Gaya, ha resaltado «la magnífica colaboración» entre Vigilancia Aduanera y la Guardia Civil orensana, y ha explicado cómo trabajaba la organización a nivel financiero para evitar ser descubierta.

«Su ánimo era ocultar en todo momento que los motores podían terminar en el estrecho. Hemos tenido que analizar 50 cuentas corrientes, creadas por más de 20 sociedades ficticias, una detrás de otra», ha esgrimido.

En este sentido, ha explicado que mediante ingresos en efectivo de gente de la organización «conseguían borrar el rastro del dinero». «Este era su ánimo, el blanqueo de capitales y esto dificultaba la investigación», ha dicho para trasladar que «los grupos del Estrecho no compran directamente el motor, sino que lo ocultan todo mediante un armazón de sociedades ficticias».

«A modo de ejemplo, en pocos meses estas cuentas tuvieron movimientos de más de tres millones de euros, de continuas entradas y salidas, para borrar el rastro que nos llevaría a quien realmente estaba adquiriendo los motores y las narcolanchas», ha expuesto Gaya, subrayando que «estamos hablando de un grupo que suministraba motores y narcolanchas a muchos grupos criminales del sur, por lo que no podemos decir si es la organización más importante, pero sí una de las más importantes en el suministro para estos grupos».

Además, ha dicho que «daban un servicio completo colocando el motor donde la organización solicitaba, por tanto no era un grupo menor» y ha insistido en que estas lanchas se empleaban «para trafico de drogas e inmigración ilegal en el Estrecho».

Así pues, la Guardia Civil ha subrayado que se trata de «un grupo de personas con unos roles muy definidos, con tareas muy concretas, fuertemente jerarquizado, y permanente en el tiempo a fin de presuntamente cometer ilícitos penales», por lo que, a mayores de la organización criminal, «creemos que también se ha cometido un presunto delito de blanqueo de capitales y por supuesto de tráfico de drogas» como «los principales hechos punibles que desde un punto de vista policial atribuimos».

La ‘Operación Vodka’ ha sido la segunda gran operación contra grupos de lancheros del Estrecho desarrollada por las fuerzas del orden a lo largo de la semana, después de la desarticulación de la considerada como mayor red de narcotransportistas del sur de la península.

La ‘operación Grajuela’ se cerró con un total de 31 detenidos, dos de ellos en la provincia de Pontevedra, que ingresaron en prisión provisional por orden del juzgado de instrucción de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) tras prestar declaración vía telemática desde Cambados (Pontevedra) y Caldas de Reis (Pontevedra).

En el caso de la ‘Operación Vodka’, entre el miércoles y el jueves se practicaron siete registros domiciliarios, cuatro de ellos en Orense –la mayoría en la propia ciudad–, dos en Pontevedra y también uno en Portugal, en concreto, en la localidad norteña de Valença de Minho.

Los agentes incautaron 30.000 euros en efectivo, ocho embarcaciones, 25 motores de gran cilindrada, material náutico, radares GPS, antenas, documentación, ordenadores y terminales móviles relacionados con los hechos delictivos.

Related Post